ION, la muestra del amor de Dios

Las voluntarias de Adavion

El 29 de octubre, a las 7:00 p.m. se celebrará la Gala Musical Solidaria de los Ángeles Celestes a beneficio del equipamiento de la Sala de Hematología del Instituto Oncológico Nacional, organizada por la Asociación de Amigos y Voluntarias del ION (Adavion).

Liseth Lezcano lleva la cuenta exacta de su tiempo como paciente del Instituto Oncológico Nacional (ION) de Panamá.

Llegó en octubre de 2018, hace dos años. Ese día la embargó el temor lógico de ver “el sufrimiento de las personas con su enfermedad, porque te preguntas qué pasará contigo”.

Ahora, a la vuelta de las 19 quimioterapias de la primera etapa de su tratamiento, la incertidumbre dejó pasó a la gratitud, a la admiración que en su corazón despierta el trabajo de un equipo excelente, “con alta vocación de servicio; son atentos, preocupados por cada persona que llega a la institución”.

Quien acude por primera vez, atesora dudas ante la complejidad de pasillos, salas y ventanillas, pero la respuesta llega de la mano del cariño y de la fraternidad, cuenta Liseth Lezcano.

En esta otra familia que es el ION, los pacientes establecen lazos de cercana solidaridad y de amistad, como bien lo expresa:

Nos mantenemos en contacto y en oración permanente por los médicos, las enfermeras, el personal en general, y por cada una de las personas que acuden buscando solución a su problema.

También el ION cuenta con una capilla muy bonita y nos da la oportunidad de entregar nuestro dolor y nuestras dudas al Señor a través de la oración. Son momentos que te llenan y te hacen sentir que no importa ni la condición social, ni tu raza, ni el color: Todos somos iguales en el ION. En ningún hospital de Panamá he visto un sentimiento de armonía, de paz y de tranquilidad parecido.

Y es admirable porque aun cuando esta dolencia es tan grave, cada paciente saca algo de su corazón para expresarle unas palabras al vecino, al amigo, al compañero de batalla que está a tu lado y se siente igual, pasando por una situación difícil”.

Estas palabras entre los pacientes del ION, hablan de ánimo y fortaleza. De no desmayar.

“Hay que ser muy fuertes, dominar la mente, creer que sí podemos luchar y seguir adelante porque Dios está allí para sostenernos, levantarnos de cada caída, no importa cuántos tropiezos tengamos: Él nos de la mano”.

Reconoce que esta lucha contra el cáncer, desde el ION, ha transformado su vida y su corazón.

“A quien tengo oportunidad, le digo que observe cómo cada día es un milagro y un regalo de Dios. Y esto es realmente lo que define al ION: un ambiente donde nos damos cuenta que Dios está presente”.

Breve historia
El Instituto Oncológico Nacional (ION) Doctor Juan Demóstenes Arosemena, institución especializada en la rama de la Oncología, tiene su origen en el año 1936, cuando se crea el Instituto Radiológico Nacional, bajo la administración del presidente Juan Demóstenes Arosemena
Luego de un largo camino, es el 4 de junio de 1984, en la presidente de Jorge Illueca, cuando se funda el ION, mediante la ley 11. Fue su primera directora la Dra. Rosa María Crespo de Britton.
En 1999, en la gestión del presidente Ernesto Pérez Balladares, se traslada a las instalaciones del antiguo Hospital Gorgas, su sede actual.
Conozca más en la dirección web:
https://www.ion.gob.pa/




Amor voluntario

En ese sentimiento de respeto en el ION hacia la condición humana, Liseth Lezcano resalta el trabajo solidario de “grupos de mujeres voluntarias que se acercan a ofrecer un desayuno a personas que están esperando por horas, en particular a quienes vienen del interior de la República, y muchas veces no cuentan con los recursos para pagarse un desayuno o alimentarse bien antes de someterse a un tratamiento tan riguroso y agresivo como las quimioterapias o radioterapias”.

Quienes vienen de lejos, llegan con la noche al ION “y a medida que amanece, van apareciendo grupos de mujeres con sus carritos de café, crema, té, pan, dulces y otros aperitivos para ofrecerle a la gran cantidad de personas que esperan”.

Ese trabajo de las voluntarias, con una pausa en la sede física de la institución a causa de la pandemia, no se detiene y, de hecho, ahora le llega a Panamá una oportunidad de sumarse para continuar haciendo posible este milagro que obra vida y esperanzas en personas como Liseth Lezcano, paciente del ION.

Gala solidaria

Manos amigas
Además de la Asociación de Amigos y Voluntarias del Instituto Oncológico Nacional (Adavion), el ION cuenta con varios voluntariados activos al servicio del paciente con cáncer:
Fundacáncer, Sociedad Panameña de Oncología, Fundación Martha Stella Clement De Vallarino, Asociación Nacional Contra el Cáncer, Asociación Panameña de Ostomizados, Asociación Nacional de Pacientes de Quimioterapia, Fundación Amigos del Niño con Leucemia y Cáncer, Fundayuda y Casita de Mausi

El 29 de octubre, a las 7:00 p.m. se celebrará la Gala Musical Solidaria de los Ángeles Celestes a beneficio del equipamiento de la Sala de Hematología del ION, organizada por la Asociación de Amigos y Voluntarias del Instituto Oncológico Nacional (Adavion).

Esta gala virtual también celebrará los 40 años de Adavion, integrada por 80 ángeles que son parte, entre otras misiones, de esa presencia alentadora de las madrugadas del ION, cuando un desayuno se agradece para aliviar las horas de camino desde el interior de la República de Panamá y la espera que dará paso al tratamiento.

Bethzaida Quiroz, voluntaria de Adavion en la Unidad de Cuidados Paliativos del ION, llegó a la institución por el mandato de Dios.

“No sabía que existía un Oncológico, pero así vivimos, no sabemos del dolor de otros. Un día, ante el Santísimo, me preguntaba qué es la vida y la muerte. Estaba en una crisis existencial porque mi mamá tenía dos años de fallecida”.

Ocurrió hace nueve años y, en este buscar el sentido de la vida, conversa con su guía espiritual. También su experiencia en la Pastoral de la Salud de la parroquia, la encontraron con el ION y fue el camino para servir y dar respuesta a su incertidumbre.

Cuando se acercó al ION para manifestar su voluntad de integrarse a Adavion no conocía a ninguna de las voluntarias, “pero conocía a Dios, mejor recomendación imposible. Él me envía y yo, en obediencia, me comprometo”.

Los dos primeros años formó parte activa del refrigerio, repartiendo café, comida y afectos a quienes esperan para consulta, exámenes o tratamiento.

Desde hace siete años se integra a la Unidad de Cuidados Paliativos y esta labor en su vida es una bendición “porque me ha enseñado a salir de mí para el otro”.

Otras lecciones la acompañan: Vivir el aquí y el ahora, “porque el paciente del ION experimenta una enfermedad que a cualquiera nos puede tocar”.

“De la muerte he aprendido que es una gran maestra porque trae certeza e incertidumbre; certeza porque va a pasar. Incertidumbre de no saber cómo ocurrirá”.

Sin embargo, cada día es una vivencia a favor de la vida: “Nos ayuda a entenderla mejor, a disfrutarla y valorar al entorno familiar y a nuestro prójimo”.

“Voy los miércoles y cada día es diferente al otro: Veo pacientes distintos y a sus familias. Me ha tocado consolar, fortalecer, animar, orientar y apoyar en ese momento de sufrimiento. Como voluntarias tratamos a las personas como desearíamos ser cuidadas en un momento de enfermedad”.

Las historias de Bethzaida Quiroz se multiplican y reflejan la vocación de servicio de las voluntarias. Ellas hacen más sencilla la experiencia del paciente con cáncer en el ION.

La actual presidenta de Adavion es María de Jiménez y si bien la pandemia les limita el acceso físico al ION, las voluntarias entregan 50 bolsas de víveres por mes para apoyar a los pacientes.

De igual modo, tienen un programa nuevo que se llama Las Celestes y es una línea telefónica para estar en contacto con los pacientes, lo cual demuestra, explica Bethzaida Quiroz, que el voluntariado no se ha parado.

Sumarse al apoyo

Como puede apreciar quien lee estas líneas, el ION es una institución donde se sana el cuerpo y también el alma.

Las voluntarias, por su parte, son la expresión de un Dios vivo que hace llevadero el dolor.

De esta forma, sumarse a la Gala Musical Solidaria de los Ángeles Celestes es también un gesto voluntario para acompañar esta noble misión.

La gala reunirá a los artistas nacionales, Oswaldo Ayala, Ingrid de Ycaza, Iván Barrios, Los Rabanes, Gretel Garibaldi, Lilo Sánchez, Las Divas de Panamá y Los Vallarino.

La participación internacional contará con las voces de Erika Ender y Noel Schajris.

Puede comprar su entrada en el Instagram y escuchar la invitación de los artistas:

Ver esta publicación en Instagram

¡Ingrid De Ycaza, artista confirmada para nuestra Gala Musical Solidaria este próximo 29 de octubre! Cantante, actriz de teatro, presentadora de televisión, modelo, defensora de derechos humanos, publicista, fanática del maquillaje y un ícono de moda. ✨🎤🎼 • Ha realizado dúos con Yordano Di Marzo, en la obra musical “Madera Fina” y con Alvaro Torres con el tema “Buenos Amigos”. Realizó una gira por Centroamérica con Latin Fresh @latinfresh507 y el tema “Todo cambia”. Ha compuesto varios temas junto a su compatriota Alejandro Lagrotta @alagrotta, también productor de sus temas “Todo o Nada” y “Bienvenida a mi vida”. Junto a Manuel Araúz @manuelarauzmusic, compuso el tema “Dime si me quieres”, No.1 de las listas de temas más pedidos a nivel nacional. Misma suerte corrió con su tema y video como solista “Todo me recuerda a ti”. Recientemente, lanzó en forma simultánea en todas las plataformas digitales y radio a nivel nacional, su nuevo sencillo titulado “Todavía No”, compuesto por Noel Schajris @noelschajris, ex integrante de la agrupación Sin Bandera y Ximena Muñoz , y producido en Panamá por Luis Enrique Becerra. • 👉🏼📆¡Reserva la fecha: 29 de octubre! Desde las 7:00 pm, gala virtual a beneficio de la Sala de Hematología del Instituto Oncológico Nacional @ioncologico 🎫¡Boletos electrónicos a la venta entrando a nuestro link en la biografía! Donación de $10.50 #GalaSolidariaADAVION #40AñosADAVION

Una publicación compartida de ADAVION (@damas_voluntarias_adavion) el

Además de pasar un momento musical distinto, la gala dará a conocer el trabajo de Adavion y el aporte infinito del ION a la salud del pueblo panameño.

Como bien dice Liseth Lezcano “el hospital tiene muchas carencias y necesita ampliar sus instalaciones, porque cada vez hay más pacientes y se quedó pequeño. Sin embargo, reina el amor y un ambiente de paz” que solo es posible porque allí, de manera definitiva, se hace presente Dios.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *