fbpx
El Campamento STEAM en Rosa, iniciativa del Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE), con apoyo del Ministerio de Educación (Meduca) y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) inició este 29 de enero

Texto y fotos: Violeta Villar Liste

“¿Qué estamos haciendo con este campamento?, Inspirar a las niñas, acompañadas con monitoras, profesoras, ingenieras y doctoras, a descubrir los campos de la ciencia, la tecnología y la innovación”, dijo la Dra. Milena Gómez Cedeño, gerente educativa del ITSE

Las palabras de Anaiza Julio resumen la esperanza que siempre deja en la vida la oportunidad de acceder al conocimiento y la mentoría.

Estudiante del Centro Educativo Manuel Jaén en Tucué, provincia de Coclé, y una de las participantes del primer Campamento STEAM en Rosa que busca inspirar a las jóvenes de institutos profesionales y técnicos (IPTS) a seguir carreras en ciencia, tecnología e innovación, resumió su expectativa en una frase que refleja el sentimiento de las 50 jóvenes convocadas: “Este taller nos ofrecerá oportunidades porque nos puede ayudar en nuestra futura vida laboral y profesional. Nos dará una visión a seguir y a lograr el camino que queremos, con ayuda de mentoras”.   

Anaiza Julio

El Campamento STEAM en Rosa, iniciativa del Instituto Técnico Superior Especializado (ITSE), con apoyo del Ministerio de Educación (Meduca) y de la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) inició este lunes 29 de enero, y se extenderá hasta el 2 de febrero, en la sede del ITSE en Tocumen (avenida Domingo Díaz), en un esfuerzo por acercar las oportunidades educativas a estas estudiantes del interior y de la provincia de Panamá, porque despertar vocaciones es una tarea que no se limita a la lección clásica del salón.

La educación Steam es una evolución de STEM (acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics: Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) al incorporar también las artes.

La Dra. Milena Gómez Cedeño, gerente educativa del ITSE y quien le dio la bienvenida a las chicas, mentoras, aliados institucionales e invitados, destacó que la preocupación es real: “Hay una subrepresentación de la participación de las mujeres en el área de ciencia, tecnología e innovación y según la evidencia científica, desde los siete años, las niñas piensan que ciencia y tecnología son asuntos de hombres”.

Dra. Milena Gómez Cedeño

Evidencia cotidiana, pide recordar las jugueterías y sus amplios pasillos donde los “juguetes de hombres” son, entre otros, el robot y el lego, y los de mujeres se asocian a labores de ama de casa y menos a estas áreas.

“¿Qué estamos haciendo con este campamento?, Inspirar a las niñas, acompañadas con monitoras, profesoras, ingenieras y doctoras, a descubrir los campos de la ciencia, la tecnología y la innovación”.

“Nuestro objetivo con este campamento, gracias al apoyo de Meduca y Senacyt, es romper el techo de cristal y mostrar a estas chicas que sí se puede”.

Resaltó que las jóvenes proceden de los IPTS y ya están estudiando carreras técnicas.

Desde el ITSE les quieren mostrar que existe una amplia oferta para que continúen su formación, en Inteligencia Artificial, Big Data, ciberseguridad o logística e incluso en Artes Culinarias o Construcción, con una mirada desde la innovación y el emprendimiento.

A la fecha, el ITSE, con una población estudiantil de 2,400 alumnos y alumnas, tiene sus inscripciones abiertas.

Sede del ITSE

 Campamento que impulsa nuevas capacidades

Marisa Montesano de Talavera

Marisa Montesano de Talavera, investigadora del Centro de Investigación en Innovación Educativa, Ciencia y Tecnología (CIIECYT- ITSE) e investigadora principal del proyecto del campamento STEAM en rosa, promovido por ITSE, financiado por la Senacyt y con el apoyo de Meduca, explica que es el objetivo principal constituir una herramienta para promover la inclusión de género en carreras no convencionales.

Por primera vez se hace una capacitación de este tipo con estudiantes IPTS. Por lo general se trabaja con bachilleres en Ciencias.

En este caso, son alumnas de institutos profesionales y técnicos, quienes egresarán en diciembre de 2024 como bachilleres en Construcción, Electrónica, Electricidad, Mecánica o Turismo.

La idea es que desarrollen sus talentos y competencias en función de las profesiones que requiere la empresa privada y el Estado panameño, visión en la cual trabaja el ITSE.

La investigadora analiza que hay un camino en construcción de la mano de la educación técnica superior y superior.

Por ejemplo, la Autoridad del Canal de Panamá necesita soldadores submarinos y Etesa, especialistas en alto voltaje, por citar carreras específicas.

“A partir de la demanda se trata de crear una oferta y que proyectos como este campamento, permitan descubrir las opciones del ITSE donde se pueden formar en ciclos cortos”.

Pero un aspecto muy importante que subraya Montesano es la de entender que las carreras no tienen sexo.

Ocurre que carreras como Mecánica de equipo pesado solo tienen una chica en un curso de 25 estudiantes, situación similar en Técnico en construcción.

Parte de la capacitación que inició esta semana, pondrá al grupo en contacto con saberes que les ayudarán a tomar futuras decisiones laborales.

Talleres de logística, robótica, mecánica, comunicación, química en la cocina, música y observación de estrellas, son parte de una agenda que ayudará a las jóvenes a descubrir las oportunidades de la mano con la tecnología.

“El campamento abre con una pregunta: ¿Qué quiero ser cuando sea grande? Al final de la semana esperamos que ellas puedan decir: No me he equivocado al estudiar el Bachillerato en Construcción y quiero ser ingeniera civil… o estoy estudiando Turismo y quiero desarrollarme en el área de gastronomía u hospitalidad o quiero desarrollar mi emprendimiento en mi comunidad…”, describió.

Se trata de acompañar los sueños de estas jóvenes, procedentes  de Bocas del Toro, de la comarca Ngäbe-Buglé, de Coclé, de San Miguelito, Panamá Centro y Panamá este.

Otra intención es que las estudiantes trasladen este mundo de nuevas oportunidades y visiones a sus comunidades para que también sean agentes de cambio e inspiración.

Y el ejemplo llega de casa:

Kathia Pittí Patiño, subdirectora de Innovación en el Aprendizaje de la Senacyt, contó su historia a las participantes, en la ceremonia de bienvenida en el ITSE la mañana de este lunes 29 de enero.

Kathia Pittí

Estudió en la Escuela Loma Colorada de David y aunque en su hogar creían que ciertas carreras no eran para chicas, tener un tío informático y otro electrónico, fue el impulso para cursar Ingeniería Eléctrica y Electrónica en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

Las oportunidades de becas la ayudaron a completar su formación y hoy sabe que el camino para ayudar a otras mujeres, es acercar nuevos conocimientos como la programación.

Piezas claves en el desarrollo del país

Ceremonia de bienvenida

El magíster Carlos González del Meduca, también en el acto de recibimiento a las participantes del campamento STEAM en rosa, reflexionó que las mujeres son pieza clave en el desarrollo del país.

Cada una de ustedes, dijo a las jóvenes, tienen capacidades y debe ser su interés vivir su proyecto de vida.

Destacó a la ciencia, la tecnología e innovación como pilares de este cambio y transformación.

El profesor Federico Castro, supervisor regional del área industrial de San Miguelito (Meduca), resaltó el valor de conectar a las estudiantes con las ofertas educativas del ITSE, además de generar diagnósticos y aportes científicos sobre sus competencias en estas áreas.

Un campamento bajo el techo de las ideas, del saber, de la ciencia, la tecnología y la innovación para que el futuro sea siempre siempre luminoso.

Por: Violeta Villar Liste | Redaccion@lawebdelasalud.com