fbpx

OPS pide una atención integral a los niños que incluya vuelta a clases y vacunas rutinarias

Pixabay

Violeta Villar Liste

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) pidió que la respuesta a los niños en pandemia incluya intervenciones para promover su salud de maneral integral, evitar otras enfermedades, además de covid-19, apoyar la inmunización rutinaria y el retorno a clases.

La Dra. Carissa F. Etienne, directora de la OPS, durante la rueda de prensa semanal de este miércoles 26, analizó que en el caso de la covid-19 los niños sí pueden infectarse con el virus y transmitir la enfermedad a otros.

Sufren una enfermedad moderada que se trata en el hogar.

“Las hospitalizaciones y casos graves son más frecuentes en niños con comorbilidades que en niños sanos”. Citó que el paciente pediátrico con diabetes y asma es especialmente vulnerable.

Subrayó que la covid-19 no es el único riesgo: En los últimos dos años, millones de niños en las Américas faltaron a las consultas sistemáticas con el médico y quedaron rezagados con respecto a las vacunaciones.

De hecho, la cobertura vacunal ha caído de manera tan profunda que se corre el riesgo de perder dos décadas de avances, advirtió. 

Enumeró que la falta de vacunación rutinaria ya se expresa en los países con brotes de enfermedades, prevenibles con vacunas:

Brasil está combatiendo un brote de sarampión.

Haití y República Dominicana presentan casos de difteria.

Vuelta a clases

La directora de la OPS subrayó que los niños se enfrentan a la peor crisis educativa de la historia. Cada día perdido de clases, implica consecuencias que durarán toda una vida, con efectos en su salud psicológica y mental.

Señaló que los ministerios de salud, educación y bienestar social de los países, deben  colaborar para llevar a los niños a las escuelas de manera segura porque el aprendizaje virtual no puede ni debe reemplazar la escolaridad presencial.

“Para algunos niños las escuelas son refugios seguros para socializar e incluso tener acceso a una comida nutritiva”, dijo.

Recordó que la OPS ha publicado pautas para el regreso seguro a clases y el aprendizaje presencial, con la promoción del uso de mascarillas y ventilación adecuada.

Advirtió que las altas tasas de vacunación en niños no constituyen un requisito para abrir las escuelas. 

Instó a padres y educadores a ponerse al día con la vacunación sistemática de los niños, llevarlos a las consultas médicas y mantener los servicios abiertos.

Analizó, en el caso de la covid-19, que antes de vacunar a los niños sanos, se debe atender la situación de los grupos de riesgo y personal de salud: a la fecha, la cobertura vacunal en islas y territorios del Caribe sigue siendo baja. 

En la última semana epidemiológica se reportaron más de 8 millones de nuevos casos de covid-19 en nuestra región: Es el mayor número de casos semanales desde que comenzó la pandemia y un 32% más alto que la semana anterior.

Las muertes también aumentaron, con 18,000 nuevas muertes que marcan un aumento relativo del 37% con respecto a la semana anterior.

En la región, 12 países ya alcanzaron el 70% de la cobertura vacunal requerida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es donde se pueden considerar los beneficios de vacunar a los niños para reducir el contagio a causa del virus, señaló la directora de la OMS.

Recordó que el Grupo de Expertos en Vacunas de la OMS ya autorizó la administración de la vacuna de PfizerBioNTech para niños entre 5 y 12 años, lo cual ofrece una guía y hoja de ruta para los países que podrían estar listos para ofrecer estar vacunas a la población pediátrica.

El Dr. Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, insistió sobre esta necesidad de regresar a las escuelas con las condiciones más seguras, con especial uso de la mascarilla que ha probado reducir el contagio a todo nivel, incluso en el trayecto al hogar. 

Nuevo sublinaje no es preocupante

El Dr. Sylvain Aldighieri, gerente de Incidente para covid-19 de la OPS, ofreció una actualización sobre los sublinajes de ómicron.

Al respecto, dijo que “como era de esperarse, y ha sucedido con otras variantes, el virus continúa su evolución con cambios que llevan al surgimiento de linajes o sublinajes dentro de un mismo grupo genético”.

En este momento circulan tres sublinajes: BA.1, BA.2 y BA.3

 BA.1: Predomina en la región de las Américas. Se localiza en el 93% de las muestras reportadas en el norte de América y en el 87% de las muestras de los países de América del Sur y del Caribe.

BA.2: Se ha detectado en África y en Europa y apenas  0.01% en muestras de América.

BA.3: En una proporción mínima en Europa y África.

Dijo que el grupo técnico de la OMS ha estado siguiendo de manera cercana el comportamiento de los sublinajes de ómicron y no se ha encontrado ninguna evidencia de cambios en términos de transmisibilidad, mayor severidad o evasión de la respuesta inmune, más allá de los ya descritos para ómicron.

Se trata, sostuvo, de una misma variante y no hay motivos de preocupación adicional ni para un cambio de las aplicaciones de medidas de salud pública, en la vacunación o de distanciamiento social.

Riesgo de morir de los no vacunados

Ante la consulta de por qué mueren las personas vacunadas, el Dr.Aldighieri recordó que en las personas vacunadas, y con comorbilidades, puede ocurrir una forma grave de la enfermedad e incluso la muerte.

Sin embargo, enfatizó que la proporción de casos fatales es muy baja y ocurre en contexto de intensa circulación del virus.

Reiteró que la vacunación demuestra que es dramática la disminución en la severidad de la enfermedad y todavía más si la persona recibió dosis adicionales.

El Dr. Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, precisó que las investigaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) son concluyentes: Una persona no vacunada tiene 68 veces más riesgo de morir que una persona vacunada.