Vacunar al escolar, estrategia para prevenir el VPH

Pixabay

Violeta Villar Liste

La Asociación Nacional Contra el Cáncer (ANCEC) de Panamá realizará hasta el 3 de diciembre la Jornada Nacional de Vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), un esfuerzo en conjunto con el Programa Ampliado de Inmunización (PAI) del Ministerio de Salud (Minsa), para alcanzar a la población en edad escolar.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la infección por VPH “es la causa principal de cáncer de cuello uterino en las mujeres y es uno de los factores de riesgo del cáncer de pene en los hombres y anal en los hombres y mujeres.

Los mismos tipos de VPH que infectan las áreas genitales pueden infectar la boca y la garganta”.

La Estrategia Mundial de la Organización Mundial de la Salud para Acelerar la Eliminación del Cáncer de Cuello Uterino como Problema de Salud Pública describe tres ambiciosos objetivos: que el 90% de las niñas se vacunen contra el VPH, el 70% de las mujeres sean examinadas para detectar lesiones precancerosas y el 90% de las que lo necesitan tengan acceso a tratamiento y cuidados paliativos.

En Panamá, de acuerdo con datos de la Caja de Seguro Social (CSS), el cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte en las mujeres, aun cuando puede prevenirse con la vacuna contra el VPH, que se aplica de manera gratuita, tanto en la Caja de Seguro Social (CSS) como en el Ministerio de Salud (MINSA).

Panamá fue pionero en la región al introducir, en 2008, la vacuna contra el VPH en su esquema de vacunación. La aplica a niños de ambos sexos, desde los 10 años.

En 2015, el país cambia de la vacuna bivalente contra el VPH a la vacuna tetravalente contra el mismo virus, “como medida de salud pública más eficaz para la prevención del cáncer cérvico uterino y otros tipos de cáncer”.

El Dr. Keith Britton, presidente de ANCEC, señaló que la idea con esta campaña es lograr que todos los escolares tengan su vacuna al día.

Hasta el 3 de diciembre harán énfasis en los estudiantes de San Miguelito, La Chorrera y la región metropolitana, siempre con previa autorización de los padres y representantes, en escuelas con jornadas presenciales y semi presenciales.

Explicó que los capítulos de ANCEC en todo el país aplican esta vacuna de manera permanente, entre 200 a 300 dosis por mes, pero todavía no es suficiente para alcanzar al 100% de la población meta.

Recordó que existen más de 100 tipos de VPH y su transmisión ocurre por contacto durante la relación sexual.

Este tipo de virus se manifiesta de distintas maneras: desde verrugas genitales o anales o como causante de cáncer cervicouterino, de pene, anal o bucal.  

Prevenir para salvar

Destacó que la mejor manera de prevenir es colocar la vacuna de manera temprana, en población entre 10 y 14 años de edad, en dos dosis, con intervalo de seis meses. 

El presidente de ANCEC, dijo que la vacuna contra VPH se debe administrar antes del inicio de la vida sexual de las personas.

Es una vacuna que no sirve para tratar la infección por VPH ni tampoco el avance del cáncer. Tiene el objetivo de prevenir.

Esta vacuna tiene una alta efectividad y sus efectos secundarios son mínimos, como hinchazón o mareos.

Luego de aplicarla, se espera cerca de 15 minutos para ver una posible reacción.

Además de vacunar contra el VPH, la Caja de Seguro Social (CSS) realiza  el diagnóstico temprano y oportuno del cáncer cérvico uterino en la red de atención primaria, a través de pruebas genéticas del VPH.

Solo en el primer semestre del 2020, se realizaron 12,703 pruebas.

Una mirada al futuro

El virus del papiloma humano (VPH), ha sido asociado hasta en el 5 % de todos los cánceres humanos y los estudios epidemiológicos muestran su presencia en hasta el 99 % de los cánceres de cuello uterino y entre el 40 % y el 85 % de todos los carcinomas vaginales y vulvares, describen los investigadores Franco Calderaro Di Ruggiero, Johatson Freytez, Viviana García, Lorenzo J. Calderaro Fernández y Ernesto Lara Velásquez en el estudio  Virus de papiloma humano y cáncer de cuello uterino. Una mirada al futuro (Gaceta Médica de Caracas, octubre, 2021).

Se ha documentado, destacan en el estudio, que los anticuerpos generados por la vacuna permanecen por más de una década en mujeres jóvenes sanas, niño preadolescente y niñas con tasa de seroconversión del 100 % .

Existe evidencia reportada sobre la experiencia en múltiples países los cuales han implementado estrategias de vacunación de amplia cobertura, que demuestran la efectividad de las vacunas, describen.

Por otra parte, “aunque las campañas para masificar la implementación de vacunas no son ampliamente difundidas dentro de los países de bajos ingresos, la detección precoz de las neoplasias preinvasoras sigue siendo de gran utilidad en el contexto de diagnosticar y reducir la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello uterino”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que el VPH puede provocar seis tipos de cáncer a lo largo de la vida. 

Recomienda que todos los niños y niñas reciban dos dosis de la vacuna contra el VPH a los 11 o 12 años de edad e incluso se puede ofrecer a partir de los 9 años.