Primeros auxilios salvan vidas; amputación y sangrados (y III)

Pixabay

Lic. Javier Cano Molina

Cuando se produzca una amputación por arrancamiento habrá que efectuar una compresión extrema y llevar el miembro amputado al centro sanitario con hielo y suero fisiológico. Es muy importante que el miembro amputado no esté en contacto directo con el hielo.

Otra duda frecuente en el hogar es cómo actuar ante un sangrado por la nariz (epistaxis):

La salida de sangre por las fosas nasales (lo que se conoce como epistaxis) puede ocurrir debido a un golpe o sin causa aparente (estornudos, erosiones al rascarse, por aumento ocasional de la tensión arterial…).

•Conservar la calma y tranquilizar a la persona (especialmente en casos de niños).

•Pediremos que se siente con la cabeza hacia adelante para permitir la salida de sangre por las fosas nasales (no debemos echar la cabeza hacia atrás. Si lo hacemos, no se detiene el sangrado, sino que lo que ocurre es que la sangre se dirige a la parte posterior de la nariz y va hacia la garganta y la boca. Hay que hacer justo lo contrario)

•Pinzar con dos dedos (el índice y el pulgar) sobre el puente de la nariz (permitiendo que respire por la boca). Esto lo mantendremos entre 3 y 5 minutos aproximadamente (incluso llegando a 10 minutos si fuera necesario).

Durante este tiempo es preferible que la víctima no habla y a ser posible no llore, ya que estos actos retrasan la formación del coágulo y la detención de la hemorragia.

•Pasado este tiempo liberaremos la presión, y si sigue sangrando podemos repetir el procedimiento. Si aún así no se detiene el sangrado deberíamos acudir a urgencias o llamar a los servicios de emergencias.

Cuidados general ante una hemorragia

En general, los primeros auxilios en caso de una hemorragia, son los siguientes:

  • Valorar el estado general de la víctima
  • Valoración de la hemorragia.
  • Intentar cohibir la hemorragia mediante compresión directa sobre el lugar del sangrado, ayudándonos de pañuelos, ropa…
  • Si continúa sangrando, acumular apósitos sobre la zona, nunca quitar los ya empapados, dado que podríamos favorecer el sangrado.
  • Si el sangrado se produce en alguna extremidad, elevarla por encima del resto del cuerpo, mientras se continúa con la compresión.
  • Si no cede realizar un vendaje compresivo.
  • Si todo lo anterior es ineficaz se realizará compresión directa sobre el vaso del cual depende la hemorragia.
  • Mantener al paciente abrigado

Como norma no se debe hacer un torniquete, quedando reservado para situaciones muy concretas y después de haber resultado ineficaz todas las actuaciones descritas.

Trasladar al paciente al hospital urgentemente.

Lic. Javier Cano Molina

Javier Cano Molina. Nacido en Jaén. Lleva más de 25 años como profesional de Enfermería. Ha ejercido como supervisor de hospital durante 20 años en áreas distintas como Medicina Preventiva, Anatomía Patológica, Esterilización y Farmacia Hospitalaria. Doctor en Antropología. Estudió Psicología. Compagina su actividad profesional desde hace 18 años con la divulgación y formación de personal sanitario. Autor del libro: “Guíaburros primeros auxilios: tú puedes salvar vidas” y del libro: “Guíaburros suplementos dietéticos: verdades y mitos” Ha participado como experto en la elaboración de manuales sobre estándares y recomendaciones de calidad del Ministerio de Sanidad. Ha participado como ponente y autor de trabajos en numerosos congresos nacionales e internacionales. Le encanta el estudio sobre antiguas civilizaciones y diversos temas de interés antropológico.