fbpx

En el contexto de los grandes desafíos en materia sanitaria durante el año 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que en el 2023 se pueda declarar terminada la emergencia por coronavirus y mpox (viruela del mono).

«Hemos vivido otro año de la pandemia de COVID-19 y un brote global de mpox (antes viruela del mono). Los pueblos de Etiopía y Ucrania se han enfrentado a la muerte y la destrucción provocadas por la guerra. El ébola golpeó a Uganda, varios países se han enfrentado a brotes de cólera, y la sequía y las inundaciones han aumentado significativamente la desnutrición y las enfermedades en el Gran Cuerno de África y el Sahel. Las graves inundaciones en Pakistán han ejercido una enorme presión sobre los servicios de salud», reflexiona la Organización Mundial de la Salud (OMS) al evaluar en informe los grandes desafíos que tuvo la salud en el año 2022.

A este panorama la organización suma las «otras amenazas para la salud que las personas enfrentan año tras año: amenazas en el medio ambiente, en los productos que consumen, las condiciones en las que viven y trabajan, y en su falta de acceso a los servicios de salud esenciales».

Y, sin embargo, en medio del panorama que podría resultar desolador, la OMS, dice, victoriosa: «A medida que 2022 llega a su fin, todavía tenemos muchos motivos para la esperanza».

«La pandemia de COVID-19 ha disminuido significativamente este año, el brote mundial de viruela del mono está disminuyendo y no ha habido casos de ébola en Uganda desde el 27 de noviembre».

La OMS tiene la esperanza de que cada una de estas emergencias se declare terminada en diferentes puntos el próximo año.

«A pesar del aumento en los casos y muertes por malaria, otra enfermedad que continúa afectando a algunas de las poblaciones más vulnerables del mundo, al comienzo de la pandemia, los esfuerzos adicionales en prevención, pruebas y tratamiento parecen estar dando sus frutos, sin más aumentos. en muertes en 2021 y los casos aumentan a un ritmo mucho más lento que el año anterior», señala la OMS.

A continuación compartimos aspectos destacados de la salud de este año, conforme al reporte de la OMS.

COVID-19: Descienden las muertes

«Hace un año, estábamos en las primeras etapas de la ola ómicron, con un rápido aumento de casos y muertes. Pero desde el pico a fines de enero, la cantidad de muertes por COVID-19 reportadas semanalmente ha disminuido casi un 90%.

El ACT-Accelerator (una colaboración global para acelerar el desarrollo, la producción y el acceso equitativo a las pruebas, tratamientos y vacunas de COVID-19) ya ha entregado casi 2,000 millones de dosis de vacunas y casi 200 millones de pruebas. Los primeros antivirales orales comenzaron a llegar a los países en la segunda mitad de 2022, mientras que el acceso al oxígeno mejoró en casi 100 países.

Sin embargo, todavía hay demasiadas incertidumbres y lagunas para que podamos decir que la pandemia ha terminado. 

Las brechas en la vigilancia, las pruebas y la secuencia significan que no entendemos lo suficientemente bien cómo está cambiando el virus. Las brechas en la vacunación significan que millones de personas siguen en alto riesgo de enfermedad grave y muerte. Y las brechas en nuestra comprensión de la condición posterior a COVID-19 significan que no entendemos cuál es la mejor manera de tratar a las personas que sufren las consecuencias a largo plazo de la infección».

Preparándonos para una futura pandemia

La OMS recuerda que «ha seguido enfatizando la importancia de aprender de esta pandemia para estar mejor preparados para la próxima. El establecimiento del nuevo Fondo para Pandemias en septiembre es un paso importante en la dirección correcta. La creación de un centro de transferencia de tecnología de ARNm en Sudáfrica, para brindar a los países de ingresos bajos y medianos bajos los conocimientos para producir rápidamente sus propias vacunas de ARNm es otra. Un tercero es el compromiso de los países de negociar un acuerdo legalmente vinculante sobre preparación y respuesta ante una pandemia

Los Estados miembros debatirán un borrador cero en febrero de 2023″.

¿Qué pasará con mpox?

En julio, la OMS recuerda que declaró la viruela del simio, ahora conocida como mpox, una emergencia de salud pública de importancia internacional . 

«Visto principalmente en África central y occidental en el pasado, este año se han notificado más de 83 000 casos en 110 países. Afortunadamente, la tasa de mortalidad se ha mantenido baja, con 66 muertes.

Al igual que con COVID-19, la cantidad de casos de mpox notificados semanalmente ha disminuido más del 90 % desde el pico. Si la tendencia actual continúa, se espera que el próximo año podamos declarar el fin de esta emergencia».

Brote de ébola en retroceso

En septiembre, documenta la OMS, Uganda declaró un nuevo brote de la enfermedad del Ébola, causada por la especie del ébolavirus de Sudán, que no se había notificado en el país durante 10 años. 

«La respuesta del gobierno de Uganda para detectar casos, tratar a los enfermos y movilizar a las comunidades para ayudar a contener el brote está dando resultados y ya ha comenzado la cuenta atrás para el final del brote en Uganda».

El hambre y los conflictos amenazan la vida y la salud de millones 

«En el Gran Cuerno de África y el Sahel, la sequía y las inundaciones relacionadas con el clima están potenciando una crisis alimentaria y provocando brotes de cólera, fiebre amarilla, sarampión y poliomielitis derivada de la vacuna.

La OMS y sus socios están sobre el terreno, trabajando para brindar acceso a los servicios básicos de salud, tratamiento para la desnutrición severa y apoyo a los países para prevenir, detectar y responder a los brotes. 

Además de los brotes, las crisis provocadas por el clima y otras emergencias, los conflictos pusieron en peligro la salud y el bienestar de millones de personas este año en Afganistán, Etiopía, Siria, Ucrania y Yemen», señala la organización.

Para el pueblo de Ucrania, 2022 ha sido devastador

Al hacer referencia a la guerra de Rusia contra Ucrania, la organización destaca que «El trabajo de la OMS en el país desde el comienzo de la guerra se ha centrado en entregar suministros médicos especializados, coordinar el despliegue de equipos médicos y trabajar con las autoridades sanitarias para minimizar las interrupciones en la prestación de servicios de atención médica críticos, no solo en Ucrania, sino también en los países que acogen refugiados. Se ha puesto especial énfasis en apoyar la respuesta de salud mental , a medida que aumentan los efectos psicológicos de los meses de guerra».

Esfuerzos por recuperar vacunación infantil

Durante el tercer año de la pandemia, han continuado los esfuerzos para restaurar los servicios de salud esenciales a los niveles previos a la pandemia. 

«La inmunización de rutina es una de esas áreas, donde ha habido la mayor disminución sostenida en las vacunas infantiles en 30 años. El sarampión es motivo de especial preocupación , con un estimado de 128 000 muertes por la enfermedad y 22 países experimentarán brotes grandes y perturbadores en 2021. 

El aumento de las tasas de cobertura para prevenir brotes de enfermedades infantiles prevenibles mediante vacunación será una prioridad clave en 2023″.

Primera vacuna contra la malaria

El lanzamiento de la primera vacuna contra la malaria del mundo, RTS,S, en Ghana, Kenia y Malawi continúa a través de un programa piloto coordinado por la OMS. Más de 1,2 millones de niños están protegidos por la vacuna contra la malaria que salva vidas en los 3 países. Se espera un despliegue más amplio de la vacuna contra la malaria a fines de 2023, y al menos 27 países han indicado interés en introducir la vacuna en áreas de transmisión de malaria moderada a alta. 

Además, los nuevos datos publicados por la OMS en diciembre indicaron que los casos y las muertes por paludismo se mantuvieron estables en 2021, a diferencia de un fuerte aumento en 2020.

Cambio climático: mantener la salud al frente de las negociaciones

«La OMS continuó sus esfuerzos para resaltar los impactos del cambio climático en la salud. La Organización tuvo una presencia significativa en las discusiones de la COP27 en Sharm El Sheikh, Egipto, en noviembre, para promover el argumento de la salud para la acción climática y abogar por sistemas de salud resilientes, fortaleciendo y reforzando la cooperación internacional y apoyando a los países más vulnerables».

Cambio climático: mantener la salud al frente de las negociaciones

La OMS continuó sus esfuerzos para resaltar los impactos del cambio climático en la salud. La Organización tuvo una presencia significativa en las discusiones de la COP27 en Sharm El Sheikh, Egipto, en noviembre, para promover el argumento de la salud para la acción climática y abogar por sistemas de salud resilientes, fortaleciendo y reforzando la cooperación internacional y apoyando a los países más vulnerables.

Se publica la primera lista de «patógenos prioritarios» fúngicos 

Un resultado clave del trabajo de la OMS para combatir la resistencia a los antimicrobianos este año, destaca la organización, fue la publicación de la primera lista de hongos «patógenos prioritarios» : un catálogo de los 19 hongos que representan la mayor amenaza para la salud pública. 

«La lista de patógenos fúngicos prioritarios de la OMS (FPPL) es el primer esfuerzo mundial para priorizar sistemáticamente los patógenos fúngicos, teniendo en cuenta las necesidades de investigación y desarrollo no satisfechas y la importancia percibida para la salud pública».

Informe de Salud Mental

«El Informe Mundial sobre la Salud Mental proporcionó la mayor revisión de la salud mental mundial en 20 años. Basándose en la evidencia más reciente disponible, mostrando ejemplos de buenas prácticas y expresando la experiencia vivida de las personas, el informe aboga por una transformación mundial en los servicios de salud mental y establece una hoja de ruta para llegar allí. 

El Informe fue seguido por la publicación de las directrices de la OMS sobre salud mental en el trabajo , que brindan recomendaciones basadas en evidencia para promover la salud mental, prevenir condiciones de salud mental y permitir que las personas que viven con condiciones de salud mental participen y prosperen en la fuerza laboral», detalla la organización.

Informe mundial de actividad física

Otro documento de relevancia, fue el Informe sobre el estado mundial de la actividad física.

«El primero de este tipo publicado por la OMS, mostró hasta qué punto los gobiernos están implementando las recomendaciones para aumentar la actividad física en todas las edades y capacidades. Los datos de 194 países nos mostraron que el progreso general es lento y desigual. Los países deben acelerar el desarrollo y la implementación de políticas para aumentar los niveles de actividad física, para reducir la carga de enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardíacas y el cáncer, y las condiciones de salud mental».

Estado de la salud bucodental mundial

La OMS destaca que otra primicia fue el lanzamiento del Informe sobre el estado de la salud bucodental mundial, «que destacó que casi la mitad de la población mundial padece enfermedades bucodentales, con un aumento del número de enfermedades bucodentales en mil millones en los últimos 30 años. El informe sirve como una llamada de atención sobre la necesidad de aumentar el acceso a los servicios para la prevención y el tratamiento de las enfermedades bucodentales, en particular en los países de ingresos bajos y medios, donde la carga es mayor».

El 2023 será un año histórico para la OMS

En 2023, la OMS celebrará sus 75 años.

«Este aniversario histórico brindará la oportunidad de reflexionar sobre los hitos de salud pública de las últimas siete décadas y media que han permitido a las personas vivir vidas más largas y saludables».

De igual modo, recuerda la OMS, será un escenario que actuará como «un recordatorio del compromiso y la energía continuos que se requerirán para garantizar que no solo el acceso a los servicios de salud sea una realidad para todos, independientemente de dónde vivan, sino también la asociación que se requiere a nivel local y nacional, y globalmente, para enfrentar los muchos y complejos desafíos que enfrentamos para nuestra salud».

Con información de la OMS