Calvicie, el capricho de la naturaleza que asusta al hombre