fbpx
Violeta Villar Liste

La iniciativa ya ha llevado luz a tres escuelas: al Centro Educativo Básico General Mata Palo de Cabuya de Antón y al Centro de Educación Básica General El Macano, ambos planteles en la provincia de Coclé, así como a una escuela en la Comarca Guna Yala.

La electricidad puede cambiar la historia de vida de una escuela, en particular en el rural: iluminar los trazos del cuaderno, que el mensaje del pizarrón tenga sentido o garantizar la alimentación escolar.

La realidad es que no todas las escuelas tienen electricidad, en particular aquellas remotas, subidas en la montaña, alejadas porque la vialidad no acompaña y el sistema no pudo llegar.

Ante esta realidad, que vuelve distante la educación de las comunidades más vulnerables, la Asociación Diplomática de Panamá (ADP) decidió ser parte de la solución e impulsar el proyecto Luz para la educación, el cual consiste en dotar de paneles solares a escuelas públicas del país.

La iniciativa ya ha llevado luz a tres escuelas: al Centro Educativo Básico General Mata Palo de Cabuya de Antón y al Centro de Educación Básica General El Macano, ambos planteles en la provincia de Coclé, así como a una escuela en la Comarca Guna Yala.

La meta para este año 2023 es beneficiar con el proyecto Luz para la educación a La Yeguada (provincia de Veraguas), explicó Yngrid Picado Monge, embajadora de Costa Rica en Panamá y presidenta de la ADP, en encuentro con los medios desde la Embajada de México en Panamá.

La actividad también reunió a Sonia Díaz de Mateos, esposa del encargado de Negocios de la embajada de México,  Santiago Mateos Cibrián, también presente; a Sonia Arroyo de Flores, esposa del embajador de Ecuador, a Bouchra Boudchiche, embajadora de Marruecos, a Rubén Farje, representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Panamá y a Yaneth Madriz, jefa de misión y encargada de Negocios de la Embajada de Venezuela en Panamá.

Hacer realidad este proyecto que ilumina la educación, será posible gracias al Baile de gala benéfico, apoyando a la niñez panameña, que celebrarán este viernes 18 de noviembre.

La Asociación Diplomática de Panamá (ADP) reúne a embajadoras/res, a esposos y esposas de embajadores, a esposas y esposos de funcionarios  de misiones diplomáticas, integrantes del cuerpo consular y esposas /esposos de funcionarios de organismos internacionales debidamente acreditados en la República de Panamá. 

Funciona desde hace 30 años y tiene entre otros objetivos “contribuir a unir, cohesionar y fortalecer la acción de las representaciones diplomáticas acreditadas en Panamá en relación a la asistencia y bienestar social”.

De igual modo, “generar actividades para recaudar fondos, buscar socios aliados para reducir el riesgo y la vulnerabilidad social de la niñez panameña” así como “fomentar los vínculos interpersonales entre el cuerpo diplomático en Panamá y los organismos internacionales”.

Cambios para transformar

Luz para la educación no se queda solo en instalar los paneles solares: también aportan el personal técnico que pueda hacer el mantenimiento y transformar las sombras en luz, como gesto de buena voluntad de la comunidad de países con la educación panameña.

Luz para la educación constituye parte de la acción social del cuerpo diplomático acreditado en Panamá.

También el Centro de Educación Básica General El Macano, recibió abanicos y mejoras en su cocina con dotación de refrigerador.

A la Escuela República de Colombia la dotaron con una biblioteca, y al Hospital de Niño, con alta tecnología para mejorar la calidad de las prótesis faciales del paciente pediátrico.

De igual modo, han apoyado el traslado de niños quemados a centros especializados en los Estados Unidos.

De manera bilateral, en este caso por acuerdo académico entre Panamá-Costa Rica, la embajadora Yngrid Picado Monge informó que se logró un convenio de cooperación científica entre la Universidad de Panamá (UP), la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y  el Consejo Nacional de Rectores de Costa Rica.

Sonia Arroyo de Flores (Ecuador), expresó que la intención es mostrar agradecimiento con Panamá, “al cual ahora llamamos hogar, y dejar huellas bonitas”.

La embajadora Bouchra Boudchiche resaltó que la asociación tiene una filosofía de voluntariado y es el fin acompañar la realidad de los más vulnerables, como parte de una acción diplomática que aporta al país anfitrión de manera solidaria, en esta tarea de construcción colectiva del bienestar.

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com