Brasil, Colombia, Venezuela, Perú y áreas de Bolivia sufren un fuerte aumento de casos de COVID-19