fbpx
Cortesía

Voz de América

El Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela busca alcanzar este sábado el récord Guinness con la orquesta más grande del mundo, con 12.000 músicos tocando simultáneamente.

El desafío tendrá lugar en el patio de honor de la Academia Militar de Caracas, a las 4 p.m. Los niños y jóvenes del sistema de orquestas interpretarán la Marcha Eslava, compuesta por el ruso Piotr Ilich Tchaikovsky.

«Es una obra que no solamente representa la magnitud del evento, sino que es una obra formativa» que integra el repertorio con el que se preparan los niños y jóvenes del sistema, explicó Andrés David Ascanio, quien llevará la batuta en el intento de alcanzar el Guinness.

«Estaremos demostrando un 10% de lo que somos. Esa cantidad [de músicos] que estaremos ahí es una píldora de lo que es el sistema [de orquestas] en el país. De ese millón de niños y jóvenes que están en cada uno de los 443 núcleos», dijo Ascanio.

Eduardo Méndez, director ejecutivo del sistema de orquestas, detalló que «el intento consiste en ejecutar una obra sinfónica del repertorio universal que tenga una duración superior a 5 minutos y debe ser ejecutada por músicos que sean especialistas, que no compartan los instrumentos entre sí», de lo contrario, no lograrán el Guinness.

Alegando motivos de seguridad y limitaciones de espacio, los organizadores del recital aclararon que no habrá acceso al público y sólo asistirán personalidades invitadas.

El concierto se extenderá por una hora y, tras tocar la Marcha Eslava, interpretarán temas nacionales, como «El Alma Llanera» y «Venezuela».

Creado en 1975, el sistema de orquestas y su fundador, el fallecido maestro José Antonio Abreu, han recibido unos 70 reconocimientos mundiales, entre ellos, la medalla Mozart de la UNESCO, por haber «contribuido al enriquecimiento y desarrollo de la música» y «por servir de modelo a otros países.

Voz de América