¿Qué es la urticaria?

Pixabay

Dr. Oscar Aldrey Palacios

Alimentos, fármacos o picaduras de insectos pueden desencadenar las ronchas con picazón tan frecuentes de la urticaria.

La urticaria es causa usual de consulta por parte de los pacientes.

Al respecto, el Dr. Oscar Aldrey comparte varios conceptos para una mejor orientación de quien forma parte de ese 20% de la población que en algún momento de su vida sufrirá el trastorno. En este artículo se hablará en detalle de la urticaria y, en una segunda parte, de la angioedema.

¿Qué es la urticaria?

La urticaria en realidad engloba un conjunto heterogéneo de enfermedades, cuya manifestación característica es el habón.

Es una lesión eritematosa, edematosa y pruriginosa. De localización, forma, número y tamaño variables, y pueden aparecer desde minutos a varias semanas. En la mitad de los casos se acompañan de angioedema (cuando afecta a las capas subcutáneas profundas)

También se  denomina sarpullido; es una reacción cutánea que causa ronchas con picazón, cuyo tamaño varía desde manchas pequeñas hasta manchas grandes. 

La urticaria aguda es un trastorno común que afecta por lo menos al 20% de la población en algún momento de su vida. 

La urticaria crónica afecta al 3% de la población .

Las reacciones de urticaria ocurren cuando estímulos inmunológicos o no inmunológicos desencadenan la liberación de mediadores de la inflamación.

Estos producen aumento de la permeabilidad vascular y edema, que cuando se localiza en la dermis superior da lugar a habones pruriginosos con eritema.

Según la duración de los síntomas la urticaria se clasifica en aguda (< 6 semanas) y crónica (> 6 semanas).

La urticaria aguda suele producirse por una reacción alérgica mediada por anticuerpos IgE, frente a ciertos alimentos, fármacos o picaduras de insectos.

Como la reacción es inmediata, el paciente aprende a evitar el desencadenante y con frecuencia no busca atención médica. 

¿Qué puede causar la urticaria?

La urticaria  puede ser desencadenada  por una reacción alérgica. Durante la reacción, se liberan histamina y otros químicos en el torrente sanguíneo.

El cuerpo secreta histamina cuando el sistema inmunitario detecta una sustancia extraña llamada alergeno. En este sentido la urticaria puede ser causada por varios factores:

  • Alimentos. Muchos alimentos pueden desencadenar reacciones en personas con sensibilidad. Los mariscos, el pescado, el maní (cacahuate), los frutos secos, la soja, el trigo, los huevos y la leche son agentes causales frecuentes.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos pueden causar urticaria: agentes como penicilina, aspirina, ibuprofeno, naproxeno sódico y medicamentos para la presión arterial.
  • Alérgenos en el aire. El polen y otros alérgenos que inhalas pueden desencadenar la urticaria. Algunas veces acompañada de síntomas de las vías respiratorias superiores e inferiores.
  • Factores ambientales. Luz solar, la vibración que produce, por ejemplo, una cortadora de césped. Baños calientes, la presión sobre la piel por la ropa apretada o al rascarse, el estrés emocional, las picaduras de insectos y el ejercicio.
  • Tratamientos médicos o afecciones preexistentes. La urticaria también ocurren ocasionalmente en respuesta a transfusiones sanguíneas e infecciones provocadas por bacterias o virus como el de la hepatitis y el VIH.
  • Diferentes enfermedades sistémicas pueden acompañarse de urticaria. Se puede presentar en casos de artritis reumatoide, síndrome de Sjögren; en enfermedades malignas (carcinoma de recto, colon, pulmón, linfomas) o por desequilibrios hormonales a casua del hipertiroidismo, embarazo o menstruación.

En el 12-20% de las urticarias pueden encontrarse anticuerpos anti-tiroideos (antimicrosomales y/o antitiroglobulina) y de ellos un 25% presentan anormalidades en la función tiroidea.

La infección por Helicobacter pylori está presente en el 47% de los pacientes con urticaria , según un estudio europeo, al igual que procesos infecciosos bacterianos, tales como sinusitis, o amigdalitis recurrente pueden producir urticaria.

Los factores psicógenos como causa desencadenante y/o de mantenimiento de los brotes urticariales, aunque sigue siendo objeto de controversia, algunos autores lo estiman en el 10% de las urticarias crónicas.

A menudo, no se puede identificar una causa específica, especialmente en el caso de la urticaria crónica, ya que incluso tras una evaluación extensa tan sólo se descubre la causa en menos del 30 – 10 % de los casos, según las series publicadas.

¿Cómo diagnosticamos la urticaria?

El diagnóstico se realiza por la clínica. Las formas agudas, debido a que son autolimitadas, no requieren una mayor evaluación excepto en los casos de alergia a himenópteros, drogas o alimentos básicos (especialmente en lactantes).

Debe realizarse de rutina un hemograma con VSG, bioquímica sérica elemental, análisis de orina y, opcionalmente, radiografía de senos y dientes y test de aliento paraHelicobacter pylori.

También se le practica al paciente el denominado test de autosuero para determinar su severidad.

El resto de las exploraciones complementarias deben realizarse sólo de forma selectiva según el grado de sospecha.

En general la biopsia cutánea está indicada en aquellos casos de urticaria crónica idiopática que sean difíciles de manejar, y/o presenten lesiones atípicas (habones persistentes, manchas hemorrágicas o pigmentación residual) o se sospeche enfermedad multisistémica. 

El diagnóstico diferencial de la urticaria debe hacerse con el eritema multiforme (lesiones en diana) y más raramente con el prúrigo, eccema, psoriasis, dermatitis herpetiforme, penfigoide, eritema anular y toxicodermias. 

Tratamientos

La urticaría leve suele responder bien a un antihistaminico vía oral o parenteral. La urticaria más intensa en sus primeras horas de comienzo puede tratarse con adrenalina.

Si la urticaria fue inducida por un fármaco, puede tardar más en remitir hasta su eliminación completa.

El paciente debe evitar la ingesta de alimentos que contienen altas cantidades de histamina (mariscos, pescados, tomates, espinacas) o que son liberadores de altas cantidades de histamina (clara de huevo, marisco, pescado, carne de cerdo, tomate, fresas, piña, chocolate).

El paciente con historia de urticaria crónica presenta un problema terapéutico más complicado. Obviamente el mejor tratamiento será evitar la causa, pero como en la mayoría de los casos se desconoce, habrá que hacer entonces un tratamiento sintomático.

Dr. Oscar Aldrey Palacios

El doctor Oscar Aldrey Palacios es pediatra inmunólogo clínico, profesor asociado (ad honorem) del Instituto de Inmunología Dr. NicolásBianco de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresidente de la Sociedad Venezolana de Asma, Alergia e Inmunología (Svaai), epónimo del XXVII Congreso Nacional de la Svaai 2019, presidente actual del grupo Aria Internacional para Venezuela (encargado de dictar pautas para el manejo del asma y la rinitis alérgica) y fellow de la American Academy of Asthma Allergy and Inmunology (Faaaai), miembro de la Academia Europea de Alergia e Inmunología (Eaai) con más de 140 trabajos publicados, tanto de manera nacional como internacional.