Informe revela carencias de venezolanos para poder cumplir cuarentena

VOA

 Un 57% de los hogares en Venezuela presenta condiciones que impiden mantener una cuarentena prolongada y aumentan la vulnerabilidad de las familias, en caso de contagiarse de coronavirus, según estudio publicado en Caracas.

Venezuela tiene un año y un mes con medidas de cuarentena que se flexibilizan, periódicamente, y sin un cronograma claro, previa decisión del Gobierno. A pesar del confinamiento ordenado, esta semana, Miguel Valera, vendedor ambulante, no está dispuesto a quedarse en casa.

“Salgo arriesgándose, porque tengo que llevar comida hasta mi hogar”, asegura a la Voz de América.

Junto a él viven ocho familiares, en una zona pobre donde, según relata, los servicios públicos no están garantizados.

“No tengo electrodomésticos, porque allá la corriente es poca, no es suficiente [electricidad] para arrancar una nevera, el agua llega cada 15 días”, comenta Valera.

Como en casa de Miguel, en la mitad de los hogares venezolanos hay al menos una persona que trabaja por cuenta propia, sin posibilidad de mantenerse en confinamiento, tal y como revela un estudio de la firma ANOVA.

“Hay un grupo mayoritario que no tiene ninguna forma de acceder a ninguna forma de trabajo a distancia o de educación a distancia, porque no tienen acceso a Internet, o no tienen tableta o computadora en la casa.

Ese grupo puede ser entre el 80 y 60 por ciento de la población”, explica Omar Zambrano, economista de la firma ANOVA, a la VOA.

La investigación muestra otros elementos que hacen vulnerables a los venezolanos, en caso de contagiarse de COVID-19.

”Hay indicadores que dicen, por ejemplo, que el 95% de los hogares no tiene cobertura de seguro médico, que les dé un acceso efectivo a la salud”, apuntó Zambrano.

Y es tal la dificultad, que en el portal en internet GoFundMe hay al menos 2.200 campañas activas para recaudar fondos para pagar tratamientos contra el coronavirus, en Venezuela.

El estudio también explica que 2020, el 19,2% de los hogares venezolanos consultados que declararon haber sufrido alguna afección de salud, indicaron no poder acceder a medicamentos, principalmente por razones económicas.

Otro de los aspectos que hace más difícil poder mantener un confinamiento tan prolongado como el que se ha vivido en Venezuela es que, según los datos de la firma ANOVA, un 20% de los hogares presentan condiciones de hacinamiento, es decir, que tienen más de 3 personas viviendo en una misma habitación.

El Gobierno de Nicolás Maduro anunció esta semana una serie de medidas económicas para aliviar consecuencias de la pandemia. Entre ellas, una bonificaciones especiales y la reducción de un porcentaje en el pago de alguno de los servicios básicos, ambas a través del registro del gobierno conocido como “Sistema Patria”.

Exhorto de la Iglesia a un entendimiento para lograr las vacunas

En Venezuela, crece la preocupación entre la ciudadanía, gremios e incluso la propia Iglesia católica al ver cómo aumentan los contagiados de COVID-19 y cómo se lleva el proceso de vacunación en el país.

La presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) aseguró este jueves que es necesario buscar caminos de “entendimiento social y político” para que lleguen las vacunas a todos los venezolanos.

“Hacemos un decidido llamado al Ejecutivo Nacional, a las autoridades sanitarias y a todas las instancias públicas y privadas para que, pensando en el bien del pueblo al cual deben servir, busquen un acuerdo (con la adecuada y científica asesoría de especialistas) a fin de conseguir las mejores vacunas que puedan ser aplicadas a la totalidad de la población sin excepción ni discriminación algunas”, se lee en el comunicado.

Esta misma semana, la Academia Nacional de Medicina y la Academia Nacional de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales alertaron que se requiere con urgencia acelerar la vacunación en Venezuela”.

En el comunicado, la CEV afirma que “el pueblo tiene derecho a ser debidamente atendido tanto en la prevención como en los cuidados médicos necesarios”.

“No se puede esperar más tiempo”, urgen en el texto. Los representantes de la iglesia católica abogan por un acuerdo que “evitará todo retraso” y piden a los países y organismos multilaterales relacionados “dar los pasos ciertos para colaborar con nuestro pueblo”.

El ministro para la Salud de la nación, Carlos Alvarado, dijo este miércoles que su programa de vacunación contra el coronavirus marcha “de manera expedita”.


Voz de América/Adriana Núñez Rabascall