La escritura social de la Dra. Diana Florián

Cuando la pasión social, el amor hacia la Medicina y las letras habitan en una misma personalidad, el resultado se predice gozoso: libros que multiplican mensajes y son voz de otras voces.

La Dra. Diana Florián, médico pediatra y especialista en terapia intensiva pediátrica, además de escritora, es un ejemplo de lo anterior: la sensibilidad hacia su profesión y la vocación por la escritura, la condujeron de la mano a su primer libro, Más allá del camino de ladrillos.

Ilustrado por Josi Ciani y bajo el cuidado editorial de Orlando Dj Hernández, es un texto que busca evidenciar, desde la literatura, situaciones sociales persistentes en nuestras sociedades: la inequidad, la exclusión, la violencia de género y su impacto en la familia y en el tejido social, una muestra de cómo el libro, hoy 23 de abril, en su Día Internacional, tiene el poder de transformar.

Está narrada en las Bóvedas del Casco Antiguo de ciudad de Panamá, a partir de la historia de dos jóvenes que se enamoran y cuyas vidas narran en la escritura de Diana Florián, esas otras realidades que desde el discurso ficcional, esperan impactar conciencias.

La Dra. Florián nació y creció en el Casco Antiguo así que el paisaje de las Bóvedas está asociado a su infancia y a su adolescencia. “Es un lugar que evoco”, comenta al señalar que las escenas principales de la trama transcurren en esta parte de la ciudad.

Como pediatra, destaca, he vivido muy de cerca este tipo de situaciones que impactan a los niños y a sus familias.

Dos años dedicó a la escritura de Más allá del camino de ladrillos. La pandemia lo puso en pausa porque su trabajo como intensivista requirió largas horas de entrega para apoyar en la atención del paciente covid-19.

Es en noviembre de 2020 cuando decide editarlo, con la conciencia de escribir de manera “clara, sin maquillajes, aspectos que abordan las grandes situaciones sociales de la vida real”.

Aclara, sin embargo, que la perspectiva es literaria y no médica.

Reconoce que este esfuerzo desde la palabra puede ayudar a la sociedad a derribar tabúes y contribuir a generar conciencia.

“Más que médico, soy una ciudadana del país y debo ser muy consciente de cómo estos problemas sociales afectan de manera severa a los niños que atiendo”.

Analiza que la atención del paciente pediátrico debe ser desde una perspectiva integral: la enfermedad es solo un aspecto de un abordaje profesional que evalúa también elementos emocionales y sociales que la han conmovido en su vivencia como pediatra y la marcan como escritora.

De igual modo, revisó amplia bibliografía que le ayudó a concebir un texto que es espejo y reflejo de males que espera conmuevan al lector y lo lleven a una acción individual y colectiva.

Con este libro impreso (de venta en la librería La Casa del Escritor en Casco) y virtual (disponible en Amazon), también es su interés  provocar del lado institucional, otra mirada.

La literatura en sus manos apenas empieza. Ya está redactando un segundo texto con similar perspectiva, en su interés de transformar, desde la palabra, un mundo llamado a ser un lugar mejor.