Lo que todo cardiólogo debe saber sobre la schistosomiasis