¿Cuáles son las porciones adecuadas para una correcta alimentación?

Pixabay

Lic. Patricia Vial

Hemos escuchado en reiteradas ocasiones la frase: “Somos lo que comemos”. Por eso, a propósito del reciente Día Mundial de la Alimentación, es importante concienciar acerca de  las porciones adecuadas que debemos consumir. 

Se ha visto un incremento considerable en el tamaño de las porciones y cantidad de calorías que consumimos, impactando significativamente la tasa de obesidad a nivel mundial.

En Panamá, por ejemplo, la prevalencia del exceso de peso en Panamá en adultos a partir de 18 años fue estimada en 71% en la Encuesta Nacional de Salud, que realizó el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud en conjunto con la Contraloría General de la República y el Ministerio de Salud. 

Cada vez más personas tratan de comer de manera sana y balanceada, pero se enfrentan a un reto difícil al momento de escoger sus alimentos.

Debemos ser conscientes de qué y cuánto comemos, informarnos, elegir los productos por la calidad de sus ingredientes, para que eso no represente un problema a mediano o largo plazo a nuestra salud.

Consumir las cantidades correctas en la alimentación diaria, es un gran paso para mejorar nuestra calidad de vida. A continuación, tres consejos a seguir para identificar la porción adecuada de los alimentos: 

  1. Disminuya el tamaño de los platos: el tamaño de los platos y utensilios para comer, juegan un papel importante en la cantidad de alimentos que se consumen. Cuanto más grande sea el plato, puede que se sirva más comida. Además, debido a la cultura de dejar el plato vacío, puede que coma de más, aunque ya esté satisfecho.  

Verifique el tamaño de sus platos y utensilios en casa y si son muy grandes, considere cambiarlos por unos más pequeños. De esta forma, podrá empezar a manejar la cantidad de alimentos que come en casa. 

  1. Controle las porciones fuera de casa: algunos restaurantes sirven grandes porciones de alimentos, por lo que puede ser una buena opción compartir el plato con el acompañante o los familiares. También puede comer la mitad de su plato, pedir el resto para llevar a casa y comerlo en otro tiempo de comida.  

Por otro lado, es buena idea que sustituya ciertos alimentos. Por ejemplo, pida ensalada en lugar de papas fritas y acompañe su comida con agua y no con bebidas azucaradas.  

  1. Tamaño y número de las porciones: antes de comprar un producto, lea detenidamente el tamaño de la porción y el número de porciones por paquete. Hay productos que traen más de una porción por envase, por lo que hay que multiplicar el número de porciones que se deseen consumir, por el total de los nutrientes que aporta una porción.  

Por ejemplo, si el envase dice que contiene dos porciones y aporta 150 calorías por porción, se deberán multiplicar las 150 calorías por 2. Por lo tanto, si se consumiera todo el contenido del envase, estaría consumiendo 300 calorías, no 150. 

Queremos inspirar a todas las personas a consumir las porciones adecuadas, como parte de un estilo de vida saludable. Vivimos en un mundo cada vez más conectado y con diferentes canales de comunicación. Informarnos bien, para tomar decisiones seguras también es nutrirnos correctamente.

Lic. Patricia Vial

Patricia Vial es licenciada en Nutrición por la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y con posgrado en Economía y Administración de la Universidad de Oklahoma (Estados Unidos). Tiene Maestría en Nutrición y Deportes por la Universidad de Minnesota. Es gerente de Nutrición, Salud y Bienestar de Nestlé Centroamérica