Ovario poliquístico y fertilidad

Cortesía

Dr. Saúl Barrera

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), es el trastorno endocrino más común en mujeres. Es una afección por la cual los ovarios contienen muchos folículos quísticos que se asocian con anovulación crónica y sobreproducción de andrógenos (hormonas masculinas).

Los folículos quísticos existen presumiblemente porque los óvulos no se expulsan en el momento de la ovulación.

El SOP “recibe una atención considerable debido a su alta prevalencia y sus posibles consecuencias reproductivas, metabólicas y cardiovasculares, y más en el campo de la reproducción asistida ya que los trastornos ovulatorios conllevan a la esterilidad”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, afecta aproximadamente al 12% de las mujeres en Estados Unidos.

Es el trastorno endocrino más común en mujeres en Estados Unidos. Representa aproximadamente una tercera parte de todos los diagnósticos de infertilidad.

Infertilidad y Síndrome de Ovario Poliquístico

La infertilidad afecta a 40% de las mujeres con SOP. Además, es la causa más común de infertilidad anovulatoria.

La sintomatología puede incluir períodos menstruales irregulares, obesidad, crecimiento excesivo del vello central del cuerpo (hirsutismo) e infertilidad. 

La infertilidad asociada al SOP obedece a diferentes mecanismos, entre los que destacan la disfunción ovulatoria, la alteración del desarrollo endometrial y la insulinorresistencia.

El SOP también está asociado a resultados obstétricos adversos.

Muchos estudios señalan que las mujeres que lo padecen tienen un riesgo aumentado de pérdida precoz del embarazo, como el aborto espontáneo en el primer trimestre de gestación, el cual ocurre en el 30%-50% de las mujeres con SOP en comparación con el 10%-15% de las mujeres sin esta condición.

En la fisiopatología probable para pérdida precoz del embarazo, el aumento de la resistencia a la insulina pudiera jugar un papel esencial en el desarrollo de aborto espontáneo.

¿Cómo se trata el SOP?

Antes de iniciar un tratamiento es importante el diagnóstico correcto y que la paciente entienda qué implica tener un SOP.

En ese sentido es importante diferenciar entre quistes de ovario y síndrome de ovario poliquístico.

En el SOP no hay cura ni un tratamiento específico, sin embargo, el especialista trabajará en un plan de tratamiento basado en la sintomatología individual de las pacientes, su planificación familiar y el riesgo de afecciones a largo plazo como diabetes y enfermedad cardíaca.

Previo a cualquier intervención farmacológica, es importante las modificaciones del estilo de vida, en particular la pérdida de peso, el aumento de ejercicio y las intervenciones conductuales como dejar el hábito del cigarrillo y reducir el consumo de alcohol, así como ayuda psicológica, terapias de primera línea para el tratamiento del síndrome metabólico en las mujeres con SOP.

SOP y reproducción asistida

Si bien no es imposible que una mujer con síndrome de ovario poliquístico quede embarazada por sí sola, muchas mujeres necesitan buscar atención de un especialista en fertilidad.

Para el tratamiento de las pacientes con SOP que deseen quedar embarazadas se debe excluir la presencia de otras enfermedades e investigar trastornos de fertilidad adicionales en la pareja.

Un enfoque personalizado del tratamiento de la infertilidad, permitirá a la mayoría de los pacientes lograr un embarazo y el nacimiento de un hijo vivo.

En la medida que se logre el adecuado control de todas las alteraciones endocrinas y metabólicas las tasas de ovulación, fecundación, embarazo normal y patología obstétrica, tienden a asemejarse a aquellas promedio para la población normal.

Dependiendo de las pruebas iniciales de los pacientes, el especialista en reproducción asistida puede recomendar varias opciones que se adapten a las necesidades únicas de cada individuo.

Hay diferentes tratamientos: el coito programado, medicamentos para estimular la ovulación, anticonceptivos orales o medicamentos sensibilizantes a la insulina para mejorar los períodos menstruales abundantes e irregulares y otros síntomas, la pérdida de peso y una referencia con un nutricionista si fuera necesario, y si nada de lo anterior diera resultado, el siguiente paso es un tratamiento de Fecundación in vitro (FIV).

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico aún pueden lograr un embarazo con el diagnóstico y el tratamiento adecuados.

Dr. Saúl Barrera

El Dr. Saúl Barrera es médico egresado de la Universidad Latina de Panamá con especialización en Ginecología – Obstetricia, en el complejo hospitalario metropolitano Dr. Arnulfo Arias Madrid, Caja de Seguro Social (CSS). Tiene una sub-especialización en Endocrinología Ginecológica y Reproducción Humana, programa que realiza el Instituto Valenciano de Infertilidad en conjunto con la Universitat de Valencia en España. En 2011 recibió el Diploma Universitario Europeo de Endoscopia Operatoria en Ginecología de la Facultad de Medicina en la Universidad de Auvernia-Clermont – Ferrand en Francia.Entre los años 2011-2016 fue el coordinador del programa de donación de óvulos IVI Panamá. Actualmente es el coordinador de Investigación de IVI Panamá y desde abril de 2018 su director médico. 
El Dr. Barrera es miembro activo de la Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología (SPOG), Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (Red LARA), American Society of Reproductive Medicine (ASRM), Sociedad Europea de Medicina Reproductiva (ESHRE) y Asociación Panameña de Medicina Reproductiva (ASPAMER).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *