Fracturas en niños tienen mejor pronóstico

Pixabay

Autor: Dr. Jesús Pino Minguez

Las fracturas en los niños tienen, de manera habitual, mucho mejor pronóstico que en el adulto, explica el doctor Jesús Pino, quien aclara dudas que todo padre puede tener al momento de la lesión de su hijo, en particular cuando se trata de la edad del crecimiento.

¿Existe una estadística sobre cuáles tipos de fracturas son más recurrentes en los niños?

Las fracturas en la edad pediátrica son bastante frecuentes se sabe que el 42% de los niños y el 27% de las niñas sufrirán fracturas durante la infancia y la adolescencia.

Pero las fracturas en los niños habitualmente tienen mucho mejor pronóstico que el adulto.

Por un lado, el hueso del niño tiene mayor capacidad de consolidación y formación de callo óseo, así como una importante capacidad de remodelación.

También en el niño el periostio juega un importante papel. Por un lado, es más grueso que en el adulto, lo que impide el desplazamiento exagerado de la fractura actuando como bisagra, también tiene una importante capacidad formadora de hueso lo que acelera su consolidación

Otro factor a tener en cuenta es que el hueso infantil es más elástico y dúctil por lo que tiene capacidad de deformarse antes de romperse

¿Puede una fractura en el niño comprometer su crecimiento, en particular si se trata de las piernas?

Como explicamos, las fracturas en los niños son mucho más benignas que en el adulto en lo que respecta al tiempo de consolidación y la capacidad de remodelación.

Hay un grupo de fracturas que pueden afectar a la zona donde se encuentra el cartílago del crecimiento del hueso (fisis), y estas fracturas lo lesionan, sobre todo en los huesos largos y por lo tanto altera el crecimiento del mencionado hueso, y esta alteración del crecimiento estará en relación con el grado de la lesión y con la edad del niño, según el crecimiento residual

¿Cuáles son las técnicas modernas que se emplean para recuperar de manera rápida este tipo de lesión del hueso?

En el tratamiento de las fracturas del niño es fundamental conocer la fisiología del hueso en crecimiento, y utilizar estos conocimientos para un tratamiento adecuado, y es muy importante no lesionar el cartílago de crecimiento si se realiza una osteosíntesis o durante la manipulación de la fractura.

En las fracturas que lesionaron el cartílago de crecimiento debemos prever y tratar los acortamientos o las alteraciones de los ejes que se pueden ocasionar y corregirlas habitualmente cerca del final del crecimiento

¿Puede un niño que ha sufrido fractura de piernas o brazos practicar deportes como fútbol o baloncesto?

Sí, sin problemas. Como dijimos, las fracturas en los niños, excepto las que afectan al cartílago de crecimiento, curan pronto, y la biología de este hueso en crecimiento tiene la capacidad de corregir defectos de ejes de las mismas en el llamado proceso de remodelación.

Eso quiere decir que si por cualquier circunstancia una fractura de un hueso largo tras una reducción hubiera quedado una deformidad angular moderada 30º-40º durante el crecimiento se corregirá espontáneamente; las deformidades rotacionales no se remodelan

 -¿Alimentación y terapias ayudan al niño a mejorar la condición de su fractura?

Habitualmente en un niño sano, la alimentación no influye en el proceso biológico de consolidación, excepto que tenga alguna alteración metabólica, raquitismo, osteogénesis imperfecta… Evidentemente por desgracia en países con hambruna y mala alimentación, con raquitismos carenciales, la fisiología ósea se altera, y los huesos pueden deformarse y las fracturas no consolidar adecuadamente.

Respecto a la fisioterapia, pocas veces es necesaria ya que la recuperación en más rápida, los huesos son más elásticos. Quizás las fracturas que más problemas de rigidez presentan, y por lo tanto más necesidad de terapia, son las de codo.

-¿Cómo puede afectar al niño la recurrencia de una fractura en el mismo hueso traumatizado?

Si la fractura consolida correctamente no hay problema, pero sí vemos recurrencia de fracturas en el mismo hueso cuando no se mantuvo la inmovilización el tiempo adecuado

-¿Son importantes las fracturas en los lactantes?

A veces son más difíciles de diagnosticar, porque dada la elasticidad del hueso a esa edad muchas veces se deforma antes de romperse y es una circunstancia a tener en cuenta a la hora del tratamiento.

Un factor muy importante a tener en cuenta en las fracturas en los lactantes, es que desgraciadamente debemos considerar y descartar maltrato infantil, situación que es más frecuente de lo deseado.

En la mayoría de fracturas en niños menores de un año se debe tener en cuenta la posibilidad de maltrato infanti.

El mayor riesgo de abuso se observa en los primogénitos, los bebés prematuros, hijastros, niños con problemas de aprendizaje o discapacidades físicas.

Localizaciones más frecuentes de fracturas por maltrato infantil: fémur, húmero, tibia radio, cráneo, columna, costillas, cúbito y peroné.

Las fracturas, en estos casos, son inexplicables y sobre todo cuando vemos fracturas en diversos huesos y que se encuentran en distintas fases de consolidación. Si se sospecha se debe realizar un estudio óseo completo.

Dr. Jesús Pino Minguez

El doctor Jesús Pino Minguez es Doctor en Medicina por la Universidad de Santiago de Compostela (USC), profesor de Enfermedades del Aparato Locomotor de la USC, director de la Unidad de Columna del Hospital HM  Rosaleda y Miembro Numerario de la Real Academia de Medicina de Galicia, ocupando el Sillón de Traumatología y Cirugía Ortopédica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *