Dr. Luis Guillermo Ceballos, una vida dedicada a aliviar el dolor del niño quemado

Academia Nacional de Medicina, Caracas 2006. Incorporación como Individuo de Número, junto a Luisa Elena Guevara e hijos Luis Guillermo y Jorge Luis

Por Luis Guillermo Ceballos Guevara, hijo

El ingeniero Luis Guillermo Ceballos Guevara, dedica una emotiva semblanza a describir la trayectoria médica y humana de su padre, el Dr. Luis Guillermo Ceballos, un retrato y homenaje a una existencia consagrada al servicio del paciente pediátrico

Luis Ceballos García es un hombre recto y sencillo, de altos principios éticos y morales, de conversación afable y variada, guiado por los valores de la familia goza del cariño y aprecio de sobrinos y parientes.

La magia de los niños ha sido su “debilidad” y su gran motivador. Venezolano a carta cabal, orgulloso de su gentilicio y sus raíces, estudioso y curioso del saber, del mundo que nos rodea y su cultura.

Entre sus hobbies, las artes gráficas ocupan un lugar preferencial en el tiempo. Sus experiencias en la escuela de artes plásticas en los años setenta del siglo XX, las ha ido combinando con sus conocimientos de computación para desarrollar algunos proyectos.

El Dr. Ceballos es un profesional comprometido y estudioso, pero su mayor valor es su humanidad en su relación con el sufriente.

Sus años en el Hospital de Niños J.M. de los Ríos incrementaron su sensibilidad, propia del ejercicio de la profesión médica, ante el dolor y sufrimiento de los niños quemados.

Dibujo hecho en su adolescencia en el que mostraba no solo sus habilidades en el dibujo, sino su vocación.

Su recorrido en el tiempo…

Nació en Villa de Cura en el estado Aragua, el 1° de agosto de 1934. Hijo de Jesús María Ceballos y Petra Melicia García, es bautizado el 2 de noviembre de 1934 en San Mateo por sus padrinos José Luis García y su esposa Ana Felicia Huncal.

Sus padres, Jesús María Ceballos y Petra Melicia García, nacieron en la población de Ortiz, en el estado Guárico, a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Eran parientes y se trasladan a Villa de Cura, en la época en la que la malaria golpeaba a la población y en especial a la población mencionada.

Villa de Cura, además de contar con cierta importancia para ese momento, era la tierra de sus antepasados y en ella moraban varios miembros de sus familias.

Jesús María y Petra Melicia se dedicaron a la docencia. En el año 1932 se casan y de la unión nacen tres hijos, Marta, Luis y Rubén.

Debido a que Jesús María contrajo la malaria, debió guardar cama por mucho tiempo lo que influyó en que la familia tuviera muchas estrecheces.

Los primeros años en Villa de Cura, la tercera década del siglo XX, el país, en los años finales del gomecismo e inicio de los gobiernos de Eleazar López Contreras, estaba sumida en la pobreza y el atraso.

Sin embargo, pese a ese conjunto de circunstancias, la infancia de Luis y sus hermanos fue feliz. Luis realizó y culminó con éxito sus estudios básicos en la escuela Arístides Rojas, lo que le valió una beca estudiantil. En virtud de que la educación media no estaba aún consolidada en Villa de Cura por ese entonces, tuvo que trasladarse a Caracas para continuar sus estudios de educación media.

En el año 1945 viaja junto a su hermana Marta a Caracas, a casa de sus tíos José Luis García y Ana Felicia Huncal, para continuar con sus estudios. Luis estudia entonces en el liceo Andrés Bello, graduándose de Bachiller en el año 1951 con muy altas notas.

Una vez culminados sus estudios en el Liceo Andrés Bello, decide estudiar Medicina.

En septiembre del año 1951 comienza sus estudios en la Universidad Central de Venezuela, pero debido a su cierre en 1952 bajo la dictadura de Marcos Pérez Jiménez debe suspender temporalmente sus estudios y regresar a Villa de Cura.

Desde el mes de febrero hasta agosto de 1952, el Dr. Manuel Fernando Rondón, director del Hospital Civil “Dr. José Rangel” de Villa de Cura, le ofrece un puesto como enfermero practicante.

En septiembre de 1952 decide trasladarse a Mérida, y poder continuar sus estudios en la Universidad de los Andes, que realiza hasta el año 1954 cuando regresa a la Universidad Central de Venezuela.

Durante los últimos años se desempeña como interno en la Maternidad Concepción Palacios.

Debido a los sucesos de 23 de enero de 1958, culmina los estudios en julio de 1958. Finalmente, el 22 de agosto de 1958, se gradúa en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela.

Universidad Central de Venezuela, 1958. Grado de Médico Cirujano

Ese mismo año comenzó su ejercicio profesional en el Servicio de Obstetricia del Hospital Central de Valencia, posteriormente realizó su residencia en dicho hospital como médico residente de los servicios de Cirugía Pediátrica y de Pediatría.

En 1960 se casa con Luisa Elena Guevara Hernández, también natural de Villa de Cura y recién graduada de Doctora en Farmacia en la Universidad Central de Venezuela.

Este matrimonio duró 57 años hasta el fallecimiento de Luisa Elena en 2017 y del cual nacieron dos hijos, Luis Guillermo, ingeniero electricista y Jorge Luis, quien siguió los pasos de su padre como cirujano plástico.

En el año 1962, se muda a la población de Judibana, en el estado Falcón, en donde ejerció como pediatra en el Hospital Sagrada Familia que sirve a la refinería de Amuay, propiedad en ese entonces de la Creole Petroleum Corporation, hasta 1965 cuando se abren los estudios de postgrado de Cirugía Plástica en la Universidad Central de Venezuela por lo que decide mudarse nuevamente a la ciudad de Caracas para continuar sus estudios.

Desde 1965 hasta 1969 realiza en el Hospital Vargas, estudios de Cirugía Plástica Reconstructiva bajo la tutoría de los doctores Domingo Lucca Romero y Antonio Rodríguez de Lima, pioneros de la cirugía plástica en Venezuela.

En 1967 obtiene el grado de Doctor en Cirugía Plástica Reconstructiva en la Universidad Central de Venezuela, recibiendo un Premio Especial de la Tesis de Doctorado.

En 1968 desempeñó en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales IVSS, el cargo de médico cirujano hasta el año 1993

Durante unos 10 años dictó cátedra en la Escuela de Medicina en la Universidad Central de Venezuela.

El año 1969 ingresa al Hospital de Niños J.M. de los Ríos como adjunto al Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva, bajo la guía del Doctor Alfonzo Benzecri (posterior ministro de Sanidad en el Gobierno del Dr. Luis Herrera Campíns) jefe del servicio para ese entonces.

En 1971 obtiene una beca para realizar estudios en los Estados Unidos. Hizo “Fellowship in Burns” en el Hospital Shriners Hospitals for Crippled Children – Burns Institute, en la ciudad de Galveston, Texas, bajo la tutoría del Dr. Duane L. Larson y posteriormente en el Plastic Surgery Department of Duke University, en Durham, North Carolina, con los profesores Kenneth Pickrell y Nicholas Georgiade.

Shriners Burns Institute, Galveston, Texas 1971. Doctores Alí Álvarez, Luis Ceballos, Víctor Nowinski y Hugo Linares

Desde 1972 hasta 1976 fue miembro de la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, primero como secretario y luego como presidente, y tuvieron a cargo la organización del XIII Congreso Latinoamericano y II Venezolano de Cirugía Plástica Reconstructiva.

En 1978, bajo el auspicio de la Sra. Romelia de Sanz, participa en la conformación de la Asociación de Ayuda a los Servicios de Cirugía Plástica Reconstructiva (Asocirpla A.C.), fundación sin fines de lucro de atención al niño quemado.

Dado su afición al diseño gráfico, desarrolla el logo de Asocirpla

En el año 1992, recibe el premio Pastor Oropeza por su trabajo relativo a la atención médica y prevención de las quemaduras en los niños. Se desempeñó primero y luego como jefe del servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva del Hospital de Niños, hasta 1994, cuando se retira del servicio activo.

En 1995, una vez retirado del servicio activo, pasa a formar parte de Asocirpla, asociación en la cual había participado durante su fundación, como asesor médico y de apoyo al cuerpo docente de Escuela Hogar Luisa Amalia Vegas de Vegas.

Durante esta nueva etapa creó planes de prevención:

Propale (1993). Programa de prevención de accidentes y lesiones no intencionales en niños y niñas

Prequem. Programa de orientación pedagógica

CURSALE. Curso de prevención de accidentes y lesiones no intencionales en niños y niñas realizado con los estudiantes de Facultades de Educación de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y de Odontología de la Universidad Santa María (USM).

Programa Aulas de Vida, actividades educacionales de prevención de accidentes y lesiones no intencionales en los niños.

Instrumento de divulgación por la Web del Programa Aulas de Vida mediante afiches y cuartetas rimadas sobre prevención de accidentes llamado PAS (Prevenir Ahorra Accidentes).

Caracas circa 2012, en la presentación del Programa Aulas de Vida

Se dedicó al servicio público durante todo su ejercicio profesional, trabajando en el Hospital de Niños J.M. de los Ríos en el Servicio de Cirugía Plástica Reconstructiva donde ejerció hasta el año 1993 y posteriormente como asesor médico de la Fundación de Ayuda al Niño Quemado Asocirpla (de la cual fue miembro fundador) hasta el año 2019.

Ingresó a la Academia Nacional de Medicina el año 2002 como Miembro Correspondiente Nacional, Puesto 44.

Academia Nacional de Medicina, Caracas 2006. Incorporación como individuo de número, junto a Luisa Elena Guevara e hijos Luis Guillermo y Jorge Luis

Desde marzo de 2005, ocupa el sillón XXVIII de la Academia Nacional de Medicina, fue, por coincidencia, el sillón que ocupó hace unos cien años el ahora Beato Dr. José Gregorio Hernández Cisneros.