La prótesis ocular recupera la vida

Pixabay

La prótesis ocular hace una gran diferencia en la vida de la persona, al ayudarla a recuperar la confianza y la seguridad al interactuar en su espacio familiar y comunitario.

El doctor Gabriel Hernán Triana Reina, quien realiza rehabilitación con prótesis oculares desde 1994 y es miembro fundador de la Asociación Colombiana de Optómetras Protesistas Oculares (Asoprot), explica cómo la prótesis es una ganancia en la vida del paciente.

Un caso que cita con mucha satisfacción es el de Estefanía Cubillos, comunicadora social egresada de la Universidad de Panamá (UP), defensora de los derechos de las mujeres con discapacidad y quien, afirma, “ha desarrollado una vida y su profesión con el apoyo de su madre y sus prótesis oculares. Es un ejemplo a seguir, demostrando que todo es posible con voluntad y resiliencia”.

Además de Estefanía, tiene en su casuística muchos buenos ejemplos de cómo no se recupera la visión, pero sí la vida.

En este espacio, dialoga con respecto a los alcances de este procedimiento.

¿Qué es una prótesis ocular?

Es una forma de rehabilitar psicológica y funcionalmente a un paciente que por cualquier causa perdió su globo ocular.  

Reemplaza el espacio perdido y ofrece un aspecto natural frente a la pérdida del órgano de la visión.

Debemos tener claro que aun cuando no recupera la visión, sí recupera su vida, su cara, los aspectos laborales, sentimentales, familiares y en general psicológicos.

Es una réplica lo más parecido a su ojo bueno o en general a un ojo humano con algo de movimiento y naturalidad que le devuelve la confianza a nuestros pacientes a retomar sus vidas o a llevarla lo más normal posible frente a su mutación facial.

¿Cuáles son los tipos de prótesis ocular?

Las prótesis oculares pueden ser totales o parciales. Su diferencia radica en el espesor entre las totales y las parciales o cascarillas (son más delgadas hasta de 1 mm o 0.8 mm).

También pueden ser según su fabricación en termo acrilado o foto acrilado y lo ideal es que sean individualizadas o con el método de impresión interna.

Para más claridad sobre medida a la cavidad del paciente.

¿En cuáles casos se recomienda la prótesis ocular?

Se recomienda en pacientes que han perdido su globo ocular por alguna situación en su mayoría, por trauma ocular, enfermedades como glaucoma y retinoblastoma, un tipo de cáncer ocular.

También enfermedades congénitas como la anoftalmía o microftalmía congénita, retinopatía de la prematuridad entre otros.

De igual modo para aquellas personas que han sufrido una complicación de una cirugía o infección de algún patógeno en el ojo y tiene un ptisis bulbi o atrofia del globo ocular, por lo cual en forma progresiva el ojo va decreciendo y perdiendo su tensión y espacio dentro del globo ocular.

A causa de esta situación, será necesario reposicionarlo y rellenar el espacio perdido para evitar malformación facial o asimetrías faciales si son de corta edad y están en etapa de crecimiento, especialmente en sus primeros años de vida.

¿Cambia la vida del paciente con una prótesis ocular?

Totalmente, a todo nivel recuperan sus trabajos, vida social, sentimental, familiar y en general su posición en la sociedad.

Es muy difícil salir a un centro comercial sin un ojo o totalmente blanco y de menor tamaño; el común de la gente es implacable e imprudente frente a ello y estos pacientes se vuelven retraídos y aislados socialmente.

¿Cómo es el manejo del paciente en caso de requerir cirugía?

Básicamente, se realiza según el evento u origen de su pérdida, pero son tres clases de cirugía.

La más frecuente es la evisceración,  la enucleación y, en casos extremos, la exenteración.

La diferencia entre ellas es la cantidad de globo ocular que se extrae en el acto quirúrgico en virtud a su etiología. De 4 a 6 semanas posterior a la cirugía se realiza la adaptación de la prótesis ocular.

¿Cuáles son las recomendaciones para el paciente en caso de tratarse de una prótesis removible?

Recomiendo muy buen lavado de manos para su inserción y remisión.

Retirársela en promedio cada 30 días (higienizar y conservar con líquido para lentes de contacto rígidos gas permeables), usar anteojos permanentes para proteger el ojo bueno, ver mejor y disimular las imperfecciones de la prótesis.

De igual modo, uso de lubricante para prótesis oculares cada 12 horas, controles con su ocularista o protesista ocular cada 6 meses máximo y buena actitud ante la vida.

Sí es necesario apoyo psicológico para manejo del duelo por la pérdida antes de la adaptación.

¿Existen nuevas tendencias con respecto a las prótesis oculares?

Sí, es una disciplina que evoluciona con iris especiales con sensación de movimiento (miosis y midriasis) y biomateriales que ofrecen naturalidad y duración.

Las tecnologías en 3D también se están usando, lubricantes a base de silicona, toma de impresión interna de su cavidad con materiales que ofrecen detalle y estabilidad dimensional, entre otros avances.

Dr. Gabriel Triana Reina

El doctor Gabriel Hernán Triana Reina es optómetra egresado de la Universidad de la Salle (Colombia). Fellow y miembro de la Academia Panamericana de Ocularistas y Contactología Protésica; optómetra docente y coordinador del Hospital San Francisco E.S.E Ibagué desde 1995; secretario general y miembro fundador de la Academia Internacional de Profesionales Ocularistas y miembro fundador de la Asociación Colombiana de Optómetras Protesistas Oculares (Asoprot). Docente en Colombia y Brasil e investigador sobre las causas de pérdida del globo ocular en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *