De Saúl Kizer para Saúl Krivoy, la coincidencia de una larga amistad

Saúl Krivoy en su consultorio

Dr. Saúl Kizer Yorniski

El Dr. Manuel Velasco, director de la Gaceta Médica de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela (ANM) me invitó a escribir  una semblanza de mi amigo, compañero, tocayo y colega Dr. Saúl Krivoy, a quien conozco desde hace 63 años.

En 1957 finalicé mis estudios de Educación Media en la ciudad de Maracay y deseaba ser médico, por lo cual me inscribí en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas. En octubre del mismo año comenzaron las clases de Medicina.

La lista de los alumnos era en orden alfabético y mi sorpresa fue que en el curso había tres alumnos cuyos apellidos comenzaban por la letra K: Saúl Kizer, Saúl Krivoy y Salomón Kube; inclusive teníamos las mismas iniciales SK.

Yo venía de una ciudad pequeña a estudiar en la capital, en la Ciudad Universitaria, con 17 años recién cumplidos y no tenía amistades ni compañeros. A escasos días del inicio de las clases, ya nos conocíamos y a las pocas semanas habíamos establecido una amistad que creció con el paso de los años.

Saúl Krivoy nació en Caracas el 18 de julio de 1938. Realizó su educación primaria en la Escuela Jesús María Páez y la secundaria en el Liceo Andrés Bello, ambos en Caracas. Hizo sus estudios médicos en la UCV y se graduó de Médico Cirujano el 13 de septiembre de 1963. Obtuvo el Doctorado en Ciencias Médicas en la misma Universidad el 9 de agosto de 1968.

Recordemos que durante los primeros meses de nuestro inicio en la Universidad, el país era gobernado por una dictadura dirigida por el general Marcos Pérez Jiménez, la cual terminó el 23 de enero de 1958.

En esos meses hubo numerosas protestas y manifestaciones en las calles en contra del régimen. Nosotros, los dos nuevos amigos, asistimos a las ocurridas en los alrededores de la Universidad y cercanías de la autopista aledaña.

Eran reprimidas por la policía y la Seguridad Nacional (policía política) utilizando gases lacrimógenos y, a veces, disparos de armas de fuego.

En algunas, compartiendo el peligro, corríamos desde la Plaza Venezuela hasta el interior de la UCV. La universidad, en ocasiones, no era respetada por la fuerza policial.

En una oportunidad debimos escondernos en un baño del Instituto Anatómico hasta que logramos salir sin mayores peligros. Además, estudiábamos en los pasillos de la Universidad y en el Parque Los Caobos sin saber que al frente del parque se encontraba la sede de la Seguridad Nacional.

Cabe señalar que después de varias semanas de recibir clases de Anatomía, surgió en la persona que aquí les relata, un estado de intranquilidad, nerviosismo y tristeza, porque una clase recibida de los libros utilizados en la época, Rouviere y Testut, abarcaba tal cantidad de hojas, que sentía no podría aprender por su gran número. Entre mi papá y Saúl Krivoy me convencieron de seguir adelante. Gracias a ellos continué con los estudios médicos.

Afectos de familia                                                                                                                                                                          

A inicios del año 1958, Saúl me invitó a ir a su casa de habitación y tuve la oportunidad de conocer a su familia: el papá, quien era viudo, su hermana mayor Berta, casada y con dos hijos, y su hermano mayor Abraham, ya fallecido, quien era médico.  El trato y la acogida recibida me hicieron sentir parte de la familia.

A pesar de seguir los mismos estudios, muchas veces no coincidíamos en las clases teóricas y prácticas de algunas asignaturas, lo que no impidió que siguiéramos cultivando nuestra amistad y estudiáramos juntos para aprender los conocimientos recibidos.

Siempre estábamos pendientes de todas las actividades programadas y situaciones que se nos presentaban como estudiantes y nos comunicábamos con frecuencia para hacer comentarios sobre las mismas. De igual manera procedíamos para conocer el resultado de los exámenes.

En 1960 mi tocayo compró un carro pequeño y usado, del cual yo era un asiduo pasajero y además ayudante para empujarlo, cuando el carro no arrancaba y nos dejaba accidentados en las calles o en algún estacionamiento.

Imposible olvidar las animadas fiestas de carnaval a las que asistimos; así como el tamaño susto que nos llevamos cuando en una ocasión yo lo acompañé a la Residencia Psiquiátrica La Coromoto, donde mi compañero hacía guardias siendo todavía estudiante de Medicina y una paciente intentó agredirnos; eso nos hizo salir corriendo del lugar.

Un hecho de grato recuerdo fue la estadía como bachiller en el Hospital Carlos J. Bello de la Cruz Roja Venezolana (CRV). Saúl ingresó al ser seleccionado, comenzando el 5to. año de Medicina. Ese hospital tenía dos particularidades relevantes en relación con los bachilleres, de las cuales la primera era el llamado “bautizo”.

Consistía en someter al bachiller, durante el primer día de asistencia,  a preguntas de todo tipo así como a diversos trabajos de mantenimiento en el hospital, e inculparlo de numerosos actos y hasta de fallecimiento de pacientes que, en realidad, no habían ocurrido.

Más tarde, en la noche, era interrogado sobre numerosos aspectos de la vida por médicos y bachilleres del último año de Medicina. Al final de la noche se le informaba que todo lo sucedido con su persona durante el primer día resultó ser un juego.

De esta manera se aclaraba lo sucedido, finalizaba el bautizo y era felicitado por su ingreso. La segunda característica resaltante era que los bachilleres prácticamente actuaban como médicos bajo la supervisión, guía y enseñanza de los médicos.

El trabajar en el hospital 24 horas a la semana representó al final de dos años el haber adquirido una gran experiencia en la asistencia y tratamiento de los pacientes.

Saúl fue un destacado alumno y mejor compañero con todos los de su curso durante los seis años de la carrera, a quienes ayudaba para una mejor comprensión de sus dudas y necesidades. Tenía ese don e inquietud por la enseñanza y estudió Medicina en el tiempo programado para realizarlo como estudiante de pregrado.                                                                                                                                                                              

En el año 1962, cursando el 5to. año de la carrera, conoció a una bella joven venezolana, estudiante de Economía, llamada Ruth Oesterreicher, con quien inició un noviazgo que duraría hasta finalizar los estudios médicos. Una vez graduado, contrajeron matrimonio a la semana siguiente y me solicitaron que fuera testigo de la boda y además formara parte del cortejo de honor, como en efecto lo hice.

De esa feliz unión que ya tiene 57 años, nacieron dos hijas, una de ellas diseñadora gráfico y la otra abogado;  y un hijo que es médico especializado en Oftalmología. Tienen cinco nietos.

Actividad profesional




Saúl Krivoy, presentación del trabajo de incorporación como Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Medicina

Motivado a su numerosa e intensa actividad en el campo neurológico, neuroquirúrgico y psiquiátrico, plasmada en su diverso y extenso curriculum, presento a continuación un resumen del mismo.

Ponencias: Presentó siete en Congresos Internacionales realizados en ciudades latinoamericanas y dos en Jornadas Internacionales de Microcirugía en Caracas. Igualmente, presentación de 35 ponencias en Congresos Venezolanos de la especialidad y en diferentes ciudades de Venezuela.

Asistencia a Congresos: Asistió a nueve Congresos Internacionales en cinco países y a 35 Nacionales donde presentó 13 trabajos libres. También asistió a 48 Congresos y Jornadas Científicas realizadas en diferentes ciudades e Instituciones en Venezuela.

Sociedad Venezolana de Neurocirugía: Ocupó los cargos de Presidente, Vicepresidente y Secretario durante el lapso de dos años cada uno de ellos, entre 1979 y 1985.

Otras Sociedades Científicas: Miembro de cinco Sociedades Científicas Internacionales y 10 Nacionales.                                                                                                                                                                    Pionero e innovador: Iniciador en Venezuela  de 13 técnicas de diagnóstico y tratamiento neuroquirúrgico.

Revistas  Médicas: Editor de la Revista Venezolana de Neurología y Neurocirugía. Miembro del Comité Editorial de la Revista Surgical Neurology desde 1996.  

Tesis de Doctorado: Exoftalmos Unilaterales, para optar al título de Doctor en Ciencias Médicas, UCV 1968. Premio Especial de Tesis de Doctorado, 1968.

Trabajos  de  Ascenso: Desde el escalafón de Profesor Asistente a Profesor Titular de la Facultad de Medicina de la UCV, entre 1973 y 1986.

Publicaciones: Revistas Nacionales No Indexadas, 13 trabajos científicos, e Indexadas, con 39 trabajos. En Revistas Internacionales Indexadas publicó tres Trabajos Científicos y cuatro Capítulos en libros nacionales.

Coordinación y Dirección de Cursos de Posgrado: Coordinador del Curso de Posgrado de Neurocirugía 1974-79 y  Director del Curso de Posgrado de Neurocirugía 1979-93, ambos en el Hospital Miguel Pérez Carreño. Director del Curso de Posgrado de Cirugía General en el Hospital Miguel Pérez Carreño 1986-1991. Director del Curso de Posgrado de Neurocirugía del Hosptal Universitario de Caracas 2001-2004.

Comisiones: Miembro de ocho Comisiones de la Facultad de Medicina de la UCV en el período 1989-2006. Representante Profesoral Electo ante el Consejo de la Facultad de Medicina de la UCV en el período 2000-2006.                                                                                                                                  

Miembro de Jurado, Asesor y Tutor: Miembro Principal del Jurado Examinador en cinco trabajos de investigación para optar al título de Especialista en Neurocirugía, Facultad de Medicina, UCV, 1995-2002, y uno en Radiodiagnóstico. Miembro Principal del Jurado para  la  Evaluación de los  Médicos  Residentes  en Neurocirugía, Hospital Miguel Pérez Carreño 1974-76. Tutor de siete trabajos de investigación para optar al título de Especialista en Neurocirugía, Hospital Miguel Pérez Carreño, Facultad de Medicina, UCV. 1982-2000. Asesor de dos trabajos especiales de investigación para optar al título de Especialista en Neurocirugía, Hospital Miguel Pérez Carreño, Facultad de Medicina, UCV, 1989-91. Director de tres Tesis Doctorales: dos en Maracaibo, Facultad de Medicina, Universidad del Zulia, 1977-2002 y otra en Caracas, Facultad de Medicina, UCV, 1998.

Actividades  Académicas: Instructor Interino, Cátedra de Anatomía Normal, Facultad de Medicina, UCV, 1968-69 y 1969-70. Instructor por Concurso. Cátedra de Anatomía Normal, Facultad de Medicina, UCV. 1972. Profesor Asistente, Facultad de Medicina, UCV. 1974. Profesor Agregado, Facultad de Medicina, UCV. 1975. Profesor Asociado, Facultad de Medicina, UCV. 1981. Profesor Titular, Facultad de Medicina. UCV. 1986. Jefe por Concurso de la Cátedra de Neurocirugía de la Escuela de Medicina Luis Razetti, UCV, 2001-2003. Su actividad docente deja como legado varias generaciones de neurocirujanos que desarrollan sus actividades en múltiples lugares de Venezuela y en el exterior.                                                                                                                                                                        

Actividades  Asistenciales: Desde Bachiller asiste como voluntario al Hospital General del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). 1960-63. Bachiller Interno de la Clínica Residencia La Coromoto, 1961-63. Bachiller Interno del Hospital Carlos J. Bello (CRV), 1961-63, siendo su Jefe de Guardia 1962-63. Médico Adjunto del Servicio de Neurología del Hospital Carlos J. Bello (CRV), 1963-68. Médico Asistente del Servicio de Neurocirugía, Hospital de Niños J.M. de los Ríos. 1964-65. Médico Asistente del Servicio de Psiquiatría, Hospital Carlos J. Bello (CRV), 1963-65. Médico Residente del Servicio de Neurocirugía, Hospital General de los Seguros Sociales, 1964-68. Adjunto en el Servicio de Neurocirugía del Hospital de Niños J.M. de los Ríos, 1965-69. Segundo Adjunto del Servicio de Neurología del Hospital Carlos J. Bello (CRV) 1969-72. Jefe Encargado del Servicio de Neurocirugía del Hospital Miguel Pérez Carreño (IVSS) 1971-72. Jefe Encargado del Servicio de Neurología. Hospital Carlos J. Bello (CRV) 1972-73. Adjunto del Servicio de Neurocirugía Hospital Miguel Pérez Carreño (IVSS) 1977-86. Adjunto al Servicio de Neurocirugía Hospital Universitario de Caracas. 1976-1978. Jefe del Departamento de Cirugía Hospital Miguel Pérez Carreño (IVSS) 1986-87. Jefe del Servicio de Neurocirugía (por Concurso de Oposición) del Hospital Miguel Pérez Carreño,  IVSS, 1986-93, fecha en la cual se retiró. Jefe del Servicio de Neurocirugía (por Concurso de Oposición) del Hospital Universitario de Caracas, 2001-2004, cuando se retiró.

Cursos  realizados: En el país fueron 15 cursos y siete en el exterior, todos relacionados con su especialidad.

Academia Nacional de Medicina: Miembro de Cortesía electo el 14 de Marzo 2001. Miembro Correspondiente, puesto 36, en Julio 2003. Individuo de Número, Sillón VI, electo el 7 de Mayo de 2009 e incorporado el 30 de Julio de 2009.





Saúl Krivoy, Incorporacion como miembro correspondiente ANM, botón impuesto por el Dr. J.J. Puigbó

Actividades y Participación en Comisiones: Fue miembro de 12 comisiones de la Academia Nacional de Medicina inherentes al análisis de problemas médicos. Fue miembro de la Comisión de Cirugía de la Academia Nacional de Medicina (ANM) siendo su Secretario y luego su Presidente, 2000-2014. Secretario de la Fundación Francisco Antonio Rísquez de la ANM, 2008-2013. Miembro de la Comisión Redactora de la Gaceta Médica de Caracas, 2006-2010.

Menciones Honoríficas: Tesis de Doctorado. Premio Especial UCV, 23 de Agosto 1968. Condecoración del IVSS en su Segunda Clase, 1990. Orden José María Vargas Primera Clase, UCV, 2001. Profesor Honorario del Posgrado de Neurocirugí, Hospital Central de Valencia, 2003. Condecoración Orden Hospital Universitario de Caracas, Primera Clase, 2006.  

Ejercicio  Médico  Privado

Saúl Krivoy ejerció su actividad médica privada en varias instituciones de Caracas, entre ellas el Centro Médico de Caracas, siendo la última el Hospital de Clínicas Caracas. Ha atendido numerosos pacientes por diferentes enfermedades, entre ellos altos personajes de la esfera política y económica del país que requirieron intervenciones quirúrgicas de su especialidad. Es muy apreciado por sus pacientes debido al trato dedicado y familiar hacia ellos. Sus conocimientos se reflejan en la gran experiencia con la que ha solucionado las diversas patologías.  

Junto con su hermano Abraham y sus dos sobrinos, Jaime y Mauricio, forman una familia con vocación neuroquirúrgica.

En la actualidad ejerce a través de la telemedicina, con pacientes de Venezuela y otros países. Es fuente de inspiración y conocimientos para colegas que solicitan su opinión y consideraciones con respecto a los pacientes. Participa en clases de posgrado en Venezuela y está involucrado en diversos comités médicos en el exterior.

También ejerce con mucho amor y dedicación su rol de abuelo, en el cual junto a su querida esposa Ruth, comparte con sus cinco nietos y los llena de cariños, valores morales y enseñanzas de la vida.

Dr. Saúl Kizer Yorniski

El Dr. Saúl Kizer Yorniski nació en Caracas (1940). Posgrado de Obstetricia y Ginecología. Maternidad Concepción Palacios (MCP) 1965-1967. Residente, adjunto y jefe de Servicio en la MCP.  1968 – 1989.  Directivo de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Venezuela (SOGV). Secretario, vicepresidente y presidente 1982 – 1990. Docente del Posgrado de Obstetricia y Ginecología de la MCP. 1979 – 1989. Publicaciones: 92.En Revistas Nacionales, 73. Internacionales, 12. Capítulos en Libros, 3. Miembro del Comité de Redacción de la Revista de Obstetricia y Ginecología de Venezuela. 2004 hasta el presente. Miembro de la Academia Nacional de Medicina. Individuo de Número. Sillón XI. 16 de marzo de 2018. Participación como coordinador y miembro de Mesas Redondas. Asistencia a los Congresos Nacionales e Internacionales de la especialidad. Miembro de 11 Sociedades Científicas.

4 comentarios en «De Saúl Kizer para Saúl Krivoy, la coincidencia de una larga amistad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *