Experta de la ONU culpa a calificadoras de riesgo de dejar a países sin espacio fiscal para invertir en salud y vacunas