Nuevo Hospital del Niño se adaptará a necesidades pospandemia

Fotos/Cortesía Hospital del Niño

Cuando el 9 de diciembre de 2020 se firmó el contrato que formaliza la construcción de una nueva sede para el Hospital del Niño Dr. José Renán Esquivel, el Dr. Paúl Gallardo, su director, subrayó confiar “en la buena fe de esta administración de gobierno para que la obra pueda concretarse en este periodo”.

Más de dos décadas de demora explican la expectativa del Dr. Gallardo y, en general, de la familia del Hospital del Niño, que luego de una sucesión de licitaciones, reclamos y suspensiones, espera que el nuevo edificio llegue a buen término y el inicio de la obra no se vuelva a paralizar, en particular porque la pandemia impone otras realidades.

De hecho, a solicitud del Patronato Hospital del Niño, se ha procedido a modificar el planteamiento general de la edificación del Hospital del Niño para adaptarlo a las nuevas necesidades pospandemia, lo cual contempla, entre otras novedades, dos accesos independientes en urgencias, uno para pacientes en condiciones regulares y otra para pacientes que deban ser atendidos por pandemias, con circulación totalmente separada.

El deber de proteger al paciente

Para el Dr. Paúl Gallardo, estar al frente de una institución que se encarga de sanar al presente y futuro del país, “es una responsabilidad que asumimos con un alto compromiso”.

El director del Hospital del Niño durante la firma del contrato que oficializa el inicio de la nueva obra


“Es nuestro deber atender, proteger y brindar salud a todos aquellos pacientes que ingresen a nuestro centro de atención, procurando maximizar la calidad de vida y el potencial de cada uno de nuestros niños, en los ámbitos de promoción, prevención, mantenimiento, intervención, tratamiento, habilitación y rehabilitación”.

¿Cómo han logrado, a pesar de la limitación de espacio y de condiciones, ofrecer un servicio de calidad al paciente pediátrico?

-Lo ideal para una institución que actualmente tiene una capacidad de hospitalización de 420 pacientes, es contar con un espacio adecuado y seguro.

“No obstante, son ampliamente conocidos los daños estructurales que mantenemos. La situación nos ha obligado a hacer adecuaciones de áreas, con el fin de mantener la atención, sin dejar de lado la seguridad y calidad del paciente”.

“La historia del Hospital del Niño está ligada a la Ley 17 del 23 de agosto de 1958, sancionada por el presidente Ernesto De La Guardia Jr., que creaba al Hospital del Niño como una entidad autónoma regentada por un Patronato. Anteriormente, la atención hospitalaria se brindaba en dos salas de cuarenta camas para niños en la planta baja del Hospital Santo Tomás desde su inauguración, el 1° de septiembre de 1924. El Dr. Rodolfo Arce fungía como pediatra y algunos años más tarde se incorporaron los pediatras Edgardo Burgos y Pedro Vasco Nuñez. El Dr. Rodolfo Arce presentó al Club de Leones de Panamá la propuesta de construir un hospital enteramente dedicado a los niños en 1939”.
Fuente: Documentos del Hospital del Niño



 

Por otro lado, destaca el compromiso social y profesional de cada uno de nuestros colaboradores para brindar la mejor atención sanitaria a la población infantil del país.

Con respecto a la atención del paciente covid-19, reconoce queha sido un aprendizaje para adaptarnos a escenarios que nunca antes se habían presentado en el país”.

¿Cuáles han sido las fortalezas y las debilidades?

-Las principales debilidades se relacionan con la carencia de recurso humano, espacio físico, insumos y equipos médicos. Entre las fortalezas, destaca que nos ha permitido reconocer algunas falencias de espacios que serán subsanados con la construcción del nuevo Hospital del Niño, la capacidad de adaptarnos a los cambios y de coordinar acciones que permitan salvaguardar la vida de nuestros pacientes y colaboradores.

-¿Cuáles son las características del nuevo Hospital del Niño y cómo ayudará a prestar un mejor servicio?

-En cuanto a lo que nos corresponde, el nuevo hospital pediátrico se construirá en varias etapas y contará con 476 camas y 14 quirófanos, la remodelación del edificio actual de Consulta Externa del Hospital del Niño, la urbanización y mejora de los jardines existentes.

“Así mismo, a solicitud de Patronato Hospital del Niño, se ha procedido a modificar el planteamiento general de la edificación del Hospital del Niño para adaptarlo a las nuevas necesidades pospandemia”.


“En febrero de 1947, el presidente del Club de Leones, don Pablo Durán, nombró un Comité Ejecutivo y una Comisión Especial de Colectas para iniciar la campaña en pro del Hospital del Niño de Panamá. El Comité Ejecutivo estuvo presidido por el León Raúl Rubio y formado por los Leones Vicente Pascual, Pablo Durán, Gustavo Trius, Enoch Adames, Gonzalo Sosa, Leopoldo Benedetti y Pedro Vasco Núñez. Con el propósito de mantener debidamente informado al público, se hizo colocar en el Parque de Santa Ana un enorme termómetro que tenía pintada en la parte superior la cantidad de doscientos cincuenta mil balboas, cifra que se aspiraba obtener para entregar un edificio equipado y en condiciones de ser puesto de inmediato al servicio de los niños.
El Presidente de la República, don Enrique Jiménez, donó el terreno que se extendía hasta la avenida Balboa, entre calle 34 y el Hospital Santo Tomás”.
Fuente: Documentos del Hospital del Niño


En este sentido, se ha previsto la construcción de dos accesos independientes en urgencias, uno para pacientes en condiciones regulares y otra para pacientes que deban ser atendidos por pandemias, con circulación totalmente separada, con su elevador asignado, sala de espera, área de triaje y radiología.

“Por otro, se ha previsto un edificio de 8 niveles con una capacidad total de 673 plazas, con una previsión estructural para dos losas adicionales que sumarían adicionalmente 172 puestos de estacionamientos añadidos a los planteados originalmente.

Debemos recordar que las instalaciones actuales presentan daños estructurales y que nos hemos visto obligados a hacer varios ajustes de espacios internos y redistribuciones de varias zonas, por lo cual la edificación de  nuestro nuevo hogar garantizará la seguridad y comodidad, no solo para nuestros pacientes y sus familiares, sino también para la mejor funcionalidad y operatividad de nuestro centro”.

¿Qué no debería ocurrir en el futuro de la obra del nuevo Hospital del Niño?

-El proceso ha sido largo para llegar hasta donde estamos ahora. Sin embargo, confiamos en la buena fe de esta administración de gobierno para que la obra pueda desarrollarse de forma fluida y concretarse en este periodo.

“Los planos fueron elaborados por los arquitectos Jesús María Sosa, Juan Abadía y José Félix Calviño, y asesorados por los pediatras Pedro Vasco Núñez, Leopoldo Benedetti, y Hermelinda Cambra de Varela. La primera piedra fue colocada en ceremonia solemne el 1 de noviembre de 1947. En una urna de cemento fueron guardados: un acta de la ceremonia firmada por los asistentes y otros documentos relacionados con la campaña. La construcción del Hospital del Niño se inició el 14 de mayo de 1948 y fue terminada y entregada al Club de Leones el 31 de enero de 1950, por la Constructora Martinz, S. A. La inspección de los trabajos de construcción estuvo a cargo del León José Félix Calviño“.
Fuente: Documentos del Hospital del Niño


Desde el Hospital del Niño nos mantendremos a la expectativa y vigilantes del desarrollo de esta obra que representa una mejor calidad en la atención sanitaria de la población infantil de todo el país.

¿Cómo esta nueva obra redundará en beneficio del paciente pediátrico y del país?

-Este proyecto busca garantizar a la población pediátrica del país una atención de la más alta calidad no solo por el personal que le sirve, sino también por espacios amplios, cómodos, seguros y con tecnología del primer nivel.

“El Dr. José Renán Esquivel nació en la ciudad de David, Chiriquí, el 21 de noviembre de 1925, hijo de Ricardo Esquivel y Adriana Osses de Esquivel de quienes aprendió a tener grandes valores morales y además un gran amor por la tierra. Fue nombrado director del Hospital del Niño en el año 1963, el segundo director que ha tenido este Hospital, cargo que ocupó por 27 años.  Da entonces un giro institucional que inició a forjar lo que es a la fecha el Hospital del Niño. Fue bajo su dirección que iniciaron las residencias de pediatría,  que junto a las de neurocirugía, fueron las primeras residencias formales que se dieron en Panamá”.
En el Hospital del Niño los edificios tienen nombres de animales: abeja, iguana…
Fue una idea que nació en la gestión del Dr. Alberto Bissot (2002-2012), quien ”decidió colocar nombre de animales a los diferentes edificios para identificarlos de manera más sencilla y estos se eligieron en asociación con nuestro clima tropical”.
Fuente: Documentos del Hospital del Niño y datos de la Oficina de Relaciones Públicas


En general las edificaciones confortables facilitan el desempeño de cualquier labor, sin embargo, en el caso del Hospital del Niño, se agrega que se trata de servir a la población pediátrica del país y, por supuesto, de aliviar la preocupación cuando los hijos enferman, como el caso de Oswadri Fernández, quien, al cuarto día del nacimiento de su hijo, corrió a la emergencia del Hospital del Niño porque sentía que algo no estaba bien.

“Fueron muy atentos. La pediatra lo revisó y le tomaron muestras de sangre, además de estimularlo para que pudiera hacer sus necesidades. Desde su nacimiento no las hacía y era la causa de mi preocupación”, recuerda.

“El servicio es excelente; al Hospital solo le falta mejorar su estructura”, destacó esta madre, cuyo testimonio refleja una realidad que hace imperante que el 2021 sea el inicio de las obras de la nueva sede.

Una familia de servicio

Datos compartidos por la Oficina de Relaciones Públicas del Hospital del Niño, permiten conocer que en la actualidad laboran 2,018 colaboradores.

Esta familia tiene en la técnica de Enfermería Elizabeth Urriola, su trabajador más antiguo: 53 años de servicio.

Cuenta la institución con el Patronato del Hospital del Niño, con la misión de dirigir y vigilar la administración de la institución y su funcionamiento.

Atención en cifras

En materia de estadísticas, datos aportados del año 2019 indican que el total de consultas atendidas fue de 220,383 pacientes.

De esta cantidad, 127,496 pacientes corresponden al Servicio de Consulta Externa Especializada.

92,887 pacientes recibieron atención en el Cuarto de Urgencias.

También en 2019 se admitieron un total de 12, 855 pacientes, hicieron 28,359 tamizajes neonatales y 7,230 intervenciones quirúrgicas.

La mayor cantidad de pacientes procede de la provincia de Panamá (61.2%), si bien también se atienden del resto de las provincias (38.8%): Panamá Oeste, Colón, Coclé y Veraguas.  

Las especialidades que reflejan mayor demanda son Ortopedia y Traumatología, Otorrinolaringología, Cardiología, Hematología y Neurología.

La institución cuenta con una cartera de 19 especialidades médicas, 12 especialidades quirúrgicas, 10 clínicas, cinco consultas técnicas, además de Audiología y Odontología, a disposición de toda la población pediátrica del país.

El costo de la consulta es solidario: $2.

En el caso de los distintos servicios, los precios son variables y se pueden consultar en el boletín estadístico del sitio web del Hospital del Niño.

Cabe señalar, como ya se explicó, que el Hospital del Niño también ha respondido y sumado recursos para la atención del paciente covid-19.

De hecho, se han debido adecuar áreas de consultorios para atender a pacientes con el virus y así unir voluntades para que el servicio médico y de enfermería no falte a nadie, a pesar de las dificultades que solo se resolverán cuando un nuevo Hospital del Niño se convierta en realidad.

Violeta Villar Liste
redaccion@lawebdelasalud.com