fbpx
Los pediatras de atención primaria aseguran que la vacunación de las embarazadas proporciona una elevada protección a los recién nacidos hasta que reciben su primera dosis de vacuna a los dos meses. / Janko Ferlič / Unsplash
La inmunización de las madres gestantes frente a esta enfermedad, que puede ser mortal, proporciona una elevada protección de los recién nacidos hasta que reciben su primera dosis de la vacuna a los dos meses, según informa la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria

Por: Agencia SINC

Desde el segundo semestre de 2023 y, sobre todo, en los tres primeros meses de 2024 se ha registrado un aumento extraordinario del número de casos de tosferina en España

Desde el segundo semestre de 2023 y, sobre todo, en los tres primeros meses de 2024 se ha registrado un aumento inusual del número de casos de tosferina en España. También otros países europeos están sufriendo una situación similar, informa la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

La tosferina es endémica a escala mundial y se presenta normalmente con brotes epidémicos cada tres o cinco años. La aparición de brotes ocasionales de tosferina en países con elevados niveles de cobertura vacunal, como es el caso español, es un hecho conocido desde hace muchos años. Esto ocurre por diversas razones, entre ellas, que las vacunas de la tosferina actuales proporcionan una protección limitada en el tiempo.

En España la vacunación contra la tosferina incluye cuatro dosis (a los dos y cuatro meses y refuerzos a los 11 meses y seis años de edad) y confiere protección en los primeros años de vida frente a la tosferina grave. Sin embargo, el efecto protector de las vacunas va disminuyendo con el tiempo.

La tosferina puede ser una enfermedad grave y causar el fallecimiento en los primeros meses de vida. Afortunadamente, la vacunación de las embarazadas proporciona una elevada protección a los recién nacidos hasta que reciben su primera dosis de vacuna a los dos meses, contribuyendo a evitar la elevada morbimortalidad de la tosferina en ese periodo de la vida.

Situación en Panamá: Xavier Sáez-Llorens, infectólogo, pediatra y jefe del Departamento de Investigación del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel,  en declaraciones a Aleida Samaniego del diario La Prensa, dijo que el porcentaje de vacunación contra tosferina no es bajo en el país, pero debería estar por encima del 95% para evitar brotes. “Este porcentaje no es homogéneo en todo el país, ya que hay áreas con pobre cobertura, especialmente en las regiones rurales y comarcales”. Señala en la nota que en la comunidad de Quebrada Cucaracha, Aldea de Chorcha, en el distrito de Besikó, de la comarca Ngäbe-Buglé, “en diciembre de 2023 se activaron las alarmas por 10 casos sospechosos de tosferina en la comunidad. Además, se reportó el fallecimiento de un menor que fue trasladado del centro de Salud de Soloy al Hospital Materno Infantil José Domingo de Obaldía”. Samaniego cita que los datos del Departamento de Epidemiología del Minsa indican que en 2022 se registraron 2 casos de tosferina, lo que representa 3 menos que en 2021, cuando la cifra fue de cinco. Ver: https://www.prensa.com/sociedad/tosferina-estan-protegidos-los-ninos-en-panama/?utm_source=prensa.com&utm_medium=compartir&utm_campaign=twitter

Mejorar la cobertura durante la gestación

Las coberturas vacunales en España frente a esta enfermedad son elevadas para la vacunación infantil (mayor del 95 % en las tres dosis durante el primer año), pero en el caso de la vacunación durante el embarazo, es inferior (87,2 % en 2022) y por tanto no se alcanza el objetivo de cobertura deseable.

Con los programas de vacunación mencionados y las vacunas disponibles, la tosferina no se podrá eliminar, pero sí reducir su frecuencia y gravedad y, sobre todo, evitar los casos de tosferina grave en los primeros meses de vida.

“La difusión de noticias sobre casos de tosferina grave y fallecimientos de lactantes por esta enfermedad, nos invita a seguir trabajando para mejorar las coberturas vacunales durante la gestación y para garantizar que todas las mujeres embazadas reciben una información adecuada sobre su importancia, señala la”, comenta la asociación.

Además, hace un llamamiento a las familias a revisar (y completar en su caso) los calendarios de vacunación de los niños y adolescentes. También, y con carácter especial y urgente, a las mujeres embarazadas para cumplimentar las vacunaciones recomendadas que, en el caso de la tosferina, debe recibirse entre las 27 y 36 semanas de gestación (preferiblemente en las semanas 27 o 28).

La AEPap recomienda a los profesionales implicados en la salud infantil y de las mujeres gestantes a informar sobre los beneficios de la vacunación, facilitando el acceso a las mismas en los centros de atención primaria.

Además, insta a las administraciones sanitarias a facilitar a estos profesionales la información necesaria para que puedan ofrecer la vacunación a los niños y embarazadas no vacunados. 

Por: Agencia SINC