fbpx
Violeta Villar Liste

Considerada “la mejor poetisa de la Grecia antigua”, en el veredicto de Platón,  y la única en formar parte del “olimpo de los poetas”, Safo de Mitilene, una mujer que se adelantó a su tiempo, honra y es honrada al acompañar el nombre de SAFO – Red de Mujeres Filósofas de Panamá.

La Red se presentó de manera oficial el reciente 14 de octubre y su promisorio hacer también fue convocado el 17 de noviembre, Día Mundial de la Filosofía, durante la presentación de Analítica, la Revista Especializada de Filosofía de Panamá, de la Universidad de Panamá.

Ante el silencio; palabras. Ante la guerra; reflexión. Ante la nada; el todo. El todo que invoca la filosofía que es pensamiento en acción continua. Ela Urriola, quien bebe de la filosofía, y de las buenas palabras que habitan el mundo, es la presidenta de este olimpo que en el nombre de Safo ya es indetenible.

“El interés y el compromiso de crear la Red de Mujeres Filósofas de Panamá surge a raíz de una invitación de Karina Pedace, secretaria ejecutiva de la Red de Mujeres Filósofas de América Latina, para que nuestro país conformara la Red local. Panamá era uno de los pocos países que no se habían sumado, así que, tras un viaje a Buenos Aires por motivos literarios, se presenta la oportunidad de retomar el contacto con Karina. Pronto nos dimos cuenta de que las colegas de la región tenían un trabajo avanzado en cuanto a la organización y divulgación del trabajo, por lo que representó un reto, pero también una gran inspiración, el poder emular el proyecto en nuestro país. Así empezó la Red en Panamá”, documenta Ela Urriola al explicar cómo el país pasará a insertarse en una experiencia colectiva del pensamiento.

Colegas y amigas de la filosofía

SAFO – Red de Mujeres Filósofas de Panamá, acaba de nacer y ya convoca a colegas y amigas de la filosofía. Es un olimpo plural, con mano femenina. Van palabras de Ela Urriola:

“Hay tanto entusiasmo que no solo las filósofas de formación, sino también las de corazón, se han interesado en participar activamente. Por ello, hemos concebido el Espacio SAFO dentro de la Red, donde conectaremos la filosofía con otras disciplinas, dando lugar a ese diálogo de filósofas con profesionales, escritoras, especialistas y artistas, un universo de mirada aguda, pensamiento crítico y sensibilidad del mundo que habitamos y que, de alguna manera, también habita en nosotras”.

Enriquecer la visión del mundo

-¿Puede la filosofía con una visión de género aportar a la comprensión del mundo? 

-La filosofía enriquece la visión del mundo y, desde ella, es posible esclarecer las nociones fundamentales de ser humano, existencia, habitante y sujeto. A partir de allí, de los fundamentos, resulta más acertado intentar un diálogo sobre derechos, igualdad, dignidad y libertad.

“Es  un reto para SAFO – Red de Mujeres Filósofas de Panamá, crear espacios donde toda esta reflexión sea posible; ojalá, podamos acercar una brújula para la transformación de la sociedad, aunque esto suene pretencioso, utópico o esperanzador”. 

-¿Cómo explicar a un mundo ruidoso, imbuido de lo digital y los nuevos lenguajes que la filosofía es una herramienta indispensable en la construcción de la conciencia colectiva e individual?

-En toda época han existido los ruidos, los abismos, los dogmas, la manipulación, los límites y el miedo, lo que han cambiado han sido las formas en que los obstáculos se presentan. El peligro de la época actual radica en la “sutilización” de los modos que tienen como objetivo neutralizar el pensamiento crítico, creador y liberador.

-¿Cuáles serían las iniciativas siguientes de la red para que la filosofía tenga una voz propia en este momento de Panamá?

-Convocatoria, comunicación y resistencia. Pueden estar al tanto de las próximas iniciativas y sumarse a ellas. Para el próximo trimestre ya contamos con una agenda interesante. Hasta hoy, hemos realizado las actividades virtuales (SAFO PANAMA YouTube e Instagram de la Red de Mujeres Filósofas de Panamá SAFO), pero estamos preparando un interesante ciclo de participaciones presenciales para especialistas, entusiastas y público en general. Desde ya les decimos que el entusiasmo y el compromiso son enormes. Esperamos que nos puedan acompañar.

Analítica, un ejercicio de la terquedad

“Cada uno de nosotros existe durante un tiempo muy breve, y en dicho intervalo tan solo explora una parte diminuta del conjunto del universo. Pero los humanos somos una especie marcada por la curiosidad. Nos preguntamos, buscamos respuestas. Viviendo en este vasto mundo, que a veces es amable, a veces cruel, y contemplando la inmensidad del firmamento encima de nosotros, nos hemos hecho siempre una multitud de preguntas…”[1]

Con estas palabras Stephen Hawking abre la reflexión que sostiene El gran diseño, una obra en la que, en las primeras líneas nombra a la filosofía y dictamina su muerte, porque “la filosofía no se habría mantenido al corriente (…)”.

¿Hemos dejado de preguntar? ¿Nos mantenemos al margen de la pregunta? ¿Es preciso una dosis de insistencia, de terquedad incómoda para volver a ser?

La realización de una revista conlleva organización, tiempo, una dosis de entusiasmo, objetivos claramente definidos, recursos materiales e intelectuales, compromiso, interés por el tema, actualización, seguimiento, discernimiento, edición y comunicación constante.

La organización de una revista especializada de filosofía, aunado a todo lo anterior, conlleva a su vez una dosis de terquedad. Esperar, en un contexto donde la dispersión propiciada en cada receptáculo de información -cualesquiera sea el material o la dimensión de sus pantallas-, soslaya la posibilidad de lecturas serias, de reflexiones articuladas y de ejercicio del pensamiento crítico; un mundo donde la banalización de la comunicación alcanza el superlativo más surreal; donde, independientemente del punto geográfico, se promueve la nimiedad y la estulticia; esperar, pues, mantenernos “al corriente” para contravenir a Hawking, es bajo todo punto de vista, un ejercicio de terquedad.

Analítica, la Revista Especializada de Filosofía de Panamá, en su segundo número, es el resultado de esta terquedad-. Analítica, como el concepto presente en los Segundos Analíticos de Aristóteles, que en su discurso deviene en “arte analítico”, como el que nombra, en el sentido kantiano, el constructo de su lógica general; como Heidegger nombrando un camino, la Analytik, la analítica ontológica de la existencia; es también, ese concepto husserliano expuesto en sus Investigaciones lógicas, abordado en la lógica y en la teoría del lenguaje y más allá, concepto cuya ingrata tarea es el de desbrozar, despejar de abrojos el sendero del conocimiento.

Analítica, la revista, perfila su tercer número, y desde ya les exhortamos a continuar este bregar no necesariamente cómodo, el de la más absoluta soledad que nace desde el pensar y el preguntar, que le da sentido a nuestra naturaleza imperfecta, pero perfectible -al decir de Bunge-;  el quehacer ineludible de seguir existiendo al margen del conformismo, entre los abismos, pero con esperanza, vocación y terquedad.

Palabras de Ela Urriola, en la bienvenida al acto de presentación de Analítica

Durante el espacio virtual, su editor jefe, Francisco Díaz Montilla, PhD, expuso los contenidos, al alcance del lector en el portal de revistas de la UP:

https://revistas.up.ac.pa/index.php/analitica

Inmigración y propiedad colectiva de Stephen Kershnar; Conocimiento político y virtudes públicas, de Denis Coitinho; El rol de la imaginación en la comprensión del pasado histórico, de Sanja Ivic; En defensa de la etnofilosofía crítica: hacia un constructivismo pragmático o La representación como fundamento de la servidumbre política, de Rommel Rodríguez Cepeda, son parte de los artículos para ser leídos y comentados.

De igual modo, La génesis de la  Sprachkritik y la formación de la filosofía del lenguaje en la filosofía austrohúgara, por Natalia Tomashpolskaia, de la Universidad de Málaga, España, quien también compartió en enlace virtual los alcances de su artículo, el cual, examina las características especiales de la atmósfera en la Viena de la época  Habsburgo,  que  llevaron  a  la  formación  de  una  dirección  en  el  pensamiento  filosófico   como   la   crítica   del   lenguaje   (Sprachkritik)   y   la   influencia   de   sus   representantes como Karl Kraus y Fritz Mauthner, sobre las opiniones posteriores de Ludwig   Wittgenstein   sobre   el   lenguaje.   Sostengo   que   Sprachkritik   estaba inextricablemente conectado con Sprachkrise(crisis del lenguaje)”.

 Sprachkrise, argumenta en el resumen del artículo publicado en Analítica, fue un fenómeno “fuertemente austriaco debido a razones socioculturales-políticas especiales y  que  llevó  a  considerar  el  fenómeno  mismo  del  lenguaje  desde  un  nuevo  punto  de  vista. Aquí afirmo que Ludwig Wittgenstein, siendo un «producto» de la Viena de los Habsburgo, estuvo fuertemente influenciado por la atmósfera intelectual de la crítica del lenguaje que reinaba en ella”.

El decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Olmedo García, reflexionó que al revisar el proceso de producción de conocimiento, de los últimos aportes al mundo, el 80% se han dado en los últimos cinco años.

Ahora bien, esta abundancia de contenidos también genera nuevas interrogantes en el campo editorial: ¿qué producir?

“A lo largo de la historia hemos tenido revistas dedicadas a la Patria, a los valores, a la identidad… pero hay que buscar y construir ese otro mundo” y es aquí donde la filosofía tiene su espacio.

Espacio que es también refugio y defensa. No niega que la filosofía ha tenido duras batallas, entre otras, demostrar que Platón merece ser leído en la Facultad de Medicina.

¿Acaso, el médico, en este acto supremo de curar, no crea también un olimpo virtuoso al lado de la ciencia?, comentario aparte, más allá del diálogo virtual.

La filosofía es un saber de saberes, defiende el decano, quien sabe que en su defensa no está solo.

El director del Departamento de Filosofía, Dr. Franz Poveda, afirmó que este segundo número de Analítica, “afianza la cultura investigativa a nivel nacional e internacional, insertándose en este papel de la UP que debe trascender el enfoque formativo y convertirse en la gran gestora- productora y centro del intercambio global del conocimiento y de los valores”.

El director de la Oficina de Publicaciones Académicas y Científicas (OPAC)Dr. Francisco Farnum, sumó al diálogo: “Ciencia y humanidades no pueden estar separadas. Importante que la revista esté en digital porque tiene más alcance”.

Destacó que Analítica es una revista especializada, que se integra a una visión multidisciplinaria.

Anuncio que suma a su expansión y certeza: en marcha la solicitud para incorporar la revista Analítica a Latindex, red que promueve la divulgación de las revistas científicas en la región.

Así, con el círculo perfecto de diálogos y lectura que estimula SAFO – Red de Mujeres Filósofas de Panamá y con una escritura que navega sin fronteras, los dioses y las diosas pueden estar en paz: la filosofía tiene en Panamá su olimpo.


[1] Stephen Hawking y Leonard Mlodinow. El gran diseño. Ediciones Culturales Paidós, México 2015.

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com