fbpx
Dra. Adriana Blanco Marquizo y Szandile Dhlamini, jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS y presidenta de la COP10, respectivamente Imagen WHO / FCTC / Ana Alveo
Las principales autoridades de la COP10 abordaron los acuerdos y disensos sobre temas como la publicidad y patrocinio del tabaco, aportes del CMCT de la OMS a la defensa de los derechos humanos, nuevos productos de tabaco y protección del ambiente

Por: Violeta Villar Liste

Los consensos apuntan a reducir el consumo y prevalencia del tabaco con la evidencia de la ciencia que propone medidas más fuertes

La décima sesión de la Conferencia de las Partes (COP10) en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (CMCT de la OMS) para el Control del Tabaco, celebrada en la ciudad de Panamá, finalizó este sábado 10 de febrero de 2024 con importantes consensos para reducir el impacto en la salud pública y el ambiente del cultivo, procesamiento y uso del tabaco en sus formas tradicionales y emergentes.

Durante un encuentro con los medios de comunicación, en formato presencial y virtual, desde el Panama Convention Center, las principales autoridades de la COP10 y del CMCT abordaron los acuerdos y disensos sobre temas como la publicidad y patrocinio del tabaco, aportes del CMCT de la OMS a la defensa de los derechos humanos, nuevos productos de tabaco y protección del ambiente.

Participaron en el encuentro con los medios las siguientes autoridades:

  • Dra. Adriana Blanco Marquizo, jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS
  • Szandile Dhlamini, presidenta de la COP
  • Dr. Nuntavarn Vichit-Vadakan, presidente del Comité A
  • Dr. Alqahtani Zafar Mansour, presidente del Comité B
  • Kate Lannan, oficial superior de la Secretaría del CMCT de la OMS
  • Dr. Tibor Szilagyi, secretario del Comité A
  • Andrew Black, secretario del Comité B

Los consensos apuntan a reducir el consumo y prevalencia del tabaco con la evidencia de la ciencia que propone medidas más fuertes. De hecho, el estudio Reducciones en el tabaquismo gracias a la ratificación del Convenio Marco para el Control del Tabaco en 171 países, dado a conocer en el contexto de la COP10 en Panamá, comprobó que acuerdos como el CMCT de la OMS salvaron a 24 millones de fumadores jóvenes de las consecuencias asociadas al tabaquismo: Convenio Marco de la OMS ha salvado a 24 millones de jóvenes del tabaco

Recordar que “el Convenio Marco para el Control del Tabaco ha sido preparado en respuesta a la dimensión mundial que ha cobrado ya la epidemia de tabaquismo, cuya propagación se ve facilitada por una serie de factores complejos que tienen efectos transfronterizos, entre ellos la liberalización del comercio, las inversiones extranjeras directas y otras actividades tales como la venta a escala mundial, la publicidad transnacional sobre el tabaco, la promoción y el patrocinio o el movimiento internacional de cigarrillos de contrabando y falsificados”.

El CMCT de la OMS se define como el primer tratado internacional negociado bajo los auspicios de la OMS. “Fue adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud el 21 de mayo de 2003 y entró en vigor el 27 de febrero de 2005. Desde entonces ha pasado a ser uno de los tratados de mayor y más rápida adhesión en la historia de las Naciones Unidas, ya que cuenta con 183 Partes”.

Ver el Convenio Marco original:

https://iris.who.int/bitstream/handle/10665/42813/9243591010.pdf?sequence=1

También se le considera como “un punto de referencia para el futuro de la salud pública mundial y tiene repercusiones muy importantes para los objetivos de salud de la OMS”.

Cabe señalar que en octubre de 2018, la Conferencia de las Partes adoptó la Estrategia mundial para acelerar el control del tabaco: promover el desarrollo sostenible mediante la aplicación del CMCT de la OMS 2019-2025. En la COP10 que cerró este sábado 10 de febrero, se acordó que la Estrategia mundial para acelerar el control del tabaco se prolongue cinco años más (hasta el 2030) para que coincida con el horizonte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y su plan de acción a “ favor de las personas, el planeta y la prosperidad”.

Esta estrategia acompaña la aplicación del CMCT de la OMS y apoya la planificación del trabajo.

Protección del ambiente y de la salud pública

Entre los consensos de mayor relevancia que destacaron los voceros en el encuentro con los medios:

  1. Las partes convienen en hacer más énfasis en el control de las consecuencias del cultivo y uso del tabaco. las colillas de cigarrillos son el desecho más expandido en el mundo con 65 millones de kilos de cigarrillos que se desechan y provocan daño. Las partes consideran que se deben buscar opciones diversas para los plásticos, filtros y otros productos asociados al tabaco.
  2. La mayoría de las partes quieren llegar a menos del 5% del uso del tabaco en sus jurisdicciones. Un grupo de expertos estudiará propuestas para lograr tasas inferiores de consumo de tabaco en la población.
  3. Se aprobaron nuevas directrices sobre la publicidad, promoción y patrocinio de productos de tabaco y su imagen en los medios. Ya algunos países han dado pasos en esta dirección. En concreto el artículo 13 (Publicidad, promoción y patrocinio del tabaco) establece que “las Partes reconocen que una prohibición total de la publicidad, la promoción y el patrocinio reduciría el consumo de productos de tabaco”.
  4. Expertos trabajarán en la mayor aplicación del artículo 19 (responsabilidad) el cual contempla que “las Partes considerarán la adopción de medidas legislativas o la promoción de sus leyes vigentes, cuando sea necesario, para ocuparse de la responsabilidad penal y civil, inclusive la compensación cuando proceda” en relación con la responsabilidad de la industria. De hecho Brasil mantiene acciones penales para lograr que la industria tabacalera asuma los costos por el impacto en la salud pública del consumo de tabaco.
  5. Aprobaron mecanismos y procedimientos para mejorar el acceso a la información de los países.
  6. Creación de un comité de supervisión del fondo de inversiones y diseño de una financiación innovadora.

Puntos en discusión

La Dra. Adriana Blanco Marquizo, jefa de la Secretaría del CMCT de la OMS, expresó su satisfacción porque se logró alcanzar el consenso en la mayoría de los temas.

Las discrepancias ocurrieron con las directrices de los artículos 9 y 10.

Artículo 9 Reglamentación del contenido de los productos de tabaco. La Conferencia de las Partes, en consulta con los órganos internacionales competentes, propondrá directrices sobre el análisis y la medición del contenido y las emisiones de los productos de tabaco y sobre la reglamentación de esos contenidos y emisiones. Cada Parte adoptará y aplicará medidas legislativas, ejecutivas y administrativas u otras medidas eficaces aprobadas por las autoridades nacionales competentes para que se lleven a la práctica dichos análisis y mediciones y esa reglamentación.

Artículo 10 Reglamentación de la divulgación de información sobre los productos de tabaco. Cada Parte adoptará y aplicará, de conformidad con su legislación nacional, medidas legislativas, ejecutivas, administrativas u otras medidas eficaces para exigir que los fabricantes e importadores de productos de tabaco revelen a las autoridades gubernamentales la información relativa al contenido y las emisiones de los productos de tabaco. Cada Parte adoptará y aplicará asimismo medidas eficaces para que se revele al público la información relativa a los componentes tóxicos de los productos de tabaco y las emisiones que éstos pueden producir.

En general ambos artículos hacen referencia a niveles de toxicidad y adicciones que provocan los productos del tabaco. De la mano con la ciencia, los expertos trabajarán para exponer argumentos contundentes en la próxima COP (finales del año 2025) y generar escenarios para los consensos.

La Dra. Ivette Berrío, viceministra de Salud de Panamá, destacó durante su intervención en las sesiones, que los productos de nicotina, tabacos novedosos y emergentes, así como la injerencia de la industria, constituyen obstáculos a la aplicación efectiva del Convenio Marco y llamó a ser vigilantes y supervisar la publicidad y patrocinio que atentan contra la salud pública.

El papel de los jóvenes

La Dra. Blanco Marquizo resaltó que la participación de los jóvenes fue muy importante “porque ellos están viendo que pueden tener un rol en las delegaciones de sus países. Tienen mucho interés en vincular el tema con la agenda de desarrollo sostenible y están preocupados por el impacto ambiental” y en su salud.

Agradeció el apoyo de Panamá, el éxito logístico y el papel del equipo que hizo posible la buena marcha de esta cumbre contra el tabaco y a favor de la salud pública.

Desde el lunes 12 al jueves 15 de febrero, se celebrará también en Panamá, la Tercera Reunión de las Partes del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco (MOP3).

Tanto la COP10 como la MOP3 han sido organizados de manera conjunta por el Gobierno de Panamá, Secretariado del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco (CMCT de la OMS) y del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco (Protocolo), con la participación de 183 países y un promedio de 1,900 personas, convirtiendo a Panamá en la Capital Antitabaco del mundo.

Por: Violeta Villar Liste | Redaccion@lawebdelasalud.com