Dra. Lilia Muñoz, Investigadora del Año de la UTP: Tenemos el mejor talento; solo falta más inversión en ciencia

Dra. Lilia Muñoz y el rector Ing.Héctor M. Montemayor

Violeta Villar Liste

La Dra. Lilia Muñoz acaba de ganar el Premio Investigadora del Año 2021 (Premio Cuásar) de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), un galardón que ha reconocido su brillante y sostenida trayectoria. 

Académica a tiempo completo en la Facultad de Ingeniería de Sistemas Computacionales en el Centro Regional de Chiriquí, reflexiona que en Panamá NO hace falta talento y este NO lo escribe así, en una mayúscula que resalta la posición de Panamá, a la altura de los mejores del mundo:  

“Tenemos excelentes académicos e investigadores en las universidades y en los centros de investigación de todo el país. Lo que sí hace falta es más inversión en ciencia, investigación e innovación”. 

 
Perfil  
Profesional Docente tiempo completo en la Facultad de Ingeniería de Sistemas Computacionales en el Centro Regional de Chiriquí.  
Obtuvo su Doctorado en Aplicaciones de la Informática por la Universidad de Alicante en el seno del grupo de Investigación Lucentia.  
Maestría en Computación con Énfasis en Sistemas de Información en el Instituto Tecnológico de Costa Rica.  
Posgrado en Docencia Superior por la Universidad Latina de Panamá.  
Posgrado en Alta Gerencia por la Universidad Tecnológica de Panamá
 Ingeniera de Sistemas Computacionales por la Universidad Tecnológica de Panamá.  
Ha publicado diversos artículos de investigación
Miembro del Sistema Nacional de Investigación 

Fuente: UTP

El Premio Cuásar se entregó durante la VI Gala Científica 2021, evento que organiza la UTP, a través de la Vicerrectoría de Investigación, Postgrado y Extensión. 

El término Cuásar se usa en astronomía: es un cuerpo celeste cuya luminosidad equivale a miles de soles. Brilla de manera intensa con luz propia, describe la UTP.

El rector, Ing. Héctor M. Montemayor, destacó en sus palabras, que para la UTP, “la investigación es un pilar fundamental que contribuye significativamente a darle vida, alma, creatividad e innovación a nuestro quehacer institucional”. 

El rector de la UTP resaltó en este camino de excelencia, importantes logros recientes que dan razón a la Dra. Muñoz cuando habla de un talento que no necesita mirar a los lados porque se sabe en el camino correcto de su historia.

El Dr. Eduardo Ortega-Barría, secretario nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, “destacó la labor que realizan todos los investigadores para llegar a esta gala donde se reconoce el esfuerzo, dedicación y éxito en investigación científica y tecnológica realizada por docentes, investigadores y estudiantes”

Como parte de la Gala Científica se premió a los ganadores de la Jornada de Iniciación Científica, hubo la entrega de los premios Comunication Society (Comsoc) y de los Premios APANAC de la JIC 2021.

Además de entregar el Premio al Investigador del Año, a la Dra. Lilia Esther Muñoz, recibieron galardones en otras categorías los siguientes académicos:

  • Investigador Líder de Artículos Científicos Publicados en Revistas Indexadas, Dr. Javier Sánchez Galán, de la Facultad de Ingeniería de Sistemas Computacionales.
  • Premio del Investigador con Mayor Financiamiento Externo para Investigación en la UTP, Dr. Humberto Rodríguez Del Rosario, de la Facultad de Ingeniería Mecánica.
  • Premio de Comercialización de Resultados de Investigación, Dra. Nacarí Del Carmen Marín Calvo, de la Facultad de Ingeniería Mecánica.
  • Premio del Académico con Mayor Cantidad de Trabajos de Graduación Sustentados, Dr. Ariel Antonio Grey Garibaldi, de la Facultad de Ingeniería Civil y a la Ing. Elba Del Carmen Valderrama Bahamondez.

La Dra. Muñoz celebra con alegría este galardón, “porque es el reconocimiento a un trabajo que he venido realizando por años.  El camino no ha sido fácil, pero ha tenido muchos resultados positivos satisfacción, también  sacrificio familiar, pero vale la pena, en particular cuando inspiras a otros”. 

“No concibo la docencia sin investigación” 

La mentoría puede hacer la diferencia en la vida de las personas. En el caso de la Dra. Lilia Muñoz, el contar con excelentes guías, hizo más sencillo su camino por la tecnología, la informática y las comunicaciones. 

Destaca la influencia de su profesor de maestría, Ignacio Trejos, “quien siempre nos animaba a las mujeres que participábamos en el programa a hacer investigación. Por cierto, éramos solo tres en el grupo de 20 personas.  

Su guía marcó un camino lleno de retos; con él publiqué mi primer artículo de revista, el trabajo no fue nada fácil, por la calidad de producto que él esperaba.  

Su exigencia me permitió descubrir que había futuro en la investigación y que si me lo proponía podía ver resultados satisfactorios. Soy docente y hoy no concibo la docencia sin la investigación”.   

De la robótica educativa a la covid-19 

-¿Cuáles son los trabajos de investigación por los cuales ha sentido mayor pasión o aquellos cuyos resultados considera una transformación o aporte fundamental en la sociedad? 

-Uno de los trabajos que más satisfacción me ha dado fue un proyecto sobre Robótica Educativa para la enseñanza de las matemáticas en etapas iniciales en escuelas públicas.  

Los resultados fueron sorprendentes, principalmente cuando veíamos los logros alcanzados por los estudiantes: sus caritas de felicidad; eso no tiene precio.  

Destaca que uno de los principales hallazgos “fue la motivación para aprender que se puede generar en etapas tempranas, con el uso adecuado de la tecnología.  

Se pudo evidenciar el desarrollo de varias competencias transversales como el trabajo en equipo, comunicación, confianza, creatividad y el pensamiento lógico”.  

Los resultados de este proyecto fueron publicados en el libro Latin American Women and Research Contributions to the IT Field de IGI Global.  

Resalta que el último proyecto que terminó junto con su equipo de investigación este año, fue Epidempredict for COVID-19: Plataforma de la UTP permite saber cuántos casos COVID-19 tendrá Panamá

“El objetivo principal de este proyecto fue el desarrollo de una plataforma inteligente, adaptada a las necesidades de Panamá, sus dirigentes, responsables médicos a nivel nacional, que permitiera una gestión óptima de los datos específicos relativas a la pandemia de COVID-19 y de futuras pandemias. 

El desarrollo de esta plataforma nos permite predecir a corto y largo plazo, a través de algoritmos de Inteligencia Artificial y Machine Learning, el comportamiento de casos de contagios y fallecidos a nivel nacional.  

Ha sido un aporte desde la Universidad y nuestro espacio de trabajo a esta lucha contra la covid-19, ya que los resultados obtenidos tienen entre el 93% y 95% precisión”.  

 Talento a la altura del mundo 

-¿Por qué es importante colocar a la investigación y la academia en un sitio relevante de nuestras sociedades y destinar recursos suficientes? 

-En Panamá NO hace falta talento, muy por el contrario, estamos a la altura de los mejores del mundo. Tenemos excelentes académicos e investigadores en las universidades y en los centros de investigación de todo el país.  

Lo que sí hace falta es más inversión en ciencia, investigación e innovación.  

Quizás los recursos nunca sean suficientes para hacer buena investigación, pero sí debiesen ser los adecuados y necesarios. El país ganaría si se invirtiera más en investigación y academia, acorde con el Producto Interno Bruto (PIB). 

Sinergias universidad-empresa

 
-¿Cómo lograr una mayor suma de esfuerzos entre el sector público y el privado para que las sociedades logren aprovechar esta investigación para su bienestar? 

-A través de las sinergias universidad-empresa. Las sinergias surgen de una convivencia frecuente y de una gran diversidad de contactos y colaboraciones, para ello deben fomentarse estrategias específicas.  

Por ejemplo: aumentar los esfuerzos para la divulgación de las investigaciones que se desarrollan en las universidades, con miras a mejorar los nexos entre sector privado (empresa) y el sector público (universidad), lo cual permitiría dar soluciones a problemáticas existentes de una manera más eficiente y efectiva. 

Estudien, y si son carreras STEM mejor 

-¿Cuál es su mensaje a las nuevas generaciones desde la perspectiva de ver en la investigación una manera de transformar y aportar, de ser verdaderos “influenciadores”  de su tiempo? 

-Mi mensaje a las nuevas generaciones:  primero hay que estudiar,  y si son carreras en STEM, mejor aún. Hay que prepararse para afrontar los nuevos retos que se generan con el desarrollo de nuevas tecnologías.  

La educación, observa, es un factor que influye en el avance de las personas y de un país.  

Segundo exhorto:  no tener temor de hacer investigación.

 “La investigación es cada vez más importante para transformar y aportar soluciones al país y esto se ha evidenciado con la pandemia de la covid-19 a nivel mundial.  

La experiencia mundial, destaca, muestra la existencia de una estrecha correlación entre el nivel de desarrollo de los países, en su sentido amplio, con la fortaleza de sus sistemas educativos y de investigación científica y tecnológica. 

A estos exhortos agrega que la investigación es gratificante y “mucho más cuando con ella aportas al desarrollo del país”.