Museos para incluir y ser incluidos

Foto: Cortesía/MiCultura Panamá

Mientras duró la cuarentena estricta en la República de Panamá, muchos soñaban con volver a ver el mar, desandar parques y montañas o reunirse a conversar.

Otro anhelo que “encerró” la cuarentena, fue el de poder visitar, admirar y compartir en los espacios culturales.

Esta necesidad de encontrarse con el hecho cultural, explica la gran afluencia de visitantes, durante la reciente Ruta Museos 2021, que Panamá organizó en el mes de mayo.

El 18 de cada mayo, desde 1977, por iniciativa del Consejo Internacional de Museos (ICOM), se celebra el Día Internacional de los Museos para sensibilizar “sobre el papel de los museos en el desarrollo de la sociedad”.

A propósito, en Panamá, once museos, entre privados y públicos, incluidos los que administra el Ministerio de Cultura de Panamá (MiCultura), se unieron en esta particular Ruta, promovida por el Museo del Canal Interoceánico de Panamá, para animar a las personas a visitar estas casas del saber, incorporando una ingeniosa modalidad: un pasaporte, tanto en físico como digital, con el registro de las visitas.

Participaron, además del Museo del Canal, el Museo de Arte Religioso Colonial, Museo de Historia, Museo Afroantillano, Museo de La Mola, Biomuseo, Museo de Arte Contemporáneo, Museo de la Libertad, Museo de la Merced, Museo de los Botones Destro y el Museo del Sitio Arqueológico de Panamá Viejo.

Desde el Museo del Canal confirmaron que ya la próxima semana se espera tener las cifras totales de asistencia a los museos y, la gran incógnita: ¿Cuál fue el más visitado? (*)

“La afluencia del público a los museos ha sido impresionante. Luego del encierro debido a la pandemia, la gente sintió la falta de arte, cultura y de contacto con la historia”, contó Amanda Destro, presidenta de la Red de Museos y Centros de Visitantes de Panamá (la Red reúne cerca de 50 instituciones) y quien también es fundadora del Museo de Botones Destro. 

Comentó que han acudido “de todas las edades, pero en particular muchos jóvenes”, circunstancia que celebra porque habla del entusiasmo por la cultura.

Destacó el valor de la iniciativa que promovió el Museo del Canal y apoyó MiCultura, como una manera de volver a conectar con estos espacios de encuentro.

Considera que esta iniciativa se debe replicar en las distintas provincias y así fomentar el interés por los centros culturales en cada rincón de la República, si bien hay limitación en el aforo por la situación de la pandemia.

Además de los museos incluidos oficialmente en la Ruta, anima a conocer las distintas exhibiciones de la variada oferta cultural panameña.

De hecho, se acaba de reabrir la Casa-Museo de Ciudad del Saber, situada en el edificio 173, en el sitio conocido como el casco viejo de la antigua base militar que ahora ocupa este centro del saber.

Es una casa de estilo colonial, de 1922, construida por el arquitecto Samuel M. Hitt, “con el objetivo de servir de residencia para el comandante en jefe de la base y su familia”.

Desde el año 2010, la Fundación Ciudad del Saber decidió recuperarla para convertirla en Centro de Interpretación.

Casa-Museo y Centro de Interpretación de Ciudad del Saber

Recorrer su propuesta museográfica permite conocer la historia del Canal de Panamá y cómo la base militar evolucionó hasta convertirse en la actual Ciudad del Saber, un espacio multicultural, sede de instituciones y organizaciones, nacionales e internacionales, con su propuesta de valor inclusiva e innovadora.

Destro razona que la visita a cualquier museo, depende del interés de la persona, sea que le guste la arquitectura, la parte natural, el arte contemporáneo o religioso.

Amanda Destro

Del Museo de los Botones cuenta que su origen está en un legado familiar: una lata de botones que les dejó su abuela Gina Destro. 

Cuando la abrieron “allí había de todo” y este universo circular y colorido dio origen a este museo distinto, con cerca de 8,000 botones. El más antiguo es de 1,200 a.C. No era de la abuela, pero se sumó como parte de un hallazgo entre metales viejos y ahora ocupa un lugar destacado en este espacio que suma a la oferta cultural de Panamá.

Detalle del Museo de los Botones

Museos para la vida

La reciente Ruta Museos 2021 demostró el creciente interés por descubrir la memoria y el nosotros que conservan estas instituciones.

Amanda Destro reflexiona que las personas se deben acercar a los museos con la mente abierta, dispuestas a pasar un buen rato y, a su vez, el museo tener la habilidad “de conectar la vida que haces con lo que estás viendo”.

Este esfuerzo se resume en una palabra: Empatía.

A lo mejor el visitante no saldrá con una fecha aprendida, “pero sí enriquecido, porque ha visto algo distinto que le concierne a su entorno, realidad e historia”.

Durante el diálogo virtual Museos como agentes de educación e inclusión en tiempos de emergencia social, organizado por MiCultura, Destro afirmó que “los museos deben incluir al público, pero el público debe incluir a los museos”.

Razona que “los objetos o conceptos quedan vacíos si el público no los reconoce; si no los hace suyos”.

De esta forma, la inclusión “debe ser en doble vía: el museo incluye toda clase de público porque cada persona tiene su especificidad y expectativas y, a la vez, la ciudadanía debe reconocer e incluir a los museos, como instrumentos de educación, de colaboración, interpretación y de intercambio social”.

Anayansi Chichaco, directora nacional de Museos de MiCultura, resaltó que en la visión de la institución “los museos son instituciones con la responsabilidad de generar herramientas que permitan identificar y superar prejuicios. Tanto en los objetos como se exhiben, en las historias y en los diálogos que se presentan, debemos ser pioneros para hacer escuchar estas historias que a veces están escondidas”. 

Luz Bonadies, directora ejecutiva del Museo de Arte Contemporáneo (MAC), considera que es complejo lograr una definición capaz de englobar a todos los museos.

El tronco común de su valor para la diversidad y la inclusión “es la creación de conocimiento, investigación y divulgación y la expansión de perspectivas para la representación de las identidades, es decir, cómo los ciudadanos lo pueden usar para tener una mejor calidad de vida, entender su entorno e identificarse”.

Este diálogo aportó también en esa mirada del museo de la pospandemia.

La directora ejecutiva del MAC planteó la necesidad de trabajar en conjunto, de crear políticas desde el MiCultura, como una hoja de ruta amplia que respeta e incentiva el desarrollo de aquello que hace único a cada museo, a su vez generadores de una investigación llamada a traspasar los edificios físicos.

La directora nacional de Museos de MiCultura, considera que la creación de alianzas estratégicas como las que mantienen con la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), es un paso en esta tarea de dar a conocer los más de 50 centros culturales, entre museos y centros de observación, que tiene Panamá.

Destro, quien ha sido un motor en este censo cultural de museos y centros, se refirió a cómo el guía en estos tiempos en una figura importantísima en generar otra perspectiva de los recorridos.

Otros retos apuntan a mantener la cercanía del museo con el barrio, con el ciudadano del interior y que todos sepan, desde el usuario del centro comercial hasta el turista recién llegado al aeropuerto, que allí están los museos, en esa doble vía de cercanías que defiende Destro: para incluir y ser incluidos.


¿Quiere hacer un recorrido virtual por los museos de Panamá? Vaya a la página interactiva del Ministerio de Cultura, un aporte valioso en esta tarea por encontrarnos con las casas del saber:

https://micultura.gob.pa/museos/

(*) Actualización: Información aportada por el Museo del Canal de Panamá el 10 de junio de 2021, permite conocer que la Ruta Mes de los Museos 2021, convocó el entusiasmo de 7,760 visitantes. Dado el éxito, la iniciativa se repetirá. Bien por la cultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *