fbpx
Gaspar Octavio Hernández

Cada 13 de noviembre se celebra en Panamá el Día del Periodista, en memoria del periodista y poeta Gaspar Octavio Hernández.

Ese día, del año 1918, quien era jefe de redacción del diario La Estrella de Panamá, el decano de la prensa nacional, falleció, de acuerdo con la historia “cuando escribía un editorial en defensa de los símbolos patrios y el idioma español”.

Yajaira Mc Elfresh, periodista, docente e investigadora universitaria, en el Semanario La Universidad ( 13/11/2020), escribió que las obras del poeta Gaspar Octavio Hernández, “se encuentran dentro de las características modernistas, importante es su participación en la literatura panameña de la época.

https://launiversidad.up.ac.pa/node/1904

Se basan mucho en la identidad, familia, lenguaje e identidad, pues su lírica, expresada a través de la poesía, era auténtica, aunque su carrera fue breve como poeta y periodista, nos ha dejado un gran legado a todos los que utilizamos la pluma, como herramienta para la libertad de expresión”.

Mc Elfresh, cita que “de acuerdo con la biografía de la doctora en Derecho, Concepción Peña Pastor, la vida de Gaspar Octavio Hernández, inicia el 4 de julio de 1893 con el nombre de Octavio Augusto Hernández. Fue el primogénito de su padre, Federico Hernández, y el tercer hijo de su madre, Manuela Solanilla. Tuvo dos medios hermanos mayores, Esmeralda y Pablo, y dos hermanos menores, Adolfo y Dimas Eugenio.

Con padre ausente y madre fallecida, comienza una vida de lucha: “En 1904, Octavio empieza a trabajar como aseador en la oficina de Construcciones y Préstamos.

Fue en esta oficina donde Octavio tuvo su primera experiencia con las revistas y periódicos en Panamá. Para Hernández, se volvió un interés muy grande la palabra escrita, que gastó todo lo que sobraba de sus ganancias para comprar periódicos, revistas y libros que le interesaban, especialmente los que publicaban poesía.

Foto: Cortesía UP

Quizás sus acciones eran un reflejo de enfrentarse con la tragedia personal o quizás para alimentar un intelecto precoz e incipiente, Octavio se hundió en todas las formas de la palabra escrita y literatura a las que pudo acceder. Con tanta lectura, eventualmente el joven Octavio empezó a experimentar con la composición de versos. Cuando no estaba leyendo o escribiendo, visitaba la Plaza Santa Ana, en la ciudad de Panamá, que en aquel entonces era conocida como un núcleo de reuniones públicos para discusiones y pláticas sociales y políticas.

Publicidad

Durante estos años tempranos de lectura de literatura y poesía cuando Octavio Augusto se encontró con la obra de un poeta español que llegó a admirar en particular, Gaspar Núñez de Arce, y como homenaje al poeta, adoptó el nombre de Gaspar Octavio Hernández. Se puede indicar que Hernández conoció todas las obras notables del Romanticismo, como la poesía de Bécquer y Espronceda.

En 1906, cuando tenía apenas trece años, Hernández había logrado un nuevo título en su trabajo, el de copiador de cartas. Había aprendido inglés para poder leer a Edgar Allan Poe, y francés para poder leer a Charles Baudelaire.

También, había amasado ya una gran biblioteca personal de volúmenes de libros y revistas. Después de mucha experimentación, cuando tenía quince años Hernández publicó su primer poema “Mármol sagrado” en la edición del 5 de mayo del 1909 de la revista Variedades. Hernández desarrollaría su carrera primero como poeta, pero más tarde se establecería no solo como poeta, sino también como periodista y editor. Debido a la importancia de su obra periodística, el día de su muerte, el 13 de noviembre del 1918, es conocido en Panamá como el Día del Periodista. A pesar de que Hernández es una figura muy importante en Panamá, permanece más o menos desconocido en el campo de escritores latinoamericanos en el siglo XX. Gaspar Octavio Hernández, quien falleció cuando tenía 25 años, vivió una vida corta, trágica y extraordinaria”.

La verdad por encima de cualquier interés

Monseñor José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, durante la homilía de este domingo, en la iglesia Catedral, dedicó especial referencia al Día del Periodista.

Sostuvo que debe ser su compromiso defender la verdad por encima de cualquier interés y expresó su respeto y admiración por quienes ejercen la profesión.

Reflexionó que “con las nuevas tecnologías que nos han traído los móviles inteligentes y otros instrumentos”, se ha incrementado la tendencia en las redes sociales de subir hechos y notas, “pero esto no me convierte en periodista; es totalmente falso que sea así”.

Si queremos contrastar siempre la noticia, sostuvo, vayamos a las fuentes.

A los periodistas les dijo que “cada uno de ustedes, nunca se les olvide, son bastión de la verdad, tan necesaria en estos momentos de desconfianza y desinformación. No desfallezcan en esta digna misión tan importante para la sociedad. Que Dios bendiga a todos los periodistas”.

Una gestión a favor del gremio

Gricelda Melo, presidenta del Colegio Nacional de Periodismo (Conape), durante la ceremonia de la Gran Gala Cultural por el Día del Periodista en Panamá, acto celebrado la noche del sábado 12 de noviembre en la sede del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), destacó los logros que a favor del gremio ha consolidado al lado de su equipo durante su gestión.

Gricelda Melo, presidenta del Colegio Nacional de Periodismo (Conape), durante la ceremonia en el Parlatino

Hizo referencia a las acciones en favor de la defensa de la libertad de expresión y solicitud de revisión de la Ley 81 del 26 de marzo de 2019 sobre protección de datos personales, para evitar que sus principios obstaculicen el libre ejercicio periodístico.

De igual modo destacó el impulso a leyes que fortalezcan al gremio periodístico como parte del respeto a la profesión.

Homenaje: Durante la Gala Cultural se rindió homenaje a la memoria de Guillermo Sánchez Borbón (Tristán Solarte). Susana Sánchez y Mireya Sánchez, familiares del escritor, novelista y poeta, se hicieron presentes en la ceremonia. Fue ganador del concurso literario Ricardo Miró con El Guitarrista (primer premio de novela Ricardo Miró, 1951), por El Ahogado (primer premio de novela Ricardo Miró, 1957) y Vienen de lejos (Premio Ricardo Miró de poesía 2001). Fue editor asociado del diario La Prensa.

De particular importancia, el énfasis en la formación con diplomados para estimular la formación continua del comunicador. Conape también logró gestionar para la comunidad de periodistas de Panamá, un seguro privado por un costo de $30 al mes, como parte de las acciones por garantizar la protección social.

El avance de las gestiones para consolidar la primera cooperativa de periodistas de Panamá y las mejoras de la Casa del Periodista también han sido logros que resaltó.

La Gran Gala Cultural contó con presencia de la representación diplomática en Panamá, de empresarios, líderes de la sociedad civil y periodistas de las diferentes provincias, quienes renovaron el compromiso de servicio en una fecha de especial evocación, noviembre, Mes de la Patria, cuando la nación se siente más cercana.

Violeta Villar Liste
[email protected]