Hospital Santo Tomás, el del pueblo, “el preferido de los panameños”

Violeta Villar Liste

La disyuntiva entre permanecer en Estados Unidos, donde cursaba su posgrado en Infectología, y volver a casa, fue una travesía de sentimientos en el alma de la Dra. Amalia Rodríguez, la primera mujer médico infectólogo de Panamá, que se resolvió con una decisión y “mi sueño dorado”: retornar a Panamá y trabajar en el Hospital Santo Tomás (HST).

Ya son 57 años de servicio como médico especialista en la institución, en la cual ella también es una institución, por su profesionalismo, su entrega y la juventud intacta en su pasión por la investigación.

La Dra. Amalia Rodríguez integra y lidera este admirado grupo de los más antiguos del HST, formado por el Dr. Jorge Puerta, médico general, con 43 años de servicio; Norma Navarrete, enfermera con 46 años de labor; la técnica Juana Ruiz, auxiliar de Laboratorio, con 52 años de trayectoria y Lorna Atencio, la más antigua en Administración, con 48 años en el HST.

Dra. Amalia Rodríguez, la primera mujer médico infectólogo de Panamá

Ellos, a su vez, forman parte de la familia de este hospital público de tercer nivel de atención, especializado de referencia, con servicios de salud, docencia e investigación, conformado por más de 3,200 trabajadores, de los cuales 261 son médicos especialistas; 390 médicos generales; 139 médicos residentes; 160 médicos internos; 678 enfermeras; 364 técnicos en Enfermería; 390 técnicos generales y 1,255 administrativos.

“El Hospital Santo Tomás es el preferido de los panameños”, expresa la Dra. Amalia Rodríguez, jefa del Servicio de Enfermedades Infecciosas del HST, quien además se ha destacado por su investigación y ejercicio docente en la Universidad de Panamá (UP), de la cual egresó. También ejerció como directora médica del HST.

Recuerda su llegada; los primeros años que comenzó a construir hace 57. “El hospital siempre ha sido un edificio hermoso; teníamos muchas carencias porque era un hospital pequeño para el país al cual servía”.

En 1702 fue fundado como un hospicio, por fray Juan Arguelles, obispo de Panamá, “para atender a mujeres pobres en el sitio que hoy denominamos Santa Ana”.

En 1703 el Rey Felipe V de Borbón lo denominó Hospital Santo Tomás de Villanueva y abrió sus puertas el 22 de septiembre, fecha del santo patrono.

En diciembre de 1919, el presidente Belisario Porras ordena la construcción de la nueva sede del nosocomio, que acompañó en su devenir la historia de la República.

Cortesía: HST

Es el 1° de septiembre de 1924 cuando inaugura los cinco nuevos edificios que se levantaron sobre cinco hectáreas, en su ubicación actual, en la avenida Balboa de ciudad de Panamá.

Otro hito se registra en el año 2000 (ver historia completa: https://www.hospitalsantotomas.gob.pa/resena-historica/ ) al decidirse la construcción de cuatro modernos edificios que acercan los servicios y mejoran la gestión del hospital.

Cortesía: HST

Esta larga trayectoria que consolida al HST como centro docente y de investigación de referencia, lo consiguió con un hecho inesperado para Panamá y el mundo: la pandemia.

La Dra. Rodríguez tampoco imaginó vivir esta experiencia “que nos debe enseñar que la vida es cambio; la carrera es transformación y debemos estar preparados”.

A las nuevas generaciones de médicos les recuerda que “lo más importante es el paciente; siempre debemos estar bien formados y dar una milla más”, expresa con una frase que desde el sentimiento es una realidad en el caso de las estadísticas diarias del HST: más de 1,000 pacientes atendidos por día en “El Hospital del Pueblo”.

“El Hospital Santo Tomás recibe a quien se acerque a su puerta. Le ofrece la solución de sus problemas médicos, no importa de dónde venga, lo que tenga y así no tenga nada”, sostiene la Dra. Rodríguez quien, en esa práctica constante de investigación, trabaja en la actualidad en el mejor uso de los antibióticos para curar las infecciones: “son excelentes, pero también hacen daño y podemos inutilizarlos con un uso inadecuado”.

Esta investigación la lidera con la Dra. Ana Belén Araúz Rodríguez, infectóloga, subdirectora médica del Hospital Santo Tomás y miembro del Sistema Nacional de Investigación (SIN) de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Investigación (Senacyt).

HST, al servicio del país

La Dra. Ana Belén Araúz tiene diez años de laborar en el HST, institución en la cual en realidad lleva “toda una vida”: ingresó como estudiante de Medicina.

Dra. Ana Belén Araúz, subdirectora del Hospital Santo Tomás

Hizo su internado y residencia y ahora, en esta posición, junto con el Dr. Elías García Mayorca, director médico general, le ha correspondido asumir “el reto de la pandemia, con el apoyo de un gran equipo, con el cual se toman las decisiones en conjunto, y este esfuerzo nos ha permitido salir adelante”.

La Dra. Araúz define al HST “como un hospital público, especializado, de referencia nacional, que ofrece servicios de salud, docencia e investigación, usando tecnología de avanzada con compromiso social.

Mantenemos valores de eficiencia, profesionalismo y calidad, en la atención a pacientes, compañeros y usuarios”.

El HST, del Ministerio de Salud (Minsa), trabaja de manera colaborativa con el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud y con el Hospital del Niño.

Por otra parte, su norte es ofrecer servicios de tercer nivel a la población no asegurada del país.

Solo en 2019 fueron atendidos entre consulta externa, hospitalización y cirugías, 391,821 personas, con predominio de la población de Panamá (68%), seguido de Panamá Oeste (14%) y el resto corresponde a las demás provincias.

Por especialidades de mayor demanda lideran: Oftalmología (catarata), Enfermedades infecciosas (VIH), Dermatología y Cardiología.

Son las enfermedades de mayor incidencia, las complicaciones por hipertensión esencial y la apendicitis aguda.

La mayor asistencia corresponde a mujeres (62%) por cuanto en el HST funciona la maternidad, servicio muy utilizado. De hecho, en hospitalización la principal atención corresponde a parto único espontáneo.

“El Hospital del Pueblo” se ha ganado su nombre con justa causa: la consulta externa cuesta un dólar, la de Urgencia y Obstetricia dos dólares y por un parto, si la persona puede, paga $25,00.

Otros servicios especializados corresponden al 20% del valor que se cancelaría en un centro privado.

De esta forma, el HST es una opción médico-asistencial que permite alcanzar a las mayorías, sin distingos de clase social o procedencia.

La Dra Araúz recuerda que a las personas que no tienen capacidad de pagar se les hace una evaluación socieconómica, y arreglos de pago, pero el que no tiene para pagar, no paga,

En particular le conmueve el caso de las personas que llegan del interior para buscar una mejor oportunidad y se enferman. En ocasiones, cuando ya son dados de alta, no tienen familiares que los reciban, “y debemos apoyarlos”.

En el caso de las herramientas tecnológicas para mantener la atención en tiempos de pandemia, se habilitaron números telefónicos en la agenda de las citas.

La telemedicina se está estudiando como opción, sin embargo, recuerda que en el caso de personas sin acceso a internet o sin conocimiento de la tecnología, en particular si se trata de adultos mayores, es más complejo.

Docencia e investigación

El Dr. Ramiro Da Silva es el coordinador institucional de Docencia e Investigación y desde esta posición le ha correspondido, junto con la dirección médica, a propósito de la pandemia, potenciar las estrategias para mantener el ejercicio académico.

La Dra. Araúz detalló que las plataformas permitieron desarrollar ateneos virtuales y contar con especialistas nacionales e internacionales que aportaron en la actualización de los profesionales.

En el ámbito de investigaciones asociadas al covid-19, el HST participó en el estudio colaborativo sobre el potencial terapéutico para covid-19 de células madre mesenquimales, derivadas de la placenta de donantes positivas al Síndrome Respiratorio Agudo Severo Coronavirus 2 (SARS-CoV-2), liderado por la Dra. Mairim Alexandra Solís de González, investigadora en células madre del Departamento de Salud Sexual y Reproductiva del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES).

La Dra. Araúz resaltó que el HST es pionero en contar con una Unidad de Trauma, en la actualidad a cargo de la Dra. Martha Quiodettis, con la misión de atender a los pacientes de manera inmediata y precisa, sea por heridas de fuego o accidentes de tránsito, entre otras causas.

De igual modo, es de referencia su Unidad de Quemados.

Son siete sus departamentos, con sus correspondientes servicios (ver: https://www.hospitalsantotomas.gob.pa/servicios/):

  • Departamento de Cirugía
  • Departamento de Medicina
  • Departamento de Ginecología y Obstetricia
  • Departamento de Enfermería
  • Departamento de Cuidados Críticos
  • Departamento Técnico y de Apoyo
  • Departamento de Diagnóstico y Tratamiento

El HST dispone de la Clínica de Enfermedades Infecciosas y la Clínica de Terapia Antirretroviral, de referencia en el tratamiento del paciente con VIH. La meta es logra que en 24 horas, y en menos de una semana, ya la persona tenga acceso a la terapia y no deje avanzar la enfermedad, afirmó la subdirectora.

Un proyecto que se adelanta en este 2021, es un edificio para el servicio de Nutrición y Dietética en la visión de mejorar la calidad de alimentación del paciente hospitalizado.

Los patronos del HST

En el diálogo con la Dra. Araúz participó la periodista, relacionista pública, abogada y doctora en Administración de Empresas, Raquel Méndez, jefe de la oficina de Relaciones Públicas del HST y quien lleva “un rato” en esta posición: quince años.

Dra. Raquel Méndez

“Para mí el HST representa mi segundo hogar. Aquí llegué después de estar 30 años en la empresa privada y fue mi último cargo antes de ocupar esta posición, la de gerente de Operaciones en el Aeropuerto Internacional de Tocumen”, comentó.

“Aquí he conocido el servicio eficiente, humanista que presta este hospital al pueblo panameño. Eso me hizo radicarme y afincarme en donde estoy en este momento”, señaló.

Reconoce que la pandemia ha significado momentos de dificultad, en particular para que el paciente entienda la importancia de las medidas de bioseguridad.

Por lo demás, “ha sido un pasar feliz. Los quince años no los he sentido. Mis jefes, los directores médicos y el Patronato, han sido personas excelentes, igual todos mis compañeros en los que encontré un rostro de apoyo a la humanidad”.

Del Patronato del Hospital Santo Tomás conversó el patrono David Román, del Club Kiwanis Panamá.

El licenciado David Román, vicepresidente suplente del Patronato y el director médico general, Dr. Elías García Mayorca, en visita al Servicio de Laboratorio Clínico, donde fueron recibidos por la jefa de este Servicio, licenciada Jovanna Borace, quien les mostró el área de los Laboratorios y los equipos de vanguardia de la institución Cortesía: HST

Entre otros objetivos, el Patronato tiene como misión “garantizar que el complejo hospitalario brinde la mayor y mejor calidad de atención y servicios de salud, con humanitarismo y sensibilidad social”.

De igual modo, establecer la estructura administrativa “para el buen funcionamiento del hospital”; administrar, custodiar y proteger su patrimonio y bienes; participar en la elaboración, aprobación y ejecución del presupuesto anual del Patronato, además de crear sistemas de auditoría interna.

Lo integran los cuatro clubes cívicos del país: Club de Leones (tesorero), Club Kiwanis (vicepresidente), Club Activo 20-30 (secretario) y Club Rotario de Panamá (vocal).

El Patronato lo preside el ministro de Salud, Dr. Luis Francisco Sucre, quien  delegó en el Dr. José Baruco la presidencia.

Con un puesto sin voto también acompaña la Contraloría General de la República (CGR).

“El Patronato como ente que fiscaliza, aprueba, verifica y acompaña la gestión de dirección médica del HST, le aporta participación ciudadana y un grado de transparencia importantísimo”, detalló Román.

Resaltó la labor fundamental del Patronato, desde su fundación en el 2000, “porque al no estar politizado, trabaja de manera imparcial en dar soluciones al paciente y salvar vidas”.

El patrono sostuvo que los últimos proyectos se han ejecutado conforme la pandemia marca las necesidades y derivan del diálogo con las unidades gestoras y la dirección médica.

En 2020 se trabajó en una morgue modular, en filtros en el ambiente y con equipos de alto flujo para garantizar el oxígeno de los pacientes afectados por covid-19.

Con la apertura de la consulta externa considera que se plantean nuevas necesidades, una vez los médicos determinen la mayor prevalencia de ciertas patologías.

El Dr. Elías García Mayorca, director médico general del HST, en una pausa de su indetenible agenda, contó que llegó a la institución en 1980.

Según Resolución N° 19 del 23 de abril de 2020, el Patronato del HST ratificó al Dr. Elías García Mayorca, como director médico general para el periodo comprendido del 1 de mayo de 2020 al 30 de abril de 2025. De manera anterior ocupó el cargo de Subdirector Médico y de Director Médico General. De su extensa trayectoria, mencionar que es miembro del American College Of Surgeons-USA. Es Médico Cirujano y posee una Maestría en Gastro Cirugía por la Escuela Paulista – Brasil. Ha sido profesor universitario en la rama de Anatomía y Cirugía.
Fuente: HST

“Es gratificante; muy significativo ser ahora el director médico, luego de haber pasado por las distintas etapas de un hospital que está vivo”.

El HST, razonó, no es la estructura, es toda su gente que siempre ha trabajado con mística.

Este misión, expresa, nos lleva a ofrecer atención a quien tiene y, de manera principal, a quien no tiene.

Es este el humanismo y la filosofía que define al Hospital Santo Tomás, con el bien ganado título, “el hospital del pueblo”, “el preferido de los panameños”, en las palabras de la Dra. Amalia Rodríguez, una institución que cada día se ratifica como símbolo en la historia de la sanidad pública de Panamá.