Evocación de la Promoción Bicentenario de Estudios Médicos Dr. Lorenzo Campíns y Ballester

La imagen corresponde al 50 aniversario de la promoción, tomada en el Patio de las Academias

Correspondió al Dr. Saúl Krivoy De Saúl Kizer para Saúl Krivoy, la coincidencia de una larga amistad, dictar la conferencia a propósito de los 58 años de vida profesional de la Promoción Bicentenario de Estudios Médicos Dr. Lorenzo Campíns y Ballester, en la sesión virtual del 30 de septiembre de la Academia Nacional de la Medicina (ANM), un recorrido por el devenir de los estudios y el ejercicio médico en Venezuela. Hizo la presentación del conferencista, la Dra. Isis Nezer de Landaeta.

El 13 de septiembre de 1963, 222 jóvenes recibieron el título de Médico Cirujano de manos del Dr. Jesús María Bianco, rector de la Universidad Central de Venezuela (ULA), en el Aula Magna de nuestra Alma Mater.

La promoción llevó el nombre “Bicentenario de Estudios Médicos  Dr. Lorenzo Campíns y Ballester” honrando los dos siglos de estudios médicos  en Venezuela y a su fundador.

Seleccionamos como padrino al Dr. Eduardo Coll García en reconocimiento a sus méritos académicos y científicos, y también su calidad humana y sabio proceder.

Nos correspondió cursar en el lapso 1957-1963, años de inestabilidad social, política y económica por la caída del gobierno del Gral. Marcos Pérez Jiménez y la instauración de la democracia.

La fundación de los estudios médicos en Venezuela

El Dr. Campíns y Ballester nació en Palma de Mallorca el 1º de julio de 1726.

Llegó a Caracas en 1762. Un año después presentó el proyecto de Cátedra de Medicina ante el Rectorado de la Universidad Real y Pontificia de Caracas, el cual fue aprobado.

La clase inaugural fue dictada el 10 de octubre de 1763, marcando el hito del inicio de los estudios médicos en Venezuela.

En 1777 fue nombrado catedrático en propiedad y protomédico interino de la provincia de Venezuela y la ciudad de Caracas. Ejerció esta cátedra durante 20 años. 

Falleció a los 58 años.

La cátedra fue regentada luego por José Francisco Molina Sierra, el primer médico graduado en Venezuela, Felipe Tamariz y José Joaquín Hernández, hasta la reforma de los estudios médicos realizada por el Dr. José María Vargas.

Dr. Eduardo Coll García, padrino de la promoción

El Dr. Coll García fue seleccionado como padrino por sus innumerables méritos académicos y científicos y, sobre todo, por su calidad humana.

Ha sido recordado siempre por sus alumnos como un amigo muy querido.

Fue alumno de Gregorio Marañón, con quien se especializó en Endocrinología.

Obtuvo el PhD en Bioquímica en MIT, Cambridge, EE.UU.

Ingresó como Profesor Asistente a la Cátedra de Patología General y Fisiopatología en 1958 y llegó a ser Jefe de la Cátedra de Fisiología y del Departamento de Ciencias Fisiológicas, y Director del Instituto de Medicina Experimental de la UCV.

Sus trabajos e investigaciones tuvieron repercusión nacional e internacional.

Los años 1957-1963

Nuestro ingreso a la UCV se vio influido por el paso del régimen de examen de admisión en 1957 a la entrada irrestricta a comienzos de 1958.

En pocos meses se quintuplicó el número de cursantes.

La  Facultad de Medicina debió aumentar sustancialmente el número de clases y los abnegados profesores acompañaron ese enorme esfuerzo.

A los estudiantes nos tocó llenar el vacío de vigilancia policial de 1958 usando vehículos particulares identificados con letreros de la FCU.

Los aires de cambio en la UCV llevaron a la creación del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico y la Asociación de Profesores de la UCV.

El Decano de Medicina, Dr. Carlos Gil Yépez, presentó las bases para una Reforma de la Educación Médica en Venezuela.

Los años 1957-1963

En definitiva, en 1963 nos graduamos unos 200 médicos cirujanos.

Para esa fecha en Venezuela había 6.246 médicos, de los cuales la mitad trabajaba en el Distrito Federal y el Distrito Sucre del estado Miranda.

Los años 1957-1963

Tuvimos el privilegio de contar con profesores de primera categoría.

Como era tradición, la clase inaugural estuvo a cargo del Dr. José Izquierdo, quien, a pesar de estar jubilado, seguía presente en el Instituto Anatómico.

En una pequeña sala de la planta baja se dedicaba a pintar al óleo diversos órganos de la anatomía humana. Actualmente, sus cuadros ilustran las paredes del Instituto.

Fueron magistrales las clases de anatomía del Dr. Francisco Montbrun, ilustradas con dibujos realizados en la pizarra.

En el Instituto Anatómico se hacían  las disecciones anatómicas en cadáveres bajo la dirección del Dr. Jesús Yerena y su equipo.

Nunca olvidamos las clases magistrales del Dr. Edmundo Vallecalle y sus demostraciones anatómicas y fisiológicas del cerebro.  

Muchos temas quirúrgicos y médicos estuvieron a cargo de los Dres. Hernández Rodríguez, Antonio Sanabria, Antonio Clemente, Augusto Diez, Otto Lima Gómez y Luis Plaza Izquierdo.

Se contaron también entre nuestros insignes profesores los Dres. Oscar Agüero, Alberto Rivero, Guillermo Pérez Boccalandro, Félix Pifano, Milá de la Roca, Augusto León, Ricardo Baquero, Pedro B. Castro, Julio R. Borges Iturriza y Joel Valencia Parpacén.

La promoción recibió su entrenamiento clínico y quirúrgico de pregrado en el Hospital Universitario de Caracas, Hospital Vargas, Maternidad Concepción Palacios, el internado voluntario en el Hospital Carlos J. Bello de la Cruz Roja Venezolana y en varios periféricos.

58 años después…

El 13 de septiembre de 2021 esta Promoción cumplió 58 años de vida profesional.

En la Academia Nacional de Medicina somos cuatro los Individuos de Número: Dr. Guillermo Colmenares (cirujano general), Dr. Saúl Kizer (gineco-obstetra), Dr. Saúl Krivoy (neurocirujano) y Dra. Claudia de Suárez (anatomopatólogo cardiovascular).

El Dr. José Luis Cevallos (endocrinólogo) es Miembro Correspondiente y el Dr. César Blanco (cirujano) concurre como Invitado de Cortesía.

Tres miembros de nuestra Promoción son Individuos de Número en la Sociedad Venezolana de la Historia de la Medicina: Dres. César Blanco (cirujano), Luis Herrera García (anestesiólogo) y Leopoldo Moreno (oncólogo).

Agradecimientos

Queremos expresar nuestro agradecimiento a la Academia Nacional de Medicina que nos abrió sus puertas y nos acogió en su seno, y un recuerdo a la memoria de la Sra. Laura González, gran colaboradora de la Academia.

También agradecemos a los profesores, personal paramédico, técnicos, estudiantes y, sobre todo, a los pacientes que son el objetivo de nuestra profesión.

Colaboración especial para este discurso de los Dres. Guillermo Colmenares, Saúl Krivoy, Saúl Kizer, Claudia de Suárez, José Luis Cevallos y César Blanco

Para ver la sesión en el canal de la ANM.