Logística y cadena de frío, retos en plan de vacunación en Venezuela

Pixabay

“La vacunación de la población es una actividad muy compleja y requiere no solo contar con un abanico de vacunas seguras y efectivas, sino también con personal capacitado, lineamientos y protocolos, equipos e insumos (paquetes fríos, cavas, bandejas, inyectadora, agua jabonosa, algodón y otros)”, señala la Academia Nacional de Medicina (ANM) de Venezuela, como parte de un nuevo comunicado que busca establecer lineamientos de un auténtico Plan Nacional de Vacunación.

Suscrito por el Dr. Enrique López-Loyo, presidente de la ANM y por el Dr. Huníades Urbina-Medina, secretario académico, indican en el comunicado que también “es necesario tener un tren de comunicación social para la promoción y participación comunitaria, de un sistema de vigilancia epidemiológica con sus guías, protocolos, laboratorios, manuales y apoyo logístico, equipos de respuesta e investigación, monitoreo, supervisión y evaluación del proceso e impacto”.

Los pasos elementales para la conservación en frío de las vacunas (cadena de frío) son: almacenaje, transporte y conservación desde el laboratorio de producción hasta su aplicación en los establecimientos de salud o jornadas especiales.

“Para su distribución se debe contar con transporte refrigerado, transportistas, obreros de carga y descarga, viáticos, hospedajes, combustible, vehículos con mantenimiento preventivo y correctivo, guías y permisos de traslado y control estricto de inventarios”.

En la actualidad, reflexionan, Venezuela tiene enormes fallas para la distribución, almacenaje y traslado de vacunas a gran escala. “Las vacunas necesitan refrigeración, algunas de ellas temperaturas hasta -80º C.

En el interior del país existen serias limitaciones por falta de refrigeradores o los existentes están en mal estado, que no permiten conservar las vacunas bajo cadena de frío, por lo que se trabaja en operativos o jornadas periódicas desde hace varios años, situación agravada por las frecuentes fallas del sistema eléctrico en el país”.

Venezuela, señala la ANM, requiere una inversión importante para una logística segura y eficiente en la distribución y almacenaje de las vacunas, capacitación del personal y gestión del producto biológico.

La institución exhorta a convocar a todos los integrantes del estado, “a participar en el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19, es una necesidad para su éxito; la FAN, los Ministerios, la Academia y las Sociedades científicas y gremiales de la salud, al sector privado y, por supuesto, a todas las agencias internacionales y ONGs que ya están apoyando programas de salud y medicinas en muchas zonas del país”.

La ANM reitera que “se ofrece para brindar toda la asesoría técnica en apoyar al gobierno nacional en tan importante tarea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *