fbpx
La Dra. María Teresa Moreno, coordinadora del Banco de Leche Humana del Hospital del Niño, habla con la satisfacción del deber cumplido al estar al frente de una institución que inició en el año 1983 para apoyar la lactancia materna

Por: Violeta Villar Liste

En la actualidad, el equipo recibe capacitación de la Red Brasileña de Banco de Leche Humana de Brasil, por gestión del Minsa y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para expandir los procesos de recepción de leche y beneficiar a más niños

A la leche materna se le ha comparado con una vacuna revolucionaria, capaz de prevenir más de un millón de muertes por año.

“Barata, segura, administrada por vía oral” (OPS) y sin necesidad de cadena de frío, cada niño que nace no solo trae su pan debajo del brazo: el acto amoroso de la maternidad se expresa en la capacidad de producir este alimento milagroso que proporciona al bebé nutrientes y protección.

Ocurre que por partos prematuros, enfermedad o circunstancias personales, las madres tienen este regalo de vida pero no la capacidad de amamantar a sus hijos.

En su ayuda viene un banco que multiplica vidas gracias a sus reservas: el de leche humana.

En los espacios del Hogar Lucy Tzanetatos del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel funciona uno de estos centros de vida: el Banco de Leche Humana del Hospital del Niño, coordinado por la Dra. María Teresa Moreno, pediatra y neonatóloga, quien conversó de esta historia que inspira.

El logro ha sido posible de la mano con un equipo que asume con solidaridad y altruismo esta tarea de servicio, impulsando la nutrición con el mejor alimento que una madre puede aportar a su bebé: la leche materna.

Danielle Aparecida Da Silva, de la Red Brasileña de Bancos de Leche Humana (BLH-IFF/Fiocruz)  durante el pasado VI Encuentro Internacional de Investigadores en Lactancia Materna (virtual), coorganizado por el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud  (ICGES), explicaba que un Banco de Leche Humana se define como “un servicio especializado, responsable de acciones de promoción, protección y apoyo a la lactancia materna y ejecución de actividades de recolección de la producción láctica de la nutriz y del procesamiento, control de calidad y distribución de la leche humana”.

Oro líquido, inicio de la soberanía alimentaria”, llamó a la leche materna la investigadora Gloria Mondragón, también en el encuentro internacional.

Una historia que inició en 1983

Marisenia Cubilla (técnica en Enfermería), Delys Vega (administración), Dra. Natividad Caballero, pediatra neonatóloga y la Dra María Teresa Moreno, coordinadora del Banco de Leche Humana

La Dra. María Teresa Moreno habla con la satisfacción del deber cumplido al estar al frente de una institución que inició en el año 1983 para apoyar la lactancia materna. Desde el 8 de febrero de 2024, es un centro moderno y tecnológico, dirigido en particular a las mamás con hijos hospitalizados.

Recuerda que el primer Banco de Leche del año 1983 nació por iniciativa del Club de Esposas de Médicos de Panamá, con el objetivo de acompañar las políticas del Ministerio de Salud (Minsa) de promoción de la lactancia materna.

Aceptaban donaciones de madres a quienes se evaluaba de manera rigurosa para garantizar la calidad de la leche que se administraría a los niños prematuros hospitalizados.

En los años 90, al aparecer los primeros casos de VIH, los bancos de leche del mundo incorporan la tecnología de la pasteurización para garantizar la calidad del alimento.

En el caso del Hospital del Niño, se mantuvo como un lactario, destinado solo a las madres que proporcionaban leche a sus propios hijos hospitalizados.

Hacia principios del año 2018, el Dr. Paúl Gallardo, director del Hospital del Niño,  le pide a la Dra. María Teresa Moreno impulsar la misión del lactario, hablar con las madres y avanzar hacia la etapa actual, con un moderno Banco de Leche que facilitará, con procesos de pasteurización, garantizar nutrientes, conservar la leche materna y recibir donaciones de este alimento vital.

En los espacios del Hogar Lucy Tzanetatos del Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel tiene su sede el Banco de Leche Humana

La dotación reciente ha sido posible gracias al aporte de la Agencia Turca de Cooperación y Coordinación.

En la actualidad, el equipo recibe capacitación de la Red Brasileña de Banco de Leche Humana de Brasil, por gestión del Ministerio de Salud (Minsa) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para expandir los procesos de recepción de leche y beneficiar a más niños.

Las cifras del amor

El Banco de Leche Humana realiza modernos procesos de selección y preservación de la leche materna

El Banco de Leche Humana del Hospital del Niño realiza entre 60 a 80 ordeños por día de madres con hijos hospitalizados.

Además de extraer la leche para alimentar a sus hijos, las madres reciben charlas sobre la técnica y estilos de vida saludables, como parte de esta misión por la salud y la educación.

Hay días que logran realizar hasta 100 ordeños diarios: cada niño come en promedio ocho veces al día.

Las madre en proceso de extracción de su leche

De manera anual, preparan 50,000 tomas de leche, dirigidas a niños recién nacidos y prematuros.

También ayudan a las madres cuyos hijos se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y así garantizan que el mejor alimento ayude al crecimiento y la salud de sus hijos.

La expectativa es lograr duplicar o triplicar estas cifras gracias al apoyo de madres y donantes y como parte de esta nueva etapa del Banco de Leche Humana.

La Dra. Moreno resaltó el apoyo de las damas voluntarias del Hospital del Niño, del Club Activo 20 30 Las Cumbres, de la familia Tzanetatos y en general de un valioso equipo humano que hace posible esta labor.

Los beneficios de la leche de mamá

Dra. Natividad Caballero y la Dra María Teresa Moreno

Los beneficios de la leche materna son numerosos.

“Ofrece ventajas nutricionales, inmunológicas, ayuda al desarrollo del bebé, de su sistema gastrointestinal, cerebral, visual, además es factor de disminución de las infecciones en los niños y patologías del recién nacido”, describió la Dra. Moreno.

El contacto y apego de madre e hijo es un aporte emocional que hace posible la lactancia materna.

Marena Rodríguez, bacterióloga y especialista en Biomedicina Molecular, durante el VI Encuentro Internacional de Investigadores en Lactancia Materna, recordó que las investigaciones han demostrado que el inicio temprano de la lactancia materna, “y su empleo exclusivo durante los primeros seis meses de vida, previenen la mortalidad”.

Incluso “es factor protector de sepsis neonatal para reducir la morbilidad y la mortalidad en neonatos pretérmino a través del desarrollo del sistema inmune del infante”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) documenta que “los bebés amamantados tienen un 60% menos de riesgo de morir por síndrome de muerte súbita infantil, comparados con los que no son amamantados. El efecto es aún mayor para infantes que reciben lactancia materna exclusiva”.

Mitos, dudas y verdades sobre la lactancia materna

La coordinadora del Banco de Leche del Hospital del Niño aclaró mitos, dudas y corroboró verdades asociadas a la lactancia materna:

No puedo dar leche”: Más del 90% de las madres puede amamantar a sus hijos. Lo importante, explica, es iniciar de manera temprana, prácticamente en las primeras horas de vida, y mantener la estimulación de la producción de leche. Cuando el niño está hospitalizado, la mamá debe estar consciente de estimular sus pechos para mantener la cantidad de leche adecuada.

Calidad de la leche: “Cada madre producirá su propia leche de manera adecuada e incluso cuando el bebé es prematuro se adapta a las necesidades del niño”.

Frecuencia de la lactancia: “Cada bebé establece su tiempo de alimentación. Puede ser cada dos o tres horas: dependerá de la edad gestional.  La madre debe reconocer los signos de hambre del bebé como chuparse la mano”.

Medicamentos: “El tomar medicamentos no es razón para suspender la lactancia materna”. Recomienda consultar con su médico porque las concentraciones en leche materna son mínimas y no causan daño al bebé. El médico establecerá cuándo puede existir limitación.

Calidad de la leche con la extracción. La leche que la madre se extrae para alimentar a su hijo mantiene su calidad. Sí debe estar refrigerada en caso de existir demora en la administración.

Beneficios nutricionales, físicos y hasta económicos… la lactancia materna es la expresión del amor de mamá que tiene en iniciativas como el Banco de Leche Humana del Hospital del Niño, a un aliado incondicional.

Por: Violeta Villar Liste | [email protected]