Controle la diabetes; cuide su corazón

El paciente diabético duplica y hasta cuadruplica el riesgo de sufrir y morir a causa de la enfermedad cardiovascular. 

Esta realidad de la diabetes como acelerador del riesgo cardiovascular, obliga a un estricto control, desde una visión integral. 

Al respecto, la Dra. Ruth Báez (República Dominicana), especialista en Endocrinología, el Dr. Jaime Ordoñez (Colombia), epidemiólogo y magíster en Economía de la Salud y el Dr. Fernando Wyss (Guatemala), médico internista, cardiólogo y actual presidente de la Asociación Interamericana de Cardiología, abordaron aspectos de interés, durante el encuentro virtual Por tu corazón, ¡Dale la vuelta a la diabetes!, moderado por la Dra. Ileana Chiari, directora médica de Novo Nordisk Centroamérica y El Caribe.

La Dra. Chiari resaltó que cada ocho segundos una persona muere en el mundo por complicaciones asociadas a la diabetes.

Comprender la enfermedad

La Dra. Ruth Báez recordó que la diabetes mellitus es una enfermedad “compleja, crónica, progresiva y no transmisible”.

Un factor la caracteriza: el nivel de glucosa elevado en sangre.

Se estima que hacia el año 2030, cerca de 578 millones de personas sufran la enfermedad.

Hay varias señales de alerta que debe tomar en cuenta:

Orinar de manera frecuente (poliurea)

Sed frecuente (polidipsia)

Comer mucho (polifagia)

Pérdida de peso no intencional

Cansancio

Estos síntomas externos deben llevar a la consulta médica. El especialista indicará varios exámenes para diagnosticar los niveles de glucosa en sangre, indica la Dra. Báez.

Son cuatro los tipos de diabetes:

Diabetes mellitus tipo 1: Tiene un origen inmunológico y puede afectar a niños, adolescentes o adultos jóvenes. El paciente presenta una deficiente absoluta o casi absoluta de insulina. Corresponde al 10% de los casos

Diabetes mellitus tipo 2: Es la de mayor incidencia (90% de los casos). Está asociada con la predisposición genética, con la obesidad y el sedentarismo. Puede afectar a adultos de cualquier edad y expresa un déficit secretario de insulina de manera progresiva.

Hay una diabetes mellitus vinculada al embarazo (la gestional) y diabetes llamadas secundarias, cuyo origen se debe a enfermedades que afectan al páncreas.

Al evaluar las complicaciones que causa la diabetes, la especialista explicó que las hay de tipo micro-vasculares que pueden generar ceguera, daño del riñón o riesgo de amputaciones.

Las macro vasculares afectan el corazón y las arterias periféricas. “Es la principal causa de muerte de nuestros pacientes diabéticos”, advirtió.

Señala que es necesario actuar temprano con el paciente diabético y así preservar su calidad de vida.

Esta atención incluye farmacoterapia, evitar la obesidad y el tabaquismo, mejorar los hábitos alimenticios y control de los valores.

Diabetes e hipertensión arterial

El Dr. Fernando Wyss hizo referencia al estudio, Consenso Latinoamericano sobre el manejo de la hipertensión en el paciente con diabetes y síndrome metabólico, en el cual participó con varios especialistas de la región.

La investigación refleja que “la prevalencia de hipertensión, diabetes mellitus tipo 2 (DM2) y síndrome metabólico continúa aumentando en América Latina, mientras que las tasas de diagnóstico, tratamiento y control de estos trastornos siguen siendo bajas”.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha advertido que “la epidemia de obesidad, que está relacionada con el aumento de la diabetes, está impulsada en gran medida por las tendencias gemelas de cambios en los patrones dietéticos y disminución de la actividad física”.

“Se considera que los adultos tienen sobrepeso si tienen un índice de masa corporal (IMC) entre 25 kg / m2 y 29,9 kg / m2 y se consideran obesos si su IMC es superior a 30 kg / m2. 

La investigación ha demostrado un vínculo fuerte y constante entre la obesidad y la diabetes; los aumentos en el IMC están asociados con un mayor riesgo de diabetes y la obesidad abdominal ha surgido como un fuerte predictor de diabetes”, señala la OPS que además está unida con la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) en el diseño de las Guías ALAD de Diagnóstico, Control y Tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo 2

El Dr. Wyss advierte que “el 60% de los hipertensos conviven con la diabetes”.

Señala que cuando la persona tiene tres o cuatro factores de riesgo (diabetes, tabaquismo, colesterol o triglicéridos), además de superar los 45 años, el riesgo de un infarto aumenta hasta 12 veces.

Observa que en el caso de la pandemia, estos factores se han acelerado “porque la inactividad física nos llevó a estar encerrados y por encima alteró la dieta”.

El Dr. Jaime Ordóñez señaló que solo en Colombia ocurren 147,040 eventos isquémicos en el año.

El especialista hizo especial referencia a las investigaciones del Framingham Heart Study (Estudio del Corazón de Framingham), que desde el año 1948 en Framingham, (estado de Massachusetts en los Estados Unidos), se dedica a identificar los factores que inciden en la enfermedad cardiovascular.

De acuerdo con el Framinghan Heart, la diabetes mellitus es el principal riesgo causante de la enfermedad cardiovascular.

La edad, el tabaquismo, el colesterol total y el índice de masa corporal, también son factores a considerar.

El Dr. Ordóñez señala que tomar las medidas de prevención a tiempo, además de evitar el avance de la enfermedad, reducen los costos del paciente y el sistema sanitario.

La OPS señala que prevenir la diabetes tipo 2 y sus complicaciones pasa por atender varias recomendaciones, desde mantener un peso corporal saludable, hasta hacer al menos 30 minutos de ejercicio, evitar azúcar y grasas saturadas y optar por una buena alimentación.