Panamá lee unido y con propósito

Pixabay

Cada quince días, o una vez al mes, la tertulia era fija en la churrería Manolo de Obarrio para hablar de los “otros” literarios y de las propias palabras poéticas o narrativas.

En ese momento la pandemia bien podía ser un relato de ciencia ficción; nunca esta realidad que dejó en casa a cada uno de los integrantes de un naciente grupo de lectura cuya primera etapa fue en 2019.

A finales del 2020, estos amigos que se encontraban para hablar de libros en la evocación de un café, decidieron continuar esta “linda segunda parte” en la virtualidad del Facebook y del zoom, con el nombre de Club de Lectura Abierto de Panamá, una iniciativa incluyente: Solo se exige amar a los libros; del resto cualquiera puede participar más allá de su profesión o edad.

Esta filosofía explica que el Club de Lectura Abierto de Panamá tenga ahora un tercer apellido: Creciendo juntos.

Bocetos hasta llegar al logo definitivo del Club de Lectura Abierto Creciendo Juntos, obra de César Eduardo Manchong Mecott, diseñador gráfico y dibujante, quien utiliza la figura del águila. Explica el simbolismo de la imagen: “El águila lleva su presa al nido para alimentar a sus polluelos. Este alimento los hace sanos y fuertes. Del mismo modo, los libros en sus garras representan la presa que hace posible alimentar y fortalecer la cultura de todos sus miembros y seguidores”.

Este crecer juntos, que es siempre la mejor manera de crecer, es posible por la fortaleza del grupo (son cerca de 20 integrantes) que lidera la iniciativa. Con parte de sus miembros conversamos en una amena charla virtual.

Participaron en el diálogo el profesor Rafael Candanedo, periodista, lingüista, profesor universitario y miembro numerario de la Academia Panameña de la Lengua, una autoridad que ayuda a guiar los diálogos y la comprensión de los textos, junto con la profesora Mariela Mirones y la abogado Rosa Madiedo.

De igual modo, el comunicador social y profesor de la Universidad de Panamá (UP), Octavio Castillo; la abogada Itzel Mecott, el periodista, productor y escritor Magdiel Torres y la ingeniera en Electrónica, escritora y declamadora Priscilla Gómez (visiten su podcast Entre poesías y poetas https://anchor.fm/priscilla-gomez2).

Itzel Mecott recuerda esos tiempos iniciales del café-tertulia cuando cada quien sugería algunos cuentos y se dialogaba en función de las lecturas.

Esta segunda parte “es además de una ventana a la literatura, un refugio en medio de la tristeza de la pandemia”, explica Mecott, quien destaca la interacción y cercanía a pesar del formato digital: “Nos vemos de manera virtual, pero siento que conozco su alma”.

Magdiel Torres, como periodista, quien ha entrevistado al profesor Candanedo a propósito del tema de lectura y comprensión de textos de los estudiantes, generó empatía inmediata con el académico de la lengua, a quien le dijo un “sí” entusiasta cuando lo invitó a formar parte de esta experiencia de palabras que amplía su alcance gracias a la virtualidad.

Enfatiza que es un club abierto a las ideas y a los distintos géneros literarios. “Aprendemos con la experiencia que aporta cada uno de los participantes”, señaló, además de resaltar el papel destacado del profesor Candanedo, por su conocimiento del manejo del lenguaje.

El académico reconoce su papel de asesor y de mentor del grupo, sin embargo, “me agrada porque podemos ser un ejemplo para otras personas: no se trata solo de leer; se trata de leer con propósito y nuestro propósito es afinar las herramientas para escribir y comprender las lecturas”.

Además de revisar autores panameños, se acercan a escritores de la narrativa internacional, desde un Juan Rulfo a un Franz Kafka.

https://www.facebook.com/clubdelecturaabierto

El profesor Candanedo adelanta una sorpresa de la mano de Magdiel Torres quien, como productor de radio y televisión, ya está buscando proyectar al club en este tipo de formatos.

Aclara que se trata de una idea del lado de la formación, de tal manera que también sirva como herramienta en las clases de los jóvenes y un apoyo para el personal docente.

Magdiel agrega que los múltiples formatos ayudan a potenciar el alcance del texto, de allí el interés de incursionar con nuevas estrategias de difusión, así como han incorporado en las tertulias los podcast de Priscilla Gómez.

Priscilla declama poesías, es una apasionada de la sonoridad del verso, y si bien vive en Chiriquí, la virtualidad le permite estar muy cerca y compartir en el club.

En una nueva etapa creativa, quiere escribir cuentos y poesías que formen parte de su historia.

Comenta que su papá escribe y lo está animando a compartir sus textos. Esta misma “evangelización literaria” la aplica a familiares y amigos, quienes, de seguro, serán próximos asistentes del club de lectura.

El profesor Octavio Castillo entró en el grupo, animado por las invitaciones frecuentes del profesor Candanedo a sumarse.

Al club de lectura lo califica de “oasis en medio de la pandemia”.

Es un convencido de la pertinencia de este espacio: “Hay que darle la oportunidad a todo el mundo para que pueda participar en grupos como este o en aquellos que permitan a las personas entrar de manera libre”.

En este camino que empezó en firme desde octubre 2020, han contado con grandes figuras de la literatura panameña “y ha sido una experiencia enriquecedora”.

El profesor Candanedo precisó que el grupo “tiene un carácter interdisciplinario; no creemos que el análisis literario o el cuento sea solo de especialistas”.

Desde noviembre 2020 a marzo 2021 fue la primera temporada de este segundo momento del club. La segunda inició en abril: son tres meses, con encuentros de carácter semanal y dos sesiones transmitidas en vivo cada mes.  

Las sesiones abiertas al público tienen lugar cada sábado, a las tres de la tarde. Además, se reúnen de manera privada vía zoom para análisis literario de los textos ya leídos o escuchados.

Entre otros temas de los próximos meses, leerán a Kafka, analizarán las figuras poéticas en la música de Horacio Valdés y Rubén Blades. También estará el profesor y académico Erasto Espino.

A propósito del 25 de abril, Día del Escritor Panameño, fecha que conmemora el natalicio del gran autor panameño Rogelio Sinán, se hará énfasis en su figura, además de tener un conversatorio con la escritora Consuelo Tomás.

De igual modo la agenda contempla diálogos con los escritores Ela Urriola. Cebaldo De León, Edilia Camargo, David Robinson, Eliette Ramírez (Costa Rica),  análisis de la obra Victoriano Lorenzo, el guerrillero transparente, de Carlos Francisco Changmarin y lecturas del cuentista costumbrista José María Núñez, actividades que podrán seguirse en vivo en la página de Facebook.

El profesor Candanedo relata que al inicio pensaron en dedicarse de manera particular al cuento (era su propuesta) porque se lee en su totalidad de manera rápida; la novela es más compleja para este formato. Sin embargo, el grupo quiso sumar poesía y novela.

El entusiasmo los arropa ante la diversidad de géneros y esperan cerrar la temporada de 2021 con la lectura de Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Ideas de futuro: hacer un maratón lector, una publicación colectiva y, por supuesto, seguir creciendo como grupo, gracias a esta lectura con propósito llamada a tocar el alma.