La fuerza que une a Panamá

Pixabay

Que en la unión está la fuerza es bien sabido, pero cuando esa fuerza es solidaria, proactiva y aporta a las grandes soluciones, es maravillosa.

La coyuntura de la pandemia descubre en Panamá esta fuerza que viene a reunir los esfuerzos de #TODOPANAMÁ, #TODOCHIRIQUÍ y #TODOVERAGUAS, organizaciones que se han creado para dar respuestas cívicas a la situación de la pandemia y ser parte de la solución.

A propósito, se firmó de manera simbólica un documento que permitirá a las tres contar con “modelos de recaudación de fondos basados en principios de gobernanza y rendición de cuentas, que les facilitarán la ejecución de iniciativas que mitiguen la transmisión del virus, mantengan el RT a menos de uno y reduzcan la mortalidad de pacientes”.

Participaron en el anuncio de esta alianza, Felipe Venicio Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí (Camchi) en representación de #TODOCHIRIQUÍ; Fulvia de Vargas, presidenta de la Cámara de Comercio, Industrias, Agricultura y Ganadería de Veraguas por parte de #TODOVERAGUAS y Jorge Juan De La Guardia, coordinador general del movimiento #TODOPANAMÁ.

Cabe señalar que además de la empresa privada, miembros de entes sin fines de lucro, de clubes cívicos y distintos grupos de la sociedad civil, se han volcado de manera solidaria a integrar #TODOPANAMÁ, #TODOCHIRIQUÍ y #TODOVERAGUAS, que trabajan bajo los lineamientos del Ministerio de Salud (Minsa) y se activan para lograr a fuerza de solidaridad mantener a la pandemia en contención.

Incluso se conoció que ya están en marcha los movimientos #TODOCOLON y #TODOANTÓN, expresión de esta fuerza extraordinaria en su poder de convocatoria para unir.

Los líderes jóvenes

Fulvia de Vargas, de #TODOVERAGUAS, expresó su entusiasmo porque en el caso de esta provincia, el movimiento nació del entusiasmo de los empresarios más jóvenes, “y la juventud tiene ese poder”.

Cuando la situación se puso crítica con el virus en ascenso, convocaron reunión y la pregunta inmediata fue: ¿Qué hacer?

“Nos dimos cuenta que era necesario apoyar con la distribución de bolsas de comida de manera organizada”, recuerda.

Pidieron respaldo de los clubes cívicos, de las autoridades sanitarias y del representante para lograr establecer el contacto de los casos covid-19 positivo, lograr la cuarentena familiar y así evitar la propagación del virus.

Además de los alimentos, se organizaron para llevar a los sectores con más necesidad, kits de salud.

“Los logros vienen de la mano del esfuerzo de estos líderes jóvenes, quienes demuestran que juntos sí podemos vencer los obstáculos”.

Otra tarea importante ha sido la parte educativa, insistiendo en la necesaria distancia social, lavado de manos y el uso de la mascarilla.

“Si tenemos un Panamá saludable, contaremos pronto con una economía reactivada”, observó Fulvia de Vargas.

La sabiduría de Chiriquí

Felipe Venicio Rodríguez, por #TODOCHIRIQUÍ, recuerda que ya desde el mes de abril enviaron una carta al Gobierno para ponerse a disposición del país el conocimiento de la provincia en materia de fumigación, dada su fortaleza productora y, por tanto, con la sabiduría del hombre del campo en estas técnicas que contribuyen al descenso de los casos.

De modo posterior el Minsa los convoca a una reunión con la idea de articular las iniciativas, como la entrega de bolsas de comida que ya impulsaban actores cívicos y gremios privados.

Este llamado promueve la creación de #TODOCHIRIQUÍ. Crean varias comisiones, Recaudación, Compras, Reactivación económica, Bioseguridad y Albergues, con la misión de acompañar la trazabilidad de los casos y sembrar en la conciencia ciudadana que “este virus lo para tu”.

Este trabajo de acompañamiento de las decisiones del Gobierno les ha permitido ubicar las necesidades de los enfermos, a quienes dividieron entre vulnerables económicos y aquellos sin apoyo familiar, con un esfuerzo sistemático que busca servir a la mayor parte de la provincia.

El presidente de Camchi resaltó que #TODOCHIRIQUÍ se encuentra integrado por más de 60 gremios e incluso el movimiento está auditado en aras de la transparencia y garantizar la validación de los procesos.

Cabe señalar que antes de iniciar de manera formal el movimiento, repartieron un promedio de 5,000 bolsas de comida, pero ahora el Plan Panamá Solidario del Gobierno se encarga de esta tarea.

De esta forma las actuaciones de #TODOCHIRIQUÍ se concentran en necesidades específicas, de acuerdo con las solicitudes de los comités de salud, que pueden ir desde aportar galones de cloro hasta jabones, desodorantes o pañales.

Tienen previsto establecer líneas telefónicas de orientación clínica, psicológica y espiritual. En el caso de la espiritual, contarán con el apoyo de los sacerdotes de la Iglesia católica y de los pastores evangélicos.

Resaltó la importancia del acuerdo entre las tres organizaciones porque permitirá intercambiar información de las mejores prácticas.

Reconoce que “hay un problema de desigualdad muy grande” y es el momento de comenzar con los correctivos.

De hecho, además de aportar insumos, están actuando con una visión integral de ponerse en el lugar del otro y esto supone desde procurar dotar de mascarillas adecuadas a las personas (muchos emplean protectores de tela muy delgada que no es adecuada), hasta insistir en un decreto que imponga la autoridad de Tránsito del uso de una doble protección, en el caso de los usuarios del transporte público.

A diferencia de Ciudad de Panamá, en Chiriquí se movilizan en unidades más pequeñas que no garantizan la distancia social. La respuesta desde #TODOCHIRIQUÍ es instruir en el uso de mascarilla, cobertura facial y muy importante: no hablar en el transporte público.

Incluso ya inauguraron la primera parada de autobús que patrocina el uso del lavado de manos y prácticas saludables en esta tarea ciudadana de cambiar conductas.

“Debemos acostumbrarnos a nuestra nueva realidad: mientras no llega la vacuna, el virus no se irá. El virus lo paras tú, pero sin bajar la guardia”.

Las mejores prácticas

Jorge Juan De La Guardia, coordinador general del movimiento #TODOPANAMÁ, reiteró que este acuerdo busca intercambiar buenas prácticas y, en general, la gran meta es asegurar el bienestar socioeconómico y la salud de la población.

Esta es una oportunidad única porque somos conscientes del impacto que tiene sumar esfuerzos no solo de los empresarios, sino de todo el país, observó.

Reflexionó que las reaperturas de los bloques económicos y, por tanto, la mayor presencia de personas en la calle, genera el peligro real del incremento en los casos “y no podemos dejar que nos encierren de vuelta”.

Esto significa, señaló, mantener las manos limpias, el distanciamiento social y la doble barrera de mascarilla y máscara facial.

Anunció que en las próximas semanas repartirán cerca de 400 pantallas faciales porque la idea es garantizar la protección del mayor número de personas.

A la fecha, en recorridos por las zonas del Metro de Panamá y de MiBus, han visto con satisfacción que el 100% de las personas tenían su mascarilla.

Ha sido una tarea larga después de casi seis meses del reporte del caso número 1 en Panamá. Sin embargo, esta voluntad colectiva de querer ganarle a la pandemia va dando frutos poderosos que se traduce en menos enfermos y en disminuir la inequidad, el virus que también debe eliminarse en la nueva realidad.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *