Gorgas inicia estudio sobre deterioro cognitivo debido a factores virales en Panamá

Con información del ICGES

Científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), conjuntamente con el Centro de Neurociencias del Instituto de Investigaciones Científicas Avanzadas y Servicios de Alta Tecnología (INDICASAT-AIP), inician reclutamiento de los participantes del estudio sobre el Deterioro Cognitivo debido a Factores Virales en Panamá.


El Deterioro Cognitivo será determinado mediante la evaluación cognitiva de 181 personas que viven con VIH y otras 181 personas VIH negativas. La evaluación de las funciones cognitivas que se realizará en este estudio contará con la aplicación de una serie de pruebas neuropsicológicas y del estudio de biomarcadores biológicos, sin costo para el participante.

Este estudio cuenta con la aprobación del Comité de Bioética de la Investigación del ICGES, por lo que la participación en el estudio será totalmente confidencial y a todos aquellos que finalicen su participación se les entregará un informe de resultados de la evaluación neuropsicológica.

Aquellas personas interesadas en participar del estudio deberán cumplir con los criterios de inclusión, además de tener entre 20-39 años de edad o 50 años de edad en adelante.

De ser una persona que vive con VIH, deberá tener un diagnóstico de VIH positivo mayor a un año. Si es una persona VIH negativa, deberá contar con un diagnóstico de VIH negativo realizado en un tiempo no mayor a un mes o consentir la realización de una prueba rápida sin costo para el diagnóstico de VIH.

Los interesados en participar lo podrán hacer entre los meses de julio a noviembre del 2021, contactándose con el equipo investigador a través del correo electrónico: cognicionviral@gorgas.gob.pa; o comunicándose al teléfono 527-4739.

¿Por qué nos interesa estudiar el deterioro cognitivo debido a virus?

En comunicado de prensa se explicó que el interés por estudiar el deterioro cognitivo debido a virus, tiene sólido fundamento: Porque virus como el Chikungunya, Zika, VIH, entre otros, pueden durante la infección pasar la barrera hematocefálica y causar cambios neuropatológicos que alteran la compleja arquitectura estructural y funcional del sistema nervioso central.

Por esta razón, estos virus son llamados virus neurotrópicos y su efecto sobre la actividad cerebral puede variar, desde un leve deterioro en las funciones cognitivas hasta graves lesiones llegando a estados de demencia en el mejor de los casos.

Por ejemplo, en el caso del virus Zika, los bebés infectados durante el embarazo pueden desarrollar microcefalia leve, presentando problemas auditivos y oftalmológicos así como dificultades para sentarse, alimentarse y dormir solos.

A diferencia de los otros virus mencionados, el VIH existe en forma latente en las células que infecta y hasta el momento no se ha descubierto una cura. Sin embargo, su tratamiento con antirretrovirales ha favorecido que a largo plazo la enfermedad pase de tener un pronóstico fatal a crónico.

El VIH causa en el cerebro respuestas inflamatorias con alteraciones neurológicas, que generan un deterioro cognitivo conocido como desórdenes neurocognitivos asociados a VIH o HAND (según siglas en inglés HIV-Associated Neurocognitive Disorder).

Este deterioro en las actividades cognitivas evoluciona, en su forma más severa, a demencia en personas que viven con VIH.

En Panamá contamos con limitados estudios de salud mental y por ende, hay poca disponibilidad de clínicas especializadas en problemas cognitivos y demencia.

Los resultados de este estudio permitirán abordar con datos científicos la comprensión del deterioro cognitivo en personas que viven con el VIH; así como también permitirá el desarrollo de herramientas clínicas que conllevan a un diagnóstico oportuno del deterioro cognitivo.

Una detección oportuna de afectaciones neurológicas permitiría:
a) Una intervención temprana a las afectaciones cognitivas, que perturban las actividades de la vida diaria.
b) Buscar estrategias para evitar una mala adherencia a tratamientos contra el VIH.
c) Mejorar a largo plazo la calidad de vida en los adultos con VIH y sus familiares.

Esperamos a futuro que las herramientas neuropsicológicas puedan ser implementadas en el sistema de salud pública para adultos infectados con VIH, destacan

En la siguiente fase del estudio, evaluaremos la aplicación de dichas herramientas en otros virus neurotrópicos. Este estudio cuenta con el financiamiento del gobierno a través del Ministerio de Economía y Finanzas y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt).

Con información del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud