Nueva etapa de la Gaceta Médica de Caracas

Imagen tomada de Jacinto Convit Organización Mundial, Inc.

El presidente de la Junta Directiva de la Academia Nacional de Medicina, Enrique López Loyo, anunció en la sesión del 11 de junio de 2020, el nombramiento del doctor Manuel Velasco, Miembro Correspondiente Nacional, como editor en jefe de la Gaceta Médica de Caracas, con plena libertad y autonomía para iniciar una nueva etapa de crecimiento e impacto científico, de la ya centenaria Gaceta Médica de Caracas (1893).

El Dr. Velasco, farmacólogo clínico y uno de los más prolíficos autores de la Academia Nacional de Medicina, con amplia trayectoria como autor, investigador y editor de revistas internacionales, asume uno de los más importantes retos de su amplia y exitosa carrera académica.

La primera acción pública del nuevo editor fue anunciar la composición del comité editorial internacional que le tocará liderar de ahora en adelante, explica el doctor Rafael Rangel-Aldao, quien a su vez entrevista al Dr. Velasco,  para conocer cómo será el mecanismo de publicación de la Gaceta Médica de Caracas, que asegure la mayor transparencia e impacto bibliométrico en la selección y evaluación de los futuros trabajos de tan valiosa revista, órgano oficial de la Academia Nacional de Medicina.

Dr. Manuel Velasco

-Doctor Velasco, como nuevo editor en jefe de la Gaceta Médica de Caracas, órgano oficial de la Academia Nacional de Medicina, nos dio a conocer la composición del Comité Editor de esa revista, una pléyade internacional de reputados científicos y médicos que vemos extensa y variada. ¿Podría explicarnos las funciones que tendrán esas luminarias y cómo se pondrán de acuerdo para llevar la revista a un alto sitial global?

Esta pregunta me da la oportunidad de anticipar algunos de los cambios editoriales que tendrá esta prestigiosa revista médica fundada en 1893 por Luis Razetti.

Un comité editorial de una revista, por lo general, tiene varios niveles de estudio, revisión y decisión, de allí que usted puede ver una estratificación de funciones.

En primer lugar está el responsable principal ante la Academia, quien es el editor en jefe, asesorado además por tres distinguidos académicos y científicos de larga trayectoria que fungen como coeditores tanto en la medicina como la ciencia.

Por encima de ese nivel hemos colocado a los editores honorarios, académicos de larga trayectoria a quienes el editor en jefe puede consultar por la extraordinaria experiencia de estos doctores.

Como reportes inmediatos al editor en jefe, están los editores asociados y asistentes, respectivamente, estos últimos a cargo de jóvenes que asisten a los niveles superiores en la administración del trabajo editorial, a la vez que adquieren mayores destrezas.

Los editores asociados, también del más alto calibre internacional, se comprometen a escribir al menos un artículo por año para así contribuir a elevar la calidad científica de la revista; así ocurre en las principales publicaciones científicas del mundo.

Los editores de sección, quizás el  cargo más delicado de todos, son quienes manejan y toman decisiones sobre la aceptación de los trabajos de investigación que recibe la revista. Finamente, están los editores invitados, responsables de la publicación de suplementos especiales, casi siempre agrupados en temas específicos que pueden ser publicados una o dos veces por año.

Para completar el equipo, una vez que ya listos los manuscritos para su publicación, está la función del editor consultante quien se encarga de la edición final de los trabajos en el formato PDF, que saldrá publicado en el sitio web de la Academia Nacional de Medicina.

-¿Cuáles procesos garantizan la transparencia y meritocracia de todo ese complejo mecanismo de evaluación?

Desde mediados del siglo pasado más del 70% de las revistas científicas de impacto practican el arte de la evaluación por pares, protegidos por el anonimato. Es decir, cada manuscrito que los editores de sección juzguen de calidad e interesen a nuestra audiencia, se someten a dos o tres árbitros o especialistas en la materia respectiva, para evaluar cada trabajo de manera anónima, tanto para él o los autores, como para los editores de sección.

En ciertas revistas se llega al extremo de bloquear, durante ese proceso, los nombres de los autores y de sus respectivas instituciones, para que de esta manera no intervengan criterios espurios, tales como prejuicios, sesgos o incluso favoritismos hacia personas y regiones. Pero nosotros aún no contemplamos tales extremos.

-¿De dónde procederán los árbitros de temas médicos y científicos tan variados como los que publica la GMC?

Para ello hay una base de datos o lista detallada de expertos en distintas especialidades médicas y científicas, que se prepara de común acuerdo con la institución, la Academia Nacional de Medicina.

Se trata de una lista de reconocidos expertos a los que acude un personaje que aún no hemos mencionado, como es el senior editor, o editor gerente, una figura de muy alto nivel que es quien, con base en esa lista de expertos, proporciona los tres árbitros anónimos a petición del editor de sección según la naturaleza de los manuscritos a evaluar.

-¿Con ese proceso tan complejo y laborioso que toma tiempo, en una era que se caracteriza por la súper aceleración tecnológica, ustedes pondrán a tono la GMC con las exigencias internacionales que demanda la ciencia de hoy día?

Eso estará por verse, es obvio, pero lo que sí le puedo adelantar que hay maneras de cumplir con cada paso editorial para garantizar la calidad y pertinencia de nuestras futuras publicaciones, y a la vez pisar el acelerador a toda velocidad.

Fíjese como con la pandemia covid-19, es posible comprimir el tiempo de procesos muchísimos más complejos como son el desarrollo de vacunas y nuevos medicamentos contra SARS-Cov2, así como también hacer publicaciones científicas sobre la materia en apenas días, e incluso horas, como ocurre con revistas de tanto prestigio como Science, Nature, Lancet, JAMA y New England Journal of Medicine. Esto lo puede constatar en este mismo sitio web de la ANM, en la sección covid-19.

El nuevo Comité Editorial Internacional de la Gaceta Médica de Caracas reunirá a distinguidos médicos y científicos de Venezuela, Argentina, Colombia, Estados Unidos, Italia, México, y de la República Checa.

De esta manera, anuncia la Academia Nacional de Medicina, la Gaceta Médica de Caracas entra en una nueva etapa de su ya centenaria y exitosa trayectoria desde 1893.

Dr. Manuel Velasco

El doctor Manuel Velasco es Doctor en Medicina (MD, por sus siglas en inglés), profesor titular de Farmacología, director de la Unidad Clínica de Farmacología de la Escuela de Medicina Vargas, de la Universidad Central de Venezuela (UCV), exvicedecano de la Facultad de Medicina de la UCV, Premio Nacional de Medicina , Premio Francisco De Venanzi, Miembro Nacional Correspondiente, puesto 30 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela. Editor asociado y revisor ad hoc de diferentes revistas internacionales. Editor en jefe, revista internacional New Advances on endocrine metabolic and immune Diseases. Revista internacional de Bentham Science Publishers. Coordinador médico general de La Web de la Salud.

Rafael Rangel-Aldao

Rafael Rangel-Aldao es médico egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV, Caracas) y tiene un PhD del Albert Einstein College of Medicine, Nueva York.  Es profesor invitado de la Universidad Simón Bolívar y CEO de la Corporación B4BTambién ha sido profesor visitante en las principales universidades de los Estados Unidos y Europa, así como en algunas de las instituciones académicas más prestigiosas de América Latina. Tiene más de 100 publicaciones científicas que consisten en trabajos de investigación, patentes internacionales sobre biotecnología aplicadas a la medicina y los alimentos, así como numerosos artículos de revisión invitados, cartas y capítulos de libros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *