fbpx

En el contexto del positivo crecimiento de la economía panameña de 15.3% durante 2021, el Centro Bancario Internacional (CBI) se posicionó como un elemento clave en el proceso de reactivación económica panameña.

Muestra de ello es el incremento de nuevos préstamos que ascienden a $16,844 millones, al cierre de diciembre de 2021, dijo la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) en un comunicado.

Este aumento, que representa un 14% más al compararlo con igual periodo de 2020, es señal de que la recuperación económica ya empezó a impactar positivamente a la mayoría de los sectores productivos, principalmente las actividades como del sector agropecuario, las hipotecas, el consumo y el comercio.  

Publicidad

No obstante, la presencia de múltiples riesgos y un marco de fuerte incertidumbre, acrecentada por el conflicto bélico en Ucrania, hace que sea necesario un prudente optimismo, señaló Amauri A. Castillo, superintendente de Bancos.

Estas cifras se dieron a conocer durante la presentación de los resultados de 2021 del CBI, con el tema Evolución del Sistema Bancario y su rol en la recuperación económica, en un evento híbrido que reunió, de manera presencial y virtual, a los principales actores del sector financiero nacional e internacional.

Otro indicador positivo fue el resultado reflejado en el volumen de depósitos de particulares, que incrementaron $3,328 millones o un 7.4%, lo que denota la confianza del depositante en el Sistema Bancario Nacional.

En este segmento, la mayor participación la tienen las empresas con un 60% de los depósitos locales de particulares y una tasa de crecimiento de 6.5%, mientras que el 40% restante lo representan los ahorros de las personas naturales, los cuales crecieron 3.8%, con relación a igual periodo del año anterior.

Igualmente, el superintendente de Bancos explicó que, aunque el nivel de ahorros de las personas es positivo, se observa un decrecimiento previsible, que pudiese estar relacionado con la reapertura de las actividades afectadas por la pandemia, el nivel de ahorro precautorio, y el reinicio de pago de compromisos adquiridos mediante el plan de alivio financiero.

En cuanto a las cifras de la cartera modificada, el regulador informó que, después de un año, este segmento se ha reducido un 59%, es decir, $13,681 millones. 

A diciembre 2021, el total de la cartera modificada alcanzó $9,252 millones.

Se informó que, a partir del segundo semestre de 2021, se realizaron movimientos importantes de este segmento hacia la cartera no modificada, esto luego del cumplimiento de los compromisos acordados entre los clientes con sus bancos.

Los sectores con mayor nivel de traslado a la cartera regular corresponden al sector hipotecario, el cual disminuyó su cartera modificada en $4,178 millones o un 78%, seguida del renglón de consumo personal con una reducción del 58%.

Los activos del CBI alcanzaron un total de $133,351 millones, lo que representa un incremento de 2.3% al compararlo con igual periodo del año anterior. Asimismo, los indicadores de solidez financieros se mantienen cercanos al doble del exigido por la legislación y regulación prudencial.

La participación del superintendente de Bancos incluyó el resumen de los logros más destacados de la entidad reguladora, entre los cuales se destacan la transformación digital con el fortalecimiento de los procesos y la inversión en infraestructura tecnológica, elevando así los niveles de eficiencia y el robustecimiento del conocimiento del capital humano.

Igualmente, resaltó los avances en materia de supervisión prudencial, la bancarización en el país, la Estrategia Nacional de Educación Financiera; así como las mejoras en materia de prevención de blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo.

«Conscientes de que las transacciones electrónicas y los medios de pagos digitales han maximizado el uso del comercio electrónico, es prioridad para esta Superintendencia dar continuidad a la estructuración del anteproyecto de Ley del Sistema Nacional de Pagos de Panamá, que permitirá ponernos al día y propiciar la transformación tanto a nivel legal, regulatorio, como en materia de administración y supervisión para el debido control y vigilancia de estos sistemas de pagos en el país», puntualizó el superintendente de Bancos.

Comunicado de la SBP