Con el orgullo de lo Hecho en Panamá, la UTP presenta robots para desinfección remota

Christopher Jakits, Octavio Echeverría, Farid Hazameh, Dr. Humberto Rodríguez y Antonella Menoscal, quienes forman parte del equipo que creó los robots FOTOS: Violeta Villar Liste

El nombre del proyecto se explica por sí solo: Flota de Robots Autónomos de Desinfección Remota. Con el orgullo de lo Hecho en Panamá, fue posible por el esfuerzo de docentes, investigadores y estudiantes del Centro de Fabricación para la Innovación Tecnológica de la Universidad Tecnológica de Panamá (Fab Lab-UTP) y del Laboratorio Especializado en Análisis, Diseño y Simulación (LEADS) de la UTP.

Un producto hecho en Panamá para atender las necesidades del país

Estos robots no son una teoría en la ilusión de los investigadores: acaban de realizar su primera demostración en el Mercado San Felipe Neri, en la visión de aportar un sistema que permita reducir la exposición del ser humano a los líquidos que se emplean en las labores de desinfección.

En tiempos de pandemia, cuando estas acciones de nebulización son constantes como manera de prevenir el virus, la invención con sello panameño, y en los laboratorios de la UTP, resulta un aporte meritorio.

Los dos modelos están diseñados para atender las necesidades de nebulización

El Dr. Humberto Rodríguez es el investigador principal del proyecto, en el cual participan el Dr. Héctor Montes; los ingenieros Víctor Pérez, Octavio Echeverría y Farid Hazameh y los estudiantes  Carolina Rojas,  Francisco Pinto, Christopher Jakits, Yumeliz Olaciregui y Antonella Menoscal, Carlos Rodríguez y Javier Ayu Prado.

En el edificio 3 de la UTP

El Fab Lab-UTP está situado en el edificio 3 del campus Víctor Levi Sasso.

El Fab Lab apoya a los emprendedores con el diseño de prototipos

El Dr. Humberto Rodríguez explica que el Fab Lab se crea como una necesidad que identificó el grupo de Robótica y Automatización de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la UTP, también con la participación del Dr. Víctor Sánchez. 

Ocurre que los emprendedores panameños no contaban con un laboratorio para desarrollar prototipos de calidad y precisión.

El Dr. Rodríguez recuerda de manera anecdótica a la inventora de una pataconera, quien debió buscar apoyo internacional para el desarrollo de este prototipo.

Un prototipo es en esencia la primera versión de un producto y para crearlo se emplean herramientas de modelado, análisis y simulación computacional tridimensional. Además, se utilizan equipos de fabricación digital, tales como impresoras 3D, máquinas CNC, cortadoras láser y de plasma, entre otras.

En el laboratorio, fundado en junio de 2019, tienen la capacidad de tomar una idea inicial y convertirla en un objeto físico.

Incluso, además de los prototipos, si una empresa privada requiere una pieza única, la pueden fabricar. 

La tecnología al servicio de las necesidades del país

También dan apoyo a los artistas que requieren respaldo para convertir sus conceptos en piezas. 

De hecho, la estatuilla Cuásar (cuerpo celeste de particular luminosidad) que entrega la UTP al Investigador del Año, se crea en el Fab Lab.

Desde su fundación a la fecha, junto con los robots, ya han creado unos 15 prototipos.

Robots hechos en Panamá 

El proyecto Flota de Robots Autónomos de Desinfección Remota, participó, y ganó, en el año 2020 en la Convocatoria de Respuesta Rápida a la COVID-19 en Panamá, en el Programa I+D+i, para Estado de Emergencia o Urgencia, convocado por la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt).

En el Centro de Fabricación para la Innovación Tecnológica trabajan docentes, ingenieros y estudiantes

El Dr. Rodríguez detalla que la idea general de la propuesta es reducir la exposición del personal, al cual corresponde hacer labores manuales de desinfección en hospitales, salas de hoteles y áreas públicas como terminales de autobuses, estaciones del metro o mercados.

En apoyo al paciente covid-19

El Fab-Lab también ha dado otras respuestas, desde la tecnología y la ciencia, a las necesidades de Panamá en el combate de la pandemia.
El Dr. Humberto Rodríguez señaló que a solicitud del Ministerio de Salud (Minsa), realizaron un prototipo de humidificador para pacientes con covid-19.
Este sistema, “con generación de alto flujo integrado, un mezclador de aire-oxígeno, generación de vapor para producir humedad de forma controlada”, permite conseguir un flujo adecuado de pacientes en sala.
Con el apoyo de recursos privados lograron producir 15 humidificadores.
También participaron en la iniciativa Ventiladores por Panamá COVID-19, orientado a crear ventiladores mecánicos de emergencia y apoyar los sistemas sanitarios públicos, en particular en el momento más difícil de la pandemia,
Si bien todavía es necesario avanzar en los procesos de certificación, el Dr. Rodríguez señaló que los investigadores panameños demostraron tener capacidad innovadora y de respuesta.

Los robots fueron diseñados para tener autonomía de movimientos: pueden evadir obstáculos, atender el área de desinfección y cubrir amplias áreas, gracias a su brazo manipulador que se encarga de las labores de nebulización.

Como antecedentes, conocían diseños de robots manejados o teleoperados por personas (tipo vehículo); algunos que emplean luz ultravioleta o adaptados para las labores de aplicación de nutrientes o plaguicidas en el campo.

El esfuerzo permitió desarrollar una flota de cuatro robots.

El Dr. Rodríguez destaca el esfuerzo colaborativo de los participantes que integró desde la conceptualización hasta el trabajo en el laboratorio, con el uso de herramientas digitales. Algunos componentes del sistema fueron importados.

Emprendedores en casa

Los ingenieros Octavio Echeverría y Farid Hazameh, quienes forman parte del equipo que creó los robots, detallan que son cuatro robots, a partir de dos modelos: uno de alta potencia y otro de media potencia, de acuerdo con la superficie que se deba atender. 

El robot “aprende” la trayectoria según la ruta que se programa y trabaja en el área indicada.

Explican que en Panamá se utilizan robots en algunas aplicaciones industriales, pero en este caso se trata de una solución hecha a la medida, con experiencia panameña y en atención a las necesidades del país. 

De hecho, los robots, tienen su propia marca: Meliora Robotics.

Antonella Menoscal, estudiante de cuarto año de Ingeniería Mecánica y quien también forma parte del Laboratorio, participó en su momento en el desarrollo de un prototipo de humidificador para pacientes con covid-19 junto con los estudiantes Carolina Rojas, Nicolás Tertusio, Jahir Argote y Gabriel Ayú Prado, entre otros. Este equipo fue solicitado por el Ministerio de Salud (Minsa), ante la situación de emergencia sanitaria por la pandemia.

En el caso del desarrollo, tanto del humidificador como de los robots, reconoce la satisfacción de ver cómo, a través de la ingeniería y la investigación tecnológica, se pueden producir los cambios.

Los ingenieros Echeverría y Hazameh reflexionan que este aporte anima a avanzar en el área de robótica y mecatrónica, con la misión de crear un mercado nacional e internacional de productos propios y que atiendan necesidades emergentes y de futuro.

El proyecto mayor, en una mirada hacia adelante, es generar empresas innovadoras que aporten al desarrollo y progreso del país, desde esa industria tangible y poderosa llamada conocimiento, ciencia y voluntad de los emprendedores tecnológicos de Panamá.