fbpx

Comunicado OMS

La OMS anunció que comenzó la llegada de dosis de la primera vacuna contra la malaria a un país que no formaba parte del programa piloto y en breve comenzará la ampliación de la vacunación contra la malaria en las zonas de mayor riesgo del continente africano

Los envíos de la primera vacuna contra la malaria del mundo recomendada por la OMS, RTS,S, comenzaron con 331.200 dosis que llegaron a Yaundé, Camerún. 

La entrega es la primera a un país que no había participado anteriormente en el programa piloto de vacuna contra la malaria y señala que en breve comenzará la ampliación de la vacunación contra la malaria en las zonas de mayor riesgo del continente africano.

Casi cada minuto, un niño menor de cinco años muere de malaria. En 2021, hubo 247 millones de casos de malaria en todo el mundo, lo que provocó 619.000 muertes. De estas muertes, el 77 por ciento fueron niños menores de 5 años, principalmente en África. 

La carga de malaria es la más alta en el continente africano, que representa aproximadamente el 95% de los casos mundiales de malaria y el 96% de las muertes relacionadas en 2021.

Se espera que en las próximas semanas lleguen otros 1,7 millones de dosis de la vacuna RTS,S a Burkina Faso, Liberia, Níger y Sierra Leona, y que otros países africanos recibirán dosis en los próximos meses. Esto refleja el hecho de que varios países se encuentran ahora en la etapa final de los preparativos para la introducción de la vacuna contra la malaria en los programas de inmunización de rutina, en los que se debería administrar las primeras dosis en el primer trimestre de 2024.

Se necesitan preparativos integrales para introducir cualquier vacuna nueva en los programas de inmunización esenciales, como la capacitación de los trabajadores de la salud, la inversión en infraestructura, capacidad técnica, almacenamiento de vacunas, participación y demanda de la comunidad, y secuenciar e integrar el lanzamiento junto con la entrega de otras vacunas e intervenciones de salud.

Desafío: esquema de cuatro dosis

La administración de la vacuna contra la malaria tiene el desafío adicional de un esquema de cuatro dosis que requiere una planificación cuidadosa para su administración efectiva.

Desde 2019, Ghana, Kenia y Malawi han estado administrando la vacuna en un calendario de 4 dosis desde aproximadamente los 5 meses de edad en distritos seleccionados como parte del programa piloto, conocido como Programa de Implementación de la Vacuna contra la Malaria (MVIP). 

Se ha llegado a más de 2 millones de niños con la vacuna contra la malaria en los tres países africanos a través del MVIP, lo que ha resultado en una notable caída del 13% en la mortalidad por todas las causas en los niños en edad de recibir la vacuna, y reducciones sustanciales en las enfermedades graves de malaria y hospitalizaciones. Otros hallazgos clave del programa piloto muestran que la aceptación de la vacuna es alta, sin reducción en el uso de otras medidas de prevención de la malaria ni en la aceptación de otras vacunas. MVIP está coordinado por la OMS en colaboración con UNICEF y otros socios, y financiado por Gavi, el Fondo Mundial y UNITAID, con dosis donadas por GSK, el fabricante de la vacuna RTS,S.

Los datos del piloto han demostrado el impacto y la seguridad de la vacuna RTS,S y han proporcionado evidencia importante sobre la aceptabilidad y aceptación de la vacuna que ayudó a fundamentar la reciente recomendación de la OMS  de una segunda vacuna contra la malaria  , la R21, fabricada por el Serum Institute of India (SII). ). 

Los resultados de un ensayo de fase 3 para R21 mostraron que la vacuna tiene un buen perfil de seguridad en el entorno de ensayos clínicos y reduce la malaria en los niños. Se espera que, al igual que RTS,S, cuando se implemente la R21 tendrá un impacto similar en la salud pública. La elección de qué vacuna se utilizará en un país debe basarse en las características programáticas, el suministro de vacunas y la asequibilidad.

Actualmente la OMS está examinando la vacuna R21 para su precalificación. Se espera que la disponibilidad de dos vacunas contra la malaria aumente el suministro para satisfacer la alta demanda de los países africanos y resulte en dosis de vacuna suficientes para beneficiar a todos los niños que viven en áreas donde la malaria es un riesgo para la salud pública. 

En preparación para una vacunación ampliada, Gavi, la OMS, UNICEF y sus socios están trabajando con países que han expresado interés y/o han confirmado planes de implementación sobre los próximos pasos.

Estos avances significan que la implementación amplia de la vacunación contra la malaria en regiones endémicas tiene el potencial de cambiar las reglas del juego para los esfuerzos de control de la malaria y podría salvar decenas de miles de vidas cada año. 

Sin embargo, las vacunas contra la malaria no son una solución independiente. Deberían introducirse en el contexto del paquete de medidas de control de la malaria recomendado por la OMS, que incluye mosquiteros tratados con insecticidas, fumigación de interiores con acción residual, tratamiento preventivo intermitente en mujeres embarazadas, antipalúdicos, gestión y tratamiento de casos eficaces, todo lo cual ha ayudado a reducir las muertes relacionadas con la malaria desde 2000.

Es importante destacar que el MVIP demostró que la administración de vacunas junto con intervenciones no relacionadas con vacunas puede reforzar la adopción de otras vacunas y el uso de mosquiteros tratados con insecticida y, en general, impulsar el acceso a las medidas de prevención de la malaria.

Reacciones

“El mundo necesita buenas noticias, y ésta es una buena noticia”, afirmó  David Marlow, director ejecutivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas.  “Gavi se enorgullece de que nuestra alianza de partes interesadas, con los países africanos a la vanguardia, haya tomado la decisión de invertir en la vacuna contra la malaria como una prioridad de salud pública”.

“Esto podría suponer un verdadero cambio en nuestra lucha contra la malaria”,  afirmó la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell . “Introducir vacunas es como añadir un jugador estrella al campo. Con este paso tan esperado, encabezado por los líderes africanos, estamos entrando en una nueva era en la inmunización y el control de la malaria, y esperamos salvar las vidas de cientos de miles de niños cada año”.

“Este es otro momento decisivo para las vacunas contra la malaria y el control de la malaria, y un rayo de luz en una época oscura para tantos niños vulnerables en el mundo. La entrega de vacunas contra la malaria a nuevos países de África ofrecerá protección vital a millones de niños en riesgo de contraer malaria”, afirmó el  director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus . “Pero no debemos detenernos aquí. Juntos, debemos encontrar la voluntad y los recursos para ampliar las vacunas contra la malaria, de modo que más niños puedan vivir vidas más largas y saludables”.

“Este es un avance significativo hacia la ampliación de la vacunación contra la malaria en la región. La vacuna, que protege a los niños de las formas graves de la enfermedad, es una adición vital al conjunto existente de herramientas de prevención de la malaria y ayudará a reforzar nuestros esfuerzos para revertir la tendencia creciente de los casos y reducir aún más las muertes”, afirmó el Dr. Matshidiso Moeti ,director regional de la OMS para África.

Comunicado OMS