El peso que “rompe” el cuello

Pixabay

El abuso en el uso de los dispositivos móviles genera una dolencia conocida como el síndrome del cuello roto. No es para menos: Cada vez que una persona dobla el cuello para revisar el “ejército” de mensajes y contenidos de su dispositivo, equivale a soportar un peso aproximado de 20 kilos.

Leti Ho Xu, licenciada en Fisioterapia, explica que es una de las lesiones más comunes en el cuello y se asocia a esta flexión excesiva de la cabeza, además de encorvar la columna.

Advierte que las posturas forzadas que adoptamos al usar el celular, además del  pulsado repetitivo en el teclado, generan molestias con efectos en el corto y en el mediano plazo y, en general, dolor y rigidez en manos y dedos debido a largos periodos tecleando.

Otras dolencias que también se asocian con el abuso en su uso, es el daño visual: ojos secos y visión borrosa, así como insomnio.

Valery Raquel Aranda Zacarías, Karen Ayala Santos y Cesar Jimmy Pomachagua Campos, en su investigación Patologías músculo – esqueléticas asociadas al uso de dispositivos móviles en estudiantes de ingenierías (Universidad Continental, Perú, 2018), ofrecen un dato de interés al referirse a las patologías tecnológicas, que definen como aquellas asociadas al uso del ordenador, teléfono móvil o sus similares. Al respecto, solo al usar el ordenador “ejecutamos entre 12,000 y 33,000 movimientos de cabeza, las pupilas reaccionan de 4,000 a 1,000 veces y, además, se suelen ejecutar unas 30,000 pulsaciones de teclado”, lo cual deriva en lesiones, advierten.

También se refieren al síndrome del cuello roto o “cuello de texto” o text neck, término que atribuyen al doctor Dean L. Fishman, que en general, como ya se detalló, ocurre cuando el cuello soporta una carga excesiva, al inclinarse la persona para revisar su dispositivo móvil.

Describen varios dolores asociados al “cuello de texto”: el agudo, “localizado en un solo lugar”, por lo general en los niveles inferiores del cuello; el general, “entre un punto o área del cuello y la región muscular del trapecio”, el irradiado, que “puede extenderse a lo largo de un nervio del cuello en el hombro y los brazos” .

En el estudio se advierte que de manera general los pacientes presentan “dolor a la palpación, cansancio, rigidez en las articulaciones y debilidad muscular en el cuello, hombros, espalda superior, ocasionando disfunciones en la curvatura de columna vertebral”.

Javier Prieto Garberi, en su investigación, Efectos del uso del teléfono móvil en el sistema muscoesquelético (Universidad Miguel Hernández, España), concluye que “el uso del móvil provoca una mayor flexión cervical, en comparación a cuando se está sin mirarlo”.

Esta mala posición, detalla, provoca que los extensores de la columna y el trapecio, estén en una tensión constante que puede llevar a lesiones.

“Esta activación es mayor en las personas que ya tenían dolor, lo cual genera un círculo vicioso. Por otro lado, el pulgar tiene más probabilidades de sufrir con pantallas más grandes y manos más pequeñas que hace que tenga que hacer movimientos más extremos”.

Como consejos, para aliviar esta tensión, recomienda, cuando se use el celular o dispositivos similares, apoyar los antebrazos, usar las dos manos, no escribir rápido y evitar adelantar la cabeza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) exhorta a controlar la exposición a este tipo de dispositivos por sus efectos.

En general, buenos hábitos, evitar malas posturas, hacer las pausas necesarias y los ejercicios correctos, son indicaciones de los expertos para que la tecnología no sea causa de dolor.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *