fbpx

ABP apoya la lección de amor que impulsa la Escuela para Padres de la Sociedad de Esposas de Banqueros

Marilyn Romero de Troetsch, presidenta de la Sociedad de Esposas de Banqueros, recibe el donativo de parte de Otto O. Wolfschoon, Jr., presidente de la Junta Directiva de la ABP, y Carlos Alfredo Berguido Guizado, presidente ejecutivo de la ABP

Violeta Villar Liste

La iniciativa ofrece talleres, de manera aliada con las fundaciones que operan en colegios, que fortalecen a la familia panameña

La matemática de la relación familiar, o el verbo de la convivencia, son lecciones que aprenden los acudientes de los colegios que forman parte de la iniciativa Escuela para Padres que impulsa la Sociedad de Esposas de Banqueros.

Es un proyecto que nació hace 14 años y tiene el apoyo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP).

Palabras como autoestima, fraternidad, convivencia o resolución de conflictos, tienen la llave para hacer el cambio en las familias y forman parte de los talleres de esta Escuela para Padres que nació como una casualidad, pero en realidad fue una certeza del corazón.

La certeza primera la tuvo María Elena de Rivera, invitada por el Centro Educativo Marie Poussepin en Curundú para conocer la nueva infraestructura de la institución, rehabilitada gracias a la acción de responsabilidad social de una institución financiera.

En el recorrido vio el esfuerzo inmenso por dar educación de calidad en un contexto de vulnerabilidad.

Pensó, entonces, que ayudar a los padres a ser mejores padres, ayudaría a las familias en general, y a los hijos en particular, a aprender las lecciones que cuentan para la vida, forman núcleo familiar y ciudadanía.

Esta semilla de entusiasmo germinó gracias a la buena acogida del grupo de esposas de banqueros, quienes impulsaron esta idea que comenzó a andar. Luego del primer año quedaron comprometidas a sumar más colegios en zonas populares.

Además del Centro Educativo Marie Poussepin en Curundú, la iniciativa también recorre la Escuela Gabriel Lewis Galindo en San Miguelito, el Centro Juvenil Las Mañanitas en Tocumen y el Centro ImPulsa en Boca la Caja.

Y, en la visión de fortalecer a las familias en el interior del país, ya están en Chitré, en concreto en la Escuela Eneida Moreno de Castillero.

Marilyn Romero de Troetsch, presidenta de la Sociedad de Esposas de Banqueros, explicó que la organización tiene 42 años de fundada y fue su programa inicial el de becas para hijos de los empleados de la banca panameña, además de otras iniciativas de responsabilidad social que mantienen y son un abrazo amoroso en este tarea de construir juntos país.

Es Escuela para Padres su programa insignia. Se originó justo en esta necesidad de apoyar con formación a los padres para que el niño sienta coherencia entre la enseñanza de la escuela y el actuar de la familia.

La sorpresa en estos 14 años es el cambio radical en las familias, en el ambiente escolar y social, con mejora en los índices de violencia y riesgo social.

Esta labor ha ido de la mano con el respaldo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP). En esta oportunidad, en acto celebrado en su sede, procedió a entregar el donativo reciente por $17,084.45, el que hizo posible el Torneo Abierto Anual de Golf Bancario 2022, el cual reunió a unas 33 empresas en pro de la Escuela para Padres.

La Asociación Bancaria de Panamá respalda la iniciativa social de Escuela para Padres que impulsa la Sociedad de Esposas de Banqueros

Otto O. Wolfschoon, Jr., presidente de la Junta Directiva de la ABP, y Carlos Alfredo Berguido Guizado, presidente ejecutivo de la ABP, dirigieron palabras de reconocimiento a una labor, que en sus 14 años, ha dejado resultados fructíferos en unas 800 familias.

Berguido, como presidente ejecutivo de la ABP, destacó que el Torneo de Golf se ha desarrollado desde el año 1999 de manera ininterrumpida, excepto cuando ocurrió la pandemia, con el fin altruista de convertir este encuentro deportivo y social en una oportunidad de apoyar la labor social de las esposas de banqueros.

Dio las gracias a los patrocinadores, quienes hicieron posible el Torneo que ahora se relanzará con un rol más activo de la Sociedad de Esposas de Banqueros.

Wolfschoon también valoró el esfuerzo de la Sociedad de Esposas de Banqueros por el impacto social de la iniciativa y dijo que la ABP y SEB inician desde ya la organización del próximo Torneo Abierto de Golf Bancario de 2023 en la visión de captar más fondos y entusiasmos.

Formar a los padres, empoderar a la familia

Cecilia Saavedra De Freiburghaus, Catita de Oliva, Marilyn Romero de Troetsch, María Elena de Rivera y Marta Fonseca de Roche

La Escuela para Padres funciona en alianza con las fundaciones a cargo de los colegios.

Los talleres inician con el año escolar y culminan en el mes de noviembre, bajo la responsabilidad de psicólogos y expertos que se encargan de dictar materias como autoestima y autoconcepto, disciplina positiva, autoridad, educación para el amor, sentido de pertenencia, comunicación asertiva, conciencia ciudadana, luchar por la familia, juego de la crianza, hábitos y rutinas, valores humanos, inteligencia emocional y proyecto de vida, entre otros.

La agenda temática se amplía por solicitud de los mismos participantes. También si los directores observan aspectos cotidianos que deben incluirse para fortalecer las capacidades de la familia.

“Quiero un futuro mejor para mi hijo”, es frase que en boca de las madres participantes en los talleres, es aliciente para que la Escuela para Padres se consolide en su andar.

Marta Fonseca de Roche, miembro de la Sociedad de Esposas de Banqueros, está convencida que si los padres reciben la enseñanza adecuada, estos valores se reflejarán en sus hijos.

De hecho, una cifra que resaltan es la disminución del embarazo adolescente en las comunidades que reciben el impacto positivo de la Escuela para Padres.

Catita de Oliva es también una de las fundadoras del programa, quien conoce de cerca la realidad de los niños y jóvenes en situación de riesgo y de la necesidad de actuar de manera articulada para ser parte de la solución.

Cecilia Saavedra De Freiburghaus se integró en enero del año 2020 y está conmovida por el énfasis humano de los talleres y en cómo este apoyo a los padres es una vía para mejorar la relación con los hijos.

Comparte que conseguir más fondos y seguir creciendo en el interior de Panamá es una de las visiones del largo plazo.

Con la Escuela Eneida Moreno de Castillero en Chitré ya dieron este primer gran paso de llevar las lecciones de una escuela, que al formar en amor a los padres, fortalece familias, crea solidaridad, reduce el riesgo social y hace posible el ideal de un país fraterno.

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com