fbpx

PorFreddy Torrealba Z. EL IMPULSO https://www.elimpulso.com/2022/04/08/opinion-rafael-cadenas-poesia-y-destino-a-los-92-anos-8abr/

Rafael Cadenas es un hombre de prolongada, prolifera y realizada vida, nacido el 8 de abril de 1930 en el casco histórico de la Barquisimeto.

A los 92 años disfruta un presente desalineado por los múltiples logros en la escritura poética. La afirmación de quien no se queda en la unilateral y radical negación ante los males de la sociedad.

De aquel libro primigenio Canto Inicial publicado en 1946 cuando contaba 16 años queda el lejano recuerdo, sobre todo de su auspiciadora Casta J. Riera, la incansable promotora cultura en el Barquisimeto pos dictadura gomecista cuando salíamos de las tinieblas de aquellos 27 años de atraso.

Su vida ha discurrido por tres etapas de la sociedad venezolana, a saber: tradicional,  moderna y cosmopolita de las cuales ha sido protagonista activo y testigo. Ha vivido varias vidas a la vez. 

Uno de los momentos más peligrosos de su existencia es el de la detención en 1950 por la temida policía política de la dictadura perezjimenista, la Seguridad Nacional. Entonces es expulsado primero a Valencia y luego a Trinidad.

A los 92 años mantiene incólume su creencia en la democracia y su rechazo a las tiranías totalitarias de izquierda o derecha.  

El barquisimetano Rafael Cadenas es hoy la máxima voz poética de Venezuela con características  de marca única en la literatura con alcance mundial en la lengua española. 

Aproximarse, valorar, comprender, estudiar, reflexionar, analizar y explicar su obra es lo que pretende el libro editado en físico y digital por Amazon Rafael Cadenas: Poesía y destino”escrito por 20 lectores, entre estos seis larenses.  

En sus 293 páginas los autores pasan revista desde diversos enfoques a la literatura de este eximio barquisimetano. Esta es una muestra de excelente crítica literaria y agudas reflexiones en distintas disciplinas de las ciencias sociales a través de géneros como el ensayo, el artículo y la poesía. Una obra colectiva iniciativa del filósofo y abogado larense Reinaldo Rodríguez quien funge de coordinador. El prólogo es de Freddy Castillo Castellanos.

Cada uno de los 20 autores reseña la vida y obra del bardo Cadenas desde sus particulares perspectivas.

De esa forma plasman en palabras sus visiones: artística, literaria, filosófica, sociológica,  política, social y hasta familiar de este baluarte de la poesía universal.

Los larenses cuyas rúbricas configuran este libro son: Freddy Castillo Castellanos, Reinaldo Rodríguez, José María Cadenas,  Rubén Monasterios,  Rosario Anzola, y Freddy Torrealba Z.

Así pues, Freddy Castillo Castellanos participa por doble partido como prologuista y comentarista. En el primero hace  alusión a su primigenia obra Cantos Iniciales publicada en 1946 por el Instituto Mosquera Suárez que no figura en su bibliografía. Unos textos casi secretos, según Castillo Castellanos.

Reinaldo Rodríguez se adentra por los parajes  de la meditación filosófica en su poesía.  Recordemos que Cadenas es un estudioso de las filosofías y religiones orientales en las que ha encontrado la necesaria paz y sabiduría para vivir mejor.

Su hermano José María Cadenas nos ofrece aspectos familiares y otros inéditos de su vida, entre éstos el de las dos detenciones de que fue objeto por la Seguridad Nacional durante la dictadura perezjimenista. También su oficio de redactor deportivo en un periódico del empresario Carlos Luis Barrera casado con una de sus hermanas.

Rubén Monasterios describe el influjo de Cadenas en su generación, sobre todo por su famoso poema Derrota que recoge la falsedad de un proyecto existencial y político. Igualmente aborda la etapa juvenil cuando a los quince años a  mediados de la década de 1940 publica sus primeras creaciones en la revista Nervio. 

Rosario Anzola se centra en la cultura gastronómica tras una cena que ofreció a éste con la presencia de los barquisimetanos Ramón Guillermo Aveledo y Manuel Caballero. Una inolvidable noche  matizada por la amena y sabia conversación. 

Freddy Torrealba Z. En su mini ensayo de cinco páginas analiza su poema Derrota a la luz del  preliminar conocimiento sonoro y  posterior lectura. Ello  gracias a quien fue nuestro jefe político Luis “el Führer”  Pérez cuando militamos en la Liga Socialista (OR). Un poema que éste recitaba teatralmente con su grave voz para expresar su frustración política, convertido en estandarte de la juventud que se alzó en armas en la década de 1960 contra la naciente democracia en el país.

Un texto poético en prosa con el valor testimonial de un joven idealista que se consume en la contemplación al no aceptar  la realidad de los hechos. Ello más el mérito estético de concebirlo con una esmerado lenguaje apuntalado en la sencillez y un contagioso ritmo sonoro que por ciertos momentos nos rememora el estilo de Antonio Ramos Sucre.

Cadenas recurre creativamente a la figura literaria de la repetición de la partícula “que” a lo largo del poema sin  aburrir al lector. 

La repetición en las diversas formas de comunicación es un arte que cualquiera no acomete. Y, Cadenas, acierta en el uso de este recurso.

Cadenas es un ser humano que ha sido capaz de realizarse como escritor, poeta, ensayista, traductor, profesor universitario. Un trabajador de la palabra literaria con una docena de libros publicados, entre estos su referencial En torno al lenguaje. Eso es  saber vivir, propio de gente grande y de bien. ¡Vale por Barquisimeto!

PorFreddy Torrealba Z. EL IMPULSO https://www.elimpulso.com/2022/04/08/opinion-rafael-cadenas-poesia-y-destino-a-los-92-anos-8abr/