fbpx

Violeta Villar Liste

La vacuna contra la viruela protege contra la viruela del mono (o monkeypox), pero la mayoría de la población no está vacunada, o fue vacunada hace mucho tiempo y ya no tiene inmunidad. Es la causa que explica esta irrupción de casos.

El Dr. José Esparza, reconocido virólogo, profesor adjunto de Medicina en el Instituto de Virología Humana de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Baltimore, y del programa Robert Koch Fellow del Instituto Robert Koch en Berlín, explica que “el virus de la viruela humana (conocido como variola) y la llamada viruela del mono (o monkeypox) son ambos miembros de un grupo de virus conocidos como ortopoxvirus.

Variola solo infectaba al humano, pero ya no existe en la naturaleza y fue declarado erradicado en 1980. El virus del monkeypox tiene como reservorio a roedores en África y puede infectar al mono y al humano. La diferencia más importante es que la viruela era mucho más grave y se transmite más fácilmente que el monkepox”.

“La vacuna contra la viruela protegía también contra otros ortopoxvirus, incluyendo el monkeypox. Después de la erradicación de la viruela se dejó de vacunar contra esta enfermedad, lo que determinó que los humanos quedaran entonces más susceptibles al monkeypox. Por eso ha habido una resurgencia de casos de monkeypox en África”, describió.

El experto explicó que en la comunidad científica se está discutiendo el administrar las nuevas vacunas contra la viruela entre los contactos de casos de monkeypox, pero no a la población general.

Como recomendación, el Dr. Esparza señala que es preciso hacer investigación para entender los mecanismos de transmisión durante este brote, así como tener planes para una posible vacunación  de grupos seleccionados. 

“En el ámbito de los países se debe extremar la vigilancia epidemiológica para esta enfermedad, incluyendo pruebas de laboratorio,, ya que puede confundirse clínicamente con otras enfermedades como la varicela”.

Sin casos en Panamá

El Dr. Juan Miguel Pascale, director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), declaró que en Panamá no se han detectado casos. Se mantiene la vigilancia epidemiológica, en particular porque existe mucha migración.

OMS: 80 casos confirmados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados informaron en comunicado que «están trabajando para comprender mejor el alcance y la causa de un brote de viruela del mono. El virus es endémico en algunas poblaciones animales en varios países, lo que lleva a brotes ocasionales entre la población local y los viajeros. Los brotes recientes notificados en 11 países hasta ahora son atípicos, ya que están ocurriendo en países no endémicos».

La organización señaló que hay «alrededor de 80 casos confirmados hasta el momento, y 50 investigaciones pendientes. Es probable que se informen más casos a medida que se amplíe la vigilancia».

La OMS anunció «estar trabajando con los países afectados y otros para ampliar la vigilancia de la enfermedad a fin de encontrar y apoyar a las personas que puedan verse afectadas, y para proporcionar orientación sobre cómo manejar la enfermedad”.

La viruela del mono, dijo la OMS, se propaga de manera diferente a la COVID-19. «Alienta a las personas a mantenerse informadas de fuentes confiables, como las autoridades sanitarias nacionales, sobre el alcance del brote en su comunidad (si corresponde), los síntomas y la prevención».

Violeta Villar Liste
Redaccion@lawebdelasalud.com


¿Te gustó este contenido?
A nosotros nos apasiona y por eso queremos seguir escribiendo historias de bienestar. Eso sí: contamos contigo. Apoya con lo que puedas cada mes. Ve al enlace:
¡Yo apoyo a La Web de la Salud!