fbpx
Pixabay

Violeta Villar Liste

La Asociación Bancaria de Panamá (ABP) considera que un fondo de garantía puede tener un impacto positivo para acercar el financiamiento al sector emprendedor y de la micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme).

El presidente de la Junta Directiva de ABP, Otto Wolfschoon, y Carlos Alfredo Berguido, presidente ejecutivo, consideran viable esta propuesta que está relanzando Marcela Galindo, nueva presidenta de la Cámara de ComercioIndustrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) y que incluso en su momento planteó el sector turístico nacional.

Publicidad

Esta propuesta se vuelve a insertar dentro del abanico de iniciativas que acompañarían el proceso de reactivación de la economía panameña y sobre la cual se le consultó a los representantes de la ABP, quienes compartieron sus visiones sobre el proceso de recuperación económica del país, y del sistema bancario panameño, en el contexto del primer desayuno presencial con los medios, luego de la pausa impuesta por la pandemia desde el año 2019.

Durante la presentación de los resultados, se expuso que el Sistema Bancario Nacional (SBN), al cierre de febrero 2022, reportó un crecimiento de 3.7% de sus utilidades comparativo con el mismo período de 2021, pero aún 32% por debajo de febrero 2020.

La ABP documenta que “desde marzo 2020, las utilidades del SBN fueron gravemente afectadas por la crisis económica desatada por la pandemia, lo que llevó a sus bancos a registrar pérdidas por préstamos incobrables durante el período de 26 meses (enero 2020 – febrero 2022) por la suma de $1,130 millones”.

Los directivos de la ABP señalaron que las cifras a febrero 2022 “muestran una plaza bancaria que sigue proyectando prudencia, solidez y confianza, con indicadores de liquidez y solvencia a niveles que duplican los requerimientos regulatorios”.

La preferencia de los depositantes e inversionistas extranjeros por la plaza panameña se refleja en los depósitos: «Los depósitos captados por el sistema bancario totalizan $98,545.1 millones, lo que representa un
incremento de $2,618.3 millones, al compararlo con igual periodo de 2021. Los depósitos internos registraron un aumento de 1.6%, al totalizar $64,584.4 millones, con respecto a febrero 2021″, datos conforme al informe de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), correspondiente a febrero 2022.

La cartera de préstamos nuevos alcanzó un saldo de $3,117.2 millones, un aumento de 57% interanual, comparativo con el mismo periodo de 2021.

Préstamos modificados

En relación con la cartera de préstamos modificados debido a la situación de insolvencia y crisis que generó la pandemia, la ABP destacó la notoria  disminución desde junio de 2020.

“Ha sido una labor titánica entre bancos y clientes para ponerse al día”, señaló Berguido.

A junio de 2020 el saldo total de la cartera de créditos modificados ascendía a $23,676.03 entre todos los sectores (hipotecario, consumo, construcción, servicios, comercio e industria).

A febrero de 2022 refleja un saldo de $7,461.0, una variación de -16.260.0.

En agosto de 2020, la cartera de créditos modificados representó el 51.6% del total del portafolio crediticio, y al mes de febrero de 2022 representa el
13.7%.

Proyecciones económicas

En un balance general del desempeño de la economía, Berguido analizó que “la economía se está recuperando más rápido que el empleo, hay muchas empresas que todavía no están en el ritmo deseado. Esperemos que ese patrón cambie”.

Analizó que “a finales del año 2022 es probable que Panamá se aproxime al tamaño de la economía que teníamos antes de la pandemia. En el 2023 superaremos ese tamaño y debería ser ese gran estímulo para recontratar personal y que la economía crezca a la par», expresó.

Subrayó que «el comportamiento de Panamá y su sistema financiero ha sido muy bueno a pesar de los retos. Nuestro sistema es sólido, así que no esperamos grandes cambios en la calificación que nos da el Foro Económico Mundial sobre algunos de los aspectos del sistema panameño, entre ellos el de ser el segundo sistema financiero de los primeros 20 en Latinoamérica; el número 46 más competitivo del mundo sobre 141 países y el número 16 de los sistemas bancarios más sólidos del mundo de 141”.

“En el medio la gran incógnita es la inflación. Siempre ha sido muy baja en Panamá que experimentó una inflación de 3.2 en marzo 2022 y se proyecta cierre en 2022 en 2.0”.

Reconoció que en algún momento “es probable que sintamos presiones en aumento de tasas porque es una de las pocas herramientas que tiene una economía (caso de Estados Unidos) para frenar la demanda o las asimestría que existe entre una demanda muy estimulada y una oferta desestimulada, entre otras razones por la guerra y las presiones en las cadenas de suministros”.

Esta reflexión coincidió horas después con el anuncio de la Reserva Federal de subir en medio punto porcentual su tasa de interés, el mayor aumento en 22 años, “y dijo que empezará a recortar sus posiciones en bonos el mes que viene en su batalla para reducir la inflación”.

Fondo de garantía para acercar el financiamiento

Wolfschoon y Berguido, en relación con la propuesta del fondo de garantía, expusieron que puede tener un impacto muy positivo para acercar al financiamiento que ahora  resulta muy difícil para algunos sectores.

“Hemos conversado con el Gobierno, con otros gremios y entre nosotros y estamos interesados y dispuestos a que se lleve a la práctica”.

En el ámbito del acceso al crédito hipotecario, el presidente de la ABP señaló que este fondo podría ayudar al futuro deudor hipotecario, que todavía no tiene dos años de estabilidad laboral, a contar con un mecanismo que lo ayude a mejorar a su calificación de riesgo.

En el análisis, Los fondos de garantía como herramienta para salvar a las mipymes, CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, argumenta que “los sistemas de garantía compuestos por Fondos de Garantías públicos o mixtos y por empresas o sociedades de garantía recíprocas privadas,  tienen un papel preponderante en la penetración del crédito en favor de las mipyme y son un vehículo complementario al de las entidades de financiamiento”.

España, por ejemplo, puso disposición avales públicos de hasta 100.000 millones de euros para garantizar la liquidez de las empresas.

En Perú, el gobierno puso a disposición del sistema financiero un nuevo instrumento de garantías denominado Programa REACTIVA PERÚ y administrado por Cofide, el banco de desarrollo del país. 

Colombia aprobó un plan de capitalización para el Fondo Nacional de Garantías que permitiría ampliar la capacidad de financiamiento de las mipymes a través del sistema financiero”, señala CAF.

En septiembre de 2020, el Directorio del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), aprobó la creación de un Fondo de Garantías como un instrumento financiero complementario de cobertura de riesgo crediticio para implementar la Facilidad de Apoyo al Sector Financiero para el Financiamiento de MIPYMES afectadas por la crisis del covid-19.

En su estudio, Fondos y otros mecanismos de garantía para las mipyme en América Latina y el Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala “que los mecanismos de garantía han demostrado ser una herramienta de apoyo para que las mipyme puedan mejorar su perfil de riesgo crediticio y así acceder a más y mayores fuentes de financiamiento y mercado”.

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com