Francisco Antonio Rísquez: el epílogo heroico

Dr. Nicolás Bianco Colmenares

El Dr. Huníades Urbina-Medina, secretario académico de la Academia Nacional de Medicina (ANM) y presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, fue distinguido con el Premio Dr. Francisco Antonio Rísquez que concede la Academia, “por su destacada labor al frente de los medios de comunicación social, convirtiéndose en vocero de las actividades de la ANM en las diferentes plataformas, nacionales e internacionales, con la responsabilidad, ética y credibilidad propias de nuestra corporación científica”, se destaca en el acuerdo suscrito por el Dr. Enrique López-Loyo, presidente de la ANM y el Dr. Alfredo Díaz Bruzual, presidente de la Fundación Dr. Francisco Antonio Rísquez. A propósito de la premiación, el Dr. Nicolás Bianco Colmenares tuvo a su cargo la conferencia Francisco Antonio Rísquez, el epílogo heroico, cuya síntesis se reproduce en este espacio.

El 10 de octubre de 1856, Francisco Antonio Rísquez nace en Juan Griego,
estado Nueva Esparta. Celebramos el 146 aniversario de su nacimiento. Haremos énfasis en “Rísquez el ucevista” : Universitario, rector de la UCV, docente, promotor de estructuras e instituciones, civilista, académico, Doctor en Medicina y en Farmacia y cofundador de la Academia Nacional de Medicina y de la Gaceta Médica de Caracas. ¡Un venezolano de excepción!

Es el primer titular del Sillón XXXIII en calidad de Individuo de Número de la ANM.

22 de diciembre de 2021: la UCV tricentenaria

El Libertador Simón Bolívar, con el magnífico respaldo del claustro ucevista y del galeno José María Vargas, decreta los “Estatutos Republicanos de la Autónoma Universidad Central de Venezuela (Universidad de Caracas)”. Primera estructura orgánica de la nueva República de Venezuela (1827):

  • Libertad de cátedra.
  • Selección intramural de autoridades universitarias.
  • Plural. Carácter seglar. Tierras y fondos.

Vargas fue su primer rector. En casi tres años de rectorado fortaleció la
transición. La pluralidad y el contexto científico ganaron espacio.

Este proceso se prolongó hasta 1846.

Antecedió por 89 años a la Reforma universitaria de Córdoba (Argentina, 1916).

El período 1830-1870 tiene una fase inicial de relativa estabilidad.

Vargas es electo presidente de la República en 1835. Es depuesto en 1836.

Intelectuales y universitarios de la talla de Juan Manuel Cajigal, Agustín Codazzi y Cecilio Acosta fortalecieron la civilidad.

Debemos agregar los logros de los periodos de 1837/39 y 1843/47, alcanzados por el general en Jefe Carlos Soublette, en su calidad de vicepresidente y presidente de la República.

Sin embargo, la corrupción entre adinerados, militares, sectores de la iglesia y los caudillos debilitaron grandemente las bases institucionales de la naciente República en esos 40 años.

  • Prevalecían leguas de un país casi vacío.
  • Caracas no alcanzaba todavía los 50.000 habitantes.


La UCV da inicios a la mudanza progresiva de su sede principal desde la esquina de Las Monjas (hoy Palacio Municipal) a San Francisco. Algunas cátedras como las de dibujo, especialidades médicas y derecho lideraron el proceso.

Es en esa Venezuela de 1870, a inicios del septenio del general Antonio Guzmán Blanco, en calidad de Presidente de la República, que el joven de 15 años Francisco Antonio Rísquez Boada solicita al rector de la UCV, Dr.
Alejandro Ibarra (cuñado del Presidente Guzmán Blanco) ser admitido para
cursar estudios de Medicina.

Como nos dice el colega profesor Ceferino Alegría (1961):

“Rísquez Boada poseía una notable inteligencia”.

No solo era bachiller en Filosofía, también poseía el título de “Maestro”
otorgado en su estado natal.

En 1876 obtiene la licenciatura y el doctorado en Medicina.

Tuvo tiempo para editar un periódico, intensificar su actividad social y
conocer entre otros ilustres personajes a Teresa Carreño y al notable
químico Vicente Marcano.

Para 1880, el Dr. Rísquez consolida su compromiso de vida con la Universidad Central de Venezuela. Regenta varias cátedras en la Facultad de Medicina y estudia Farmacia. Se gradúa de Doctor en Farmacia.

Para el historiador de la UCV, Prof. Alberto Navas, a pesar de los numerosos tumultos generados en esos años por los caudillos Guzmán Blanco y Joaquín Crespo, Venezuela logra avances de la mayor significación en sectores nacionales claves.

Entre otros:

  • el educativo
  • la administración civil y jurídica
  • las comunicaciones
  • el Hospital Vargas
  • la poderosa producción de café.

Hacia finales del siglo XIX se supera el millón de habitantes. Venezuela
parecía encaminada a estabilizar un proceso de transformación republicana.

La sociedad civil concreta un paso trascendental:

Una extraordinaria jornada de capacitación y formación en el exterior a nivel de expertos de numerosos universitarios.

Las ventanas del país se van abriendo al nuevo siglo. El sector salud se
expande. La influencia europea es determinante. Mientras van sonando los
rumores de una inagotable riqueza petrolera, el puerto de La Guaira es testigo de los que marchan o regresan. Lo seglar vuelve con nuevos ímpetus. Se discuten las tendencias cientificistas y evolucionistas como el positivismo.

Para Rísquez Boada, la última década del siglo XIX y primera del siglo XX fueron de intensos y febriles esfuerzos.

Acudo a vuestra indulgencia para no reiterar que entre nosotros, son materia de regocijo sus esenciales contribuciones, al lado de Razetti, Hernández, Acosta Ortiz, en fin los forjadores y fundadores de nuestra Academia Nacional de Medicina y de la Gaceta Médica de Caracas.

Rísquez marchó a España:

  • Obtuvo reconocimiento de sus dos títulos universitarios
  • Amplió el espectro de sus conocimientos médicos

A su regreso a Venezuela:

Completó progresivamente la primera Farmacopea venezolana

Fue cofundador de la Cruz Roja Venezolana y en ese contexto fue pionero
de la primera Escuela de Enfermería que alcanzó nivel nacional.

En 1908, su colega y amigo personal Luis Razetti es designado rector de la UCV.

La ciudad de los techos rojos era un hervidero.

Aparecen en escena Rómulo Gallegos y el grupo literario “La Alborada”.

Rísquez acompaña a su rector en los momentos de intensa represalia de
grupos oficialistas. En las calles del centro, la pinta común rezaba:

“¡El Rector Razetti es un hereje!”

Razetti es destituido a los nueve meses de la gestión rectoral.

La respuesta del cuarteto (Gómez, Iglesia, los adinerados y las petroleras)
no podía ser otra que clausurar la UCV y cerrarla a partir de 1912 por 10
largos años.

No obstante la semilla civilista estaba sembrada.

  • Los universitarios alcanzaron presencia e influencia.
  • El precio fue muy alto y doloroso.
  • La dictadura fue feroz y descomunal.

Es febrero de 1936. El destino había preparado para el rector Rísquez un
“Epílogo heroico”.

En medio de una masiva protesta popular, los universitarios fueron a
buscar a su rector. Rísquez se puso al frente, lideró el camino al Palacio presidencial de Miraflores.

El Presidente los recibió.

El bachiller Jóvito Villalba tomó la palabra. Un discurso pleno de reclamo por libertad, desarrollo y democracia.

“Y usted qué opina Rector Rísquez?” preguntó el Presidente.

Persuadido del significado de ese momento tan decisivo, con voz firme
respondió: “¡ La única diferencia que tengo con el bachiller Villalba es la edad!”

Luego de pocas semanas, el rector Rísquez fue destituido.

Un tiempo después, todavía transitando los 84 años, se marchó para siempre.

Dr Nicolás Bianco Colmenares

Médico Cirujano en la Escuela Luis Razetti de la Facultad de Medicina de la UCV en 1966 (Promoción Dr. Oscar Agüero). Especialización en Medicina Interna en las Universidades de Yale (Hospital Saint Raphael, New Haven, 1967-68) y Harvard (Hospital New England Deaconess, Boston, 1968-69). Maestría en Inmunología en los Hospitales Robert Breck Brigham y Peter Bent Brigham de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard entre julio 1 de 1969 y junio 30 de 1972. Durante la Maestría inicia su trayectoria como investigador clínico en Inmunología y Reumatología, publicando las primeras seis contribuciones en el modelo de la Inmunopatología de la Artritis Reumatoidea tanto de adultos como juvenil”. Es fundador del Laboratorio de Inmunopatología del Instituto Anatomopatológico de la Facultad de Medicina y junto a su equipo dio vida a la primera Unidad de Inmunología Clínica de la Facultad de Medicina, además de hacer posible el Centro Nacional de Inmunología Clínica y en 1989 el primer Instituto de Inmunología (IDI) en la historia médica del país. En noviembre de 2018, ingresa a la Academia Nacional de Medicina, en calidad de Individuo de Número para ocupar el Sillón XXXIII de la Academia Nacional de Medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *