fbpx
El Cuerpo de Bomberos informó que el incendio fue controlado y extinguido. Todavía quedan fumarolas producto del incendio, controladas en 90%

Con información del comunicado de Gidqa

“Las dioxinas y furanos son compuestos químicos persistentes (COPs) que se generan durante la combustión incompleta de materiales que contienen cloro, como plásticos, productos químicos y otros desechos industriales”.

Cerro Patacón se ha incendiado en cuatro oportunidades en el año 2024.

El último incendio ocurrió el 15 de marzo a las 2:00 de la tarde “y luego de una labor de 148 horas en la que también participaron colaboradores de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD), de la Policía Nacional (PN) y del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN), con el apoyo de la Fuerza Aérea de Colombia”, fue controlado y extinguido, anunció Ernesto De León, director  del Benemérito Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá.

La autoridad informó “que aún existen fumarolas que han quedado producto del incendio, las cuales han sido controladas en 90%” y estimó que, en las próximas horas, serán controladas en su totalidad.

El Grupo de Investigación, Innovación y Desarrollo en Química Aplicada de la Universidad de Panamá (Gidqa) expresó su preocupación a la opinión pública por el peligro toxicológico que conlleva este tipo de incendios en Cerro Patacón.

Ocurre que “han evidenciado un problema crítico y subestimado: la emisión de una amplia gama de compuestos de importancia toxicológica en el aire que incluyen dióxido de azufre, monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, dioxina y furanos”, estos últimos de particular peligro.

“Las dioxinas y furanos son compuestos químicos persistentes (COPs) que se generan durante la combustión incompleta de materiales que contienen cloro, como plásticos, productos químicos y otros desechos industriales”.

Explican que durante los incendios en los vertederos, “son liberadas en forma de humo y ceniza, contaminando el aire, el suelo y el agua en las áreas circundantes”.

La inhalación de estas partículas puede causar graves problemas de salud: desde irritación en los ojos y la piel hasta trastornos respiratorios, daño hepático, endocrino, reproductivo y si la exposición es crónica, pueden ser factor de desarrollo de cáncer.

Además de estos efectos en la salud humana, este tipo de sustancia “se acumula en la cadena alimentaria, perturbando a animales como a plantas y causando desajustes ecológicos de gran magnitud a largo plazo”.

Recomendaciones

Ante los reiterados incendios, y sus efectos persistentes, el grupo de investigación de la UP pide a la población “limitar la exposición al aire libre, no hacer actividades físicas cerca de las áreas afectadas y permanecer en el interior de sus hogares con las ventanas cerradas para evitar la inhalación directa de humo”.

Es crucial, señala el grupo de investigación, implementar programas de monitoreo de la calidad del aire para evaluar el riesgo en la salud pública y comunicar los hallazgos a la comunidad.

Por un mundo con aire limpio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sostenido “que la base de evidencia sobre el daño que la contaminación del aire causa al cuerpo humano ha ido creciendo rápidamente y apunta a un daño significativo causado incluso por niveles bajos de muchos contaminantes atmosféricos.La materia particulada, especialmente la MP2,5, es capaz de penetrar profundamente en los pulmones y entrar en el torrente sanguíneo, lo que afecta a los sistemas cardiovascular, cerebrovascular (accidentes cerebrovasculares) y respiratorio. Cada vez hay más pruebas de que la materia particulada afecta a otros órganos y causa también otras enfermedades”.

«Tras sobrevivir a una pandemia, es inaceptable que sigan existiendo 7 millones de muertes evitables e innumerables años de buena salud perdidos evitables debido a la contaminación del aire. Eso es lo que decimos cuando examinamos la montaña de datos, pruebas y soluciones disponibles sobre la contaminación del aire. Sin embargo, se siguen haciendo demasiadas inversiones en un medio ambiente contaminado en lugar de en aire limpio y saludable,» dijo la Dra. María Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, citada por el organismo, cuando se presentó el informe global sobre la calidad del aire.

La OMS calcula que más de 13 millones de muertes al año en el mundo se deben a causas ambientales evitables. 

Compartimos el informe y la base de datos de la OMS sobre la calidad del aire de 2022 :https://www.who.int/data/gho/data/themes/air-pollution/who-air-quality-database 

Con información del comunicado de Gidqa