fbpx

Covid-19 modificó comportamiento de la enfermedad cardiovascular

Pixabay

Violeta Villar Liste

El Dr. José Miguel Torres Viera, cardiólogo intervencionista y presidente saliente de la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC), junto con el Dr. Igor Morr García, especialista en hipertensión arterial y miembro de la junta directiva de la SVC, explicaron los aspectos más relevantes del Meca-Cardio 2021, encuentro científico que es la interpretación de los aportes en Cardiología en la mirada de los médicos venezolanos

El miedo a la covid-19 alejó al paciente del consultorio y esta tendencia modificó el comportamiento de la enfermedad cardiovascular, con infarto de miocardio complicado, entre otras consecuencias, porque el paciente consultaba de manera tardía al especialista.

Enfermedad cardiovascular y covid-19 constituyó uno de los temas centrales del reciente Meca-Cardio 2021, revisión dinámica de los mejores aportes a la cardiología durante el 2021, evento organizado por la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC).

El Dr. José Miguel Torres Viera, cardiólogo intervencionista y presidente saliente de la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC), junto con el Dr. Igor Morr García, especialista en hipertensión arterial y miembro de la junta directiva de la SVC, explicaron los aspectos más relevantes de este encuentro científico.

Vea la entrevista en Youtube:

Escúchelos en Spotify:

Destacaron que el Meca-Cardio 2021 lo diseñó la SVC para cerrar los años académicos (cada mes de diciembre) con la idea de hacer un resumen de los mejores ensayos clínicos del año, tomando como referencia las reuniones cardiológicas más importantes del mundo: la del American College of Cardiology, de la Sociedad Europea de Cardiología y del American Heart Association.

En general, se presentan conocimientos nuevos que son evaluados o testeados para una propuesta terapéutica conductual o farmacológica, de intervención en todas las subespecialidades, y esto permite avanzar en cómo tratar a los pacientes, “porque el conocimiento médico va cambiando a mucha velocidad”. 

El Dr.Torres Viera reconoce que “la cardiología ha crecido en muchos escenarios, con distintas subespecialidades”, de allí la variedad de los abordajes en este encuentro científico.

Discutieron, entre otros aspectos, acerca de electrofisiología en cardiología, en particular sobre el manejo de la fibrilación auricular, de relevancia porque es la arritmia más frecuente del corazón.

También de hipertensión arterial, el factor de riesgo más importante para enfermedad cardiovascular, de síndrome coronario agudo y del alcance de la tecnología digital para abordar a los pacientes, además de presentar las nuevas guías de prevención cardiovascular.

El Dr. Morr dijo que el gran mérito es la interpretación de los aportes en Cardiología en la mirada de los médicos venezolanos.

Cardiología y covid-19

-¿Cuáles fueron los hallazgos más relevantes de la relación covid-19 enfermedad cardiovascular?

El Dr. Morr detalló que estudios aplicados en Estados Unidos, de 24 sistemas de salud integrados por vía electrónica, determinaron que la pandemia llevó a la interrupción del tratamiento de la hipertensión.

“Comparada con la data de 2019, se evidenció una tasa de disminución en el control de la hipertensión por la ausencia de aquellos pacientes en sus consultas programadas en sus centros de salud”, durante el 2020.

El Dr. Torres Viera dijo que la covid-19 ha impactado a la medicina como pocas situaciones lo han hecho en la historia de la humanidad. 

“A partir de la covid-19 se produjo una aceleración de la manera de investigar y de conectar a los especialistas como no lo  habíamos tenido de manera previa. Nos adelantamos en una década a lo que estaba previsto desde el punto de vista del conocimiento médico, por lo cual la medicina después de la covid-19 será mejor”.

Sin embargo, reconoce que también el virus sorprendió sin preparación adecuada, lo cual demandó de los hospitales una energía humana y de recursos financieros “para lo cual tampoco estábamos preparados”.

Los pacientes cardiovasculares, afirmó, dejaron de acudir a consulta, entre el miedo y la sugerencia para evitar que se contagiaran con los enfermos covid-19.

“Entonces la enfermedad cardiovascular modificó su comportamiento y vimos infarto de miocardio complicado, porque el paciente consultaba 16 horas después.

Las consultas de hipertensión y de insuficiencia cardíaca se retrasaron, y eso va a producir teóricamente una ola de enfermedad cardiovascular cuando esa masa de pacientes represados, entre miedo e indicaciones, acuda a las instituciones hospitalarias para ser tratados de sus enfermedades de base”.

El Dr. Torres Viera recordó que el factor de riesgo más importante de todos los pacientes hospitalizados a causa de la covid-19 es la hipertensión arterial porque, a su vez, es el factor de riesgo más común de la enfermedad cardiovascular en el mundo.

“Se complican más y fallecen más, no se infectan más, por eso insistimos que estos pacientes deben mantener sus tratamientos”, enfatizó.

Avances no invasivos

-¿Procedimientos analizados en Meca-Cardio 2021 que estén marcando tendencias?

El Dr. Torres Viera analizó que en el área de la Cardiología Intervencionista ahora la enfermedad coronaria se evalúa de manera diferente.

“Además del angiograma coronario o el cateterismo podemos hacer diagnóstico con mucha antelación a través de tomografía coronaria, que tiene una precisión altísima en todos sus estadios” y permite una evaluación funcional de la enfermedad coronaria de manera no invasiva y en diferido.

La estenosis aórtica,“la enfermedad valvular más frecuente del adulto mayor en el mundo, ahora se resuelve con anestesia local y sedación consciente. Es un procedimiento que se ha convertido casi en ambulatorio”.

Subrayó que la medicina no se detiene y los avances son increíbles en la dirección de actuaciones cada vez menos invasivas.

Controlar los valores a distancia

El distanciamiento impuesto por la covid-19 generó de manera positiva avances en telemedicina e investigaciones para acercar el tratamiento y la consulta al paciente.

El Dr. Igor Morr citó un estudio en Meca-Cardio 2021 en relación al control de la hipertensión y de los lípidos (grasas en sangre) usando un programa o un algoritmo electrónico que permitía controlar a distancia, sin necesidad de ir a consulta o visita médica, los valores de presión arterial y de lípidos, para alcanzar unas metas preestablecidas,.

Lo más interesante es que significó un  trabajo colaborativo entre farmacéuticos y un equipo médico especializado en hipertensión, simbiosis académica que arrojó excelentes resultados para  estabilizar los valores de la presión arterial.

“Esta pandemia nos está enseñando que lo importante es la vigilancia y la responsabilidad que tiene el paciente con su propia salud”, en el sentido de tomar el medicamento como el médico lo indica y mantener los valores.

Hallazgos en hipertensión

El Dr. Morr citó dos estudios realizados en China que fueron expuestos en  Meca-Cardio 2021 y ofrecen importantes aportes al control efectivo de la presión arterial.

Una investigación en personas entre 60 y 80 años de edad de 300 aldeas rurales en China,  integrando la participación de profesionales no médicos, pero incluidos en un programa de presión arterial, no solo de la toma de tensión sino en el seguimiento a través de instrumentos electrónicos, determinó menor mortalidad cardiovascular, menor  incidencia de infarto, de insuficiencia cardiaca y  ACV en el grupo que estuvo controlado en tensión arterial sistólica por debajo de 130 y por encima de 110, un resultado de gran relevancia. 

Otro estudio de control de la presión arterial en comunidades urbanas en China encontró la misma situación de buenos resultados con una mejor observación, control de las cifras de tensión y ajuste de tratamiento.

Cuidar el corazón 

Parece reiterativo pero es necesario: la comunidad médica no se cansa de insistir sobre aquellas pautas necesarias de observar para mantener una óptima salud cardiovascular.

El Dr.Torres Viera enfatizó que se deben mejorar los hábitos: ser más activos, caminar en plano, 30 minutos, cinco veces a la semana, con lo cual se disminuye entre 20% y 30% el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

De igual modo, comer sano, que significa llenar la mesa de colores con verduras y frutas.

Disminuir los blancos, es decir, menos azúcar y la sal.

El especialista recomienda conocer nuestros números: colesterol, presión arterial o glicemia, “nos permitirá hacer los ajustes necesarios para ponernos del lado de la baranda donde estamos sanos y no enfermos”.

Hizo énfasis en la obesidad, “el factor de riesgo más prevalente más allá de la hipertensión desde el punto de vista de conducta humana y está asociado a una epidemia que es la diabetes, enfermedad inflamatoria crónica que produce aterosclerosis,  la causa más frecuente de enfermedad cardiovascular”.

Las nuevas guías de prevención cardiovascular

El Dr. Igor Morr compartió las actualizaciones de las guías de prevención cardiovascular: El año pasado se actualizaron las guías de los Estados Unidos. En el 2021 las de la Sociedad Europea de Cardiología y de la Sociedad Interamericana de Cardiología.

Entre otros puntos, a destacar, citamos parte del resumen elaborado por el especialista:

1. La prevención debe comenzar antes de aparecer la enfermedad en su fase clínica.

2. La prevención debe ir de lo colectivo a lo individual. El impacto poblacional a través del desarrollo y puesta en práctica  de políticas de salud de cumplimiento universal, producen mayores  ventajas en lo individual. 

3- El estilo de vida no saludable es muy prevalente. Más del 80% de la población mundial tiene un estilo de vida no saludable

4- La diabetes es un factor de riesgo cardiovascular (CV) que se debe tomar en cuenta para disminuir las tasas de mortalidad y morbilidad por enfermedades cardiovasculares. 

5. La hipertensión arterial  es el principal factor de riesgo de muerte cardiovascular. Puede ser controlada mediante un diagnóstico precoz y un tratamiento oportuno óptimo.

En la actualidad en la mayoría de las guías se considera una presión arterial razonable cifras por debajo de 130-80 mmHg en toda la población incluyendo la de mayores de 70 años, siempre y cuando no exista fragilidad y toleren bien la terapia. 

Por otro lado, la terapia no farmacológica es obligatoria para todos los estadios de hipertensión arterial. 

6. La cardiopatía ya establecida que amerita prevención secundaria es la principal causa de mortalidad a nivel mundial

7- Se exhorta a que las personas mayores de 40 años deben conocer su nivel de riesgo utilizando algoritmos del cálculo de riesgo CV. Cada sociedad tiene sus propios algoritmos. 

8. El ejercicio físico debe ser obligatorio y adaptado a las limitaciones individuales. 

9. El ejercicio complementa a la alimentación en el esfuerzo por combatir a la obesidad. Se recomienda guiarse por el índice de Masa Corporal. Este índice debe estar por debajo de 25 y superior a 16. 

10. El tipo de alimentación recomendada debe incluir mayor cantidad de vegetales verdes, fibras, frutas y semillas. Debe eliminarse las carnes y alimentos procesados ricos en grasas trans. Deben evitarse las frituras y los alimentos enlatados con alta cantidad de sodio.

La tendencia actual es recomendar una alimentación con mayor consumo de vegetales y menos cantidad de alimentos cárnicos (carnes rojas máximo 350 gr x semana; pescado 2- 3 veces por semana)

El consumo de sal debe ser inferior a 5 gr diarios. 

Por otro lado, no se debe consumir bebidas con azúcar añadida inclusive edulcorantes.

11. Continuar con los programas de cesación tabáquica, incluyendo todos los derivados del tabaco. El tabaquismo debe ser considerado como una enfermedad adictiva y no un mal hábito.

Son parte de recomendaciones globales que conducen al camino de una vida saludable y reducción del riesgo cardiaco.