Prevención cardiovascular en adulto mayor y ancianos

Pixabay

Autor: Dr. Julio Acosta Martínez

En todas las sociedades se observa un aumento en la población humana de edad avanzada (adulto mayor, ancianos) que alcanzan la edad en buenas condiciones físicas e intelectuales.

Y la pregunta usual es: ¿está justificado sobre la base de resultados positivos, iniciar tratamiento preventivo de enfermedades cardiovasculares a esa edad? En la época actual de la medicina basada en la evidencia, hay pocos estudios dirigidos a obtener la respuesta; uno muy reciente publicado en la revista de la Asociación Médica Americana, realizado por la Dra. Ariela Orkaby y sus colaboradores, del Centro Geriátrico de New England, Boston, USA, y de la Universidad de Harvard, fue planificado y realizado para obtener esa respuesta.

Fueron 326.981 pacientes de edades mayores del Servicio de Administración de Veteranos de USA, de 75 años que no tenían enfermedad cardiovascular previa, observados durante un período promedio de 3 y 12 años, en promedio 6,8 años.

De ellos 51.178 iniciaron tratamiento con estatinas, fármacos que tienen efecto reductor del colesterol y de las lipoproteínas circulantes transportadoras del colesterol (LDL-C), sumado a un efecto antiinflamatorio protector del sistema arterial, que en grandes estudios previos se ha demostrado su efectividad para reducir el riesgo CV en personas mas jóvenes. Se trató de un estudio de seguimiento basado en los datos de tratamiento y de morbilidad-mortalidad reportados a la institución, el 91% fueron hombres de raza blanca.

El resto de los pacientes del mismo grupo que no recibieron tratamiento con estatinas para la prevención primaria de las ECV sirvieron como grupo control con el cual comparar el efecto.

Los puntos primarios establecidos fueron: mortalidad total y mortalidad cardiovascular.

El uso de las estatinas estuvo asociado a un 25% de reducción de muertes por cualquier causa y 20% menos muertes de origen cardiovascular.

También se registró 11% de menor necesidad de cirugía cardíaca o de angioplastia coronaria. Los resultados tuvieron significado estadístico. Es interesante que en los pacientes mayores de 90 años se observó efecto beneficioso también.

A pesar de que no se trató de un estudio prospectivo de intervención aleatorizado y controlado, muy difícil de hacer en este grupo de edad, tiene a su favor que refleja la práctica médica en el mundo real y sus resultados tienen significación estadística.

Unido a otros estudios que reportan el efecto protector de los cambios de hábitos nutricionales y de la actividad física, así como con el control adecuado de la presión arterial, ha sido acumulada evidencia clínica de que es posible la prevención cardíaca efectiva sin límite de edad.

  • Fuente: Orkaby A, Driver J y col. JAMA 2020;324:68-74

Dr. Julio Acosta Martínez

Presidente del Colegio Venezolano de Endotelio y de la Asociación Venezolana de Aterosclerosis. Expresidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología y profesor retirado de Cardiología Clínica en la Universidad Central de Venezuela. Médico Cardiólogo de la Policlínica Metropolitana de Caracas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *