Arzobispo resalta patriotismo del médico panameño en la antesala de su día

Cortesía UP

“Muchos no conocemos a profundidad el heroísmo y patriotismo demostrado en los centros hospitalarios por los médicos; por ello queremos, en nombre del pueblo, agradecerles y orar por todos ustedes, queridos médicos y su familia. El juramento hipocrático lo han hecho vida, en especial durante estos meses de pandemia”, expresó el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, durante la homilía de este domingo 16 de mayo y en la antesala del 21 de mayo, cuando se conmemora el Día del Médico en Panamá.

Monseñor Ulloa dijo que los médicos “han mostrado su entrega y servicio a los pacientes, en particular a los afectados por la covid-19”.

Recordó que fue el 21 de mayo de 1951 cuando se inauguró la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá (UP), iniciativa del Dr. Octavio Méndez Pereira, primer rector.

“En siete décadas, la Escuela de Medicina de la UP ha graduado al 70% de los médicos que ejercen en el territorio nacional y además de formar médicos, la Facultad prepara tecnólogos médicos, nutricionistas, licenciados en Radiología e Imagen, licenciados en Salud Ocupacional, técnicos en Urgencia Médica, a los máster en Ciencias Médicas Básicas, en Salud Pública y médicos residentes como master y doctores en Ciencia Clínica” , destacó el arzobispo.

Resaltó que en época más reciente “la Facultad de Medicina comenzó el primer programa de formación de médicos especializados en la investigación científica”.

“En 1973 se graduó el primer médico guna” y han egresado “panameños de barrios humildes; de barrios populares. El gran Dr. Adan Ríos es un ejemplo: creció en El Chorrillo”, expresó conmovido monseñor Ulloa, al resaltar al Dr. Ríos, egresado de la Universidad de Panamá, y especializado en Oncología Médica del M.D. Anderson Cancer Center en Hoston, Texas, Estados Unidos, reconocido por sus estudios de una vacuna contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Dio gracias a los médicos por sus servicios a la sociedad y saludó de manera particular al Dr. Enrique Mendoza, decano de la Facultad de Medicina de la UP, presente en la homilía que celebró la vida de quienes preservan la vida.